Adiós a las turbulencias: dólar a la baja en diciembre

El efecto “ancla” es útil para ciertos sectores que negocian con la divisa, pero afecta lo que reciben las familias por concepto de divisas.

Dólar a la baja en diciembre y, presumiblemente, en el primer trimestre de 2021: efecto "ancla" que favorecería a unos sectores de la economía.. REUTERS/Gary Cameron
Dólar a la baja en diciembre y, presumiblemente, en el primer trimestre de 2021: efecto "ancla" que favorecería a unos sectores de la economía.. REUTERS/Gary Cameron

Al parecer la idea de que el dólar alcanzaría los $4000 pesos en diciembre no será una realidad por el comportamiento estable de la divisa en los primeros días del último mes de 2020.

Tan solo el primero de diciembre, la divisa norteamericana se cotizó en promedio en $3.556,81 pesos, mientras que la tasa representativa del mercado (TRM) estuvo muy cerca de los $3.591,84. Esto significó una pérdida de $35,06 pesos en la jornada.

La idea que ronda a analistas de alianza Valores y de DATA IRX es que esta tendencia a la baja está relacionada con el resultado electoral de Estados Unidos. La elección, y posterior confirmación, del presidente electo Joe Biden ha cambiado las tornas para una divisa que tuvo un comportamiento turbulento a lo largo de 2020.

Por ejemplo, en el primer trimestre del año, el cambio rozó los $4.000, e incluso superó este límite durante el inicio de la pandemia.

Muy distinto del panorama atemperado de diciembre, con un cambio a $3.580,10. y bajando, de acuerdo con el último reporte de la Bolsa de Valores al momento del cierre que dio un guarismo de $3.550 pesos.

La denominada volatilidad del dólar no es solo resultado de las elecciones norteamericanas sino también del contraste con el comportamiento de la divisa en el año.

Mientras la moneda norteamericana mantuvo un %5,44 durante la semana final de noviembre, su volatilidad anual fue de %17,51, un comportamiento estable para el cierre del ejercicio fiscal de 2020.

Lo anterior incide en un efecto “ancla”, en el que el dólar queda en un precio bajo que favorece transacciones comerciales para sectores de la economía que estaban en ascuas por la tendencia alzista.

Para los agricultores, cafeteros y exportadores de productos básicos, un dolar a la baja es crucial para sus transacciones económicas. La imagen de un dolar fuerte es distante de la realidad, dado que las tasas de interés que tendrían qué pagar los exportadores no les dejaría margen de ganancias en sus transacciones.

Quienes podrían ser los mayores beneficiados de un dólar a la baja son los representantes de las agroindustrias, que comprarán insumos a precios favorables, lo que incidirá en el mercado con bajas para los consumidores.

Otros actores que podrían ganar son quienes realizan transacciones con criptomonedas que, ante la baja del dólar, podrán alzar sus valores en un mercado desrregulado como el de las transacciones digitales.

Dólar a la baja en diciembre y, presumiblemente, en el primer trimestre de 2021: efecto "ancla" que favorecería a unos sectores de la economía. REUTERS/Marcos Brindicci
Dólar a la baja en diciembre y, presumiblemente, en el primer trimestre de 2021: efecto "ancla" que favorecería a unos sectores de la economía. REUTERS/Marcos Brindicci

Es de destacar que un dólar caro es favorable para las familias colombianas que reciben divisas del extranjero, pero negativo para el comportamiento general de la economía que se afecta en cuanto a la inflación.

Tan solo por este concepto, ingresaron en octubre $661,4 USD millones de remesas.

Pese a lo anterior, no parece que habrá alza en lo que resta de 2020, no solo por las condiciones globales de la economía, sino de un efecto de contracción luego de la crisis provocada por el coronavirus.

Para el caso colombiano, el incremento del 10% alcanzado en 2020 no presentará mayores fluctuaciones, por lo que es de prever que 2021 mantendrá esta tendencia en el primer trimestre.

También le puede interesar

Concejal solicita investigación disciplinaria para la alcaldesa Claudia López

Cannabis medicinal: llega Procannacol, asociación que incentiva prácticas justas en el mercado

Colombia, a la vanguardia de la protección medioambiental en la región andina