‘Navidad más segura’: el plan de Claudia López para los festejos decembrinos en medio de la pandemia

La alcaldesa busca que los bogotanos vivan una navidad tranquila a pesar de la crisis sanitaria.

‘Navidad más segura’ es el plan de Claudia López para evitar contagios en Bogotá como consecuencia de las fiestas decembrinas.
‘Navidad más segura’ es el plan de Claudia López para evitar contagios en Bogotá como consecuencia de las fiestas decembrinas.

Las populares fiestas navideñas de 2020 tendrán que celebrarse en medio de la emergencia sanitaria causada por la pandemia de la covid-19 por lo que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, lanzó este martes su plan, ‘Navidad más segura’, que busca evitar los contagios masivos durante esta época de fin de año.

La nueva estrategia de López tiene alrededor de 2.000 puntos, con los cuales espera hacer que las familias de la capital festejen tranquilamente. “Queremos que los ciudadanos puedan disfrutar esta época del año. Por eso, como lo hemos hecho hasta ahora, seguiremos trabajando con la Policía para combatir a las bandas, prevenir lesiones por pólvora y proteger a todos y todas en Navidad”, manifestó la mandataria local en una rueda de prensa.

La administración distrital se comprometió a reforzar los patrullajes, los operativos de control, la vigilancia y actividades de prevención en todas las localidades de la ciudad, como parte de las más de 2.000 acciones, que se resumen en siete puntos generales: aumento de unidades de seguridad, actividades en simultáneo en la ciudad, prohibición del uso y la venta de pólvora, restricción al consumo de alcohol, plan integral de seguridad vial y TransMilenio más seguro, plan integral de prevención y atención de violencias basadas en género y acciones en salud.

Las medidas propuestas por la alcaldía se dan luego de las críticas que recibió López por haber organizado un evento de bienvenida a la navidad con un alumbrado navideño en la localidad Ciudad Bolívar, en donde varios habitantes de la zona se aglomeraron y no cumplieron con las distancias que se requieren entre una persona y otra para evitar posibles contagios.

Con una disculpa por los hechos ocurridos durante la presentación del alumbrado navideño, la alcaldesa Claudia López aseguró que se encargaría, de la mano de su equipo, de reforzar las medidas para que esto no volviera a suceder, teniendo en cuenta los festejos que se acercaban con la llegada de diciembre. También explicó que no habrá toques de queda ni aislamientos zonales o medidas restrictivas.

La alcaldía puso a disposición de Bogotá a 4.450 personas entre policías, alcaldes y alcaldesas locales, gestores de convivencia, enlaces y referentes para garantizar la seguridad y la convivencia de los bogotanos.

“Hemos desarticulado 140 bandas este año y vamos a seguir, con este plan incrementaremos los esfuerzos para seguir reduciendo los índices de inseguridad en la ciudad y garantizarle a la ciudadanía una navidad tranquila”.

Y es que además de proteger a los bogotanos de posibles rebrotes de coronavirus en medio de los festejos propios de la navidad con el uso de la estrategia DAR con la estrategia, (Detecto, Aíslo y Reporto), para López también es una prioridad cuidar el entorno de la ciudad en todos los ámbitos.

La prohibición de la pólvora es uno de los puntos específicos y, según el comunicado oficial de la alcaldía, pretende que se realicen acciones pedagógicas para desincentivar el uso de estos artefactos que pueden causar serias lesiones en quien los manipule sin tener experiencia previa. El incumplimiento de la prohibición llevara a que se impongan sanciones a los padres y adultos responsables de niños y niñas que se sorprendan manipulando pólvora.

Además de ello, la ciudad tendrá a su disposición 180 unidades del Grupo Operativo en vía, 60 unidades de Policía de Tránsito, 50 grúas, y ocho puntos de control a velocidad. Se realizarán, también, 590 operativos de control en 138 estaciones; 9 portales de Transmilenio y 211 paraderos críticos en temas de seguridad del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

El consumo de alcohol tendrá las mismas restricciones que se han venido imponiendo en la ciudad desde septiembre de este año, es decir, se restringe la venta de licores entre las 9:00 de la noche y las 10:00 de la mañana a excepción de los restaurantes, estos establecimientos, y los gastrobares, tendrán permitida la venta y consumo de alcohol y comidas hasta las 12 de la noche.