Uno de los narcos más buscados por el FBI cayó en Barranquilla

Otras seis personas que harían parte de esta estructura criminal fueron capturadas gracias al trabajo conjunto de la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y el FBI.


infobae-image

Jonathan Pérez Santana alias Jonás fue capturado este fin de semana en Barranquilla, Atlántico.

De acuerdo con el general Fabio López Cruz, director de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJÍN), Jonás era el jefe de la red criminal, a quien además se le investiga por ordenar varios asesinatos, a través de alianzas con grupos criminales como La Terraza y Los Triana, que delinquen en el Valle de Aburrá para apoderarse de los alijos de cocaína que movilizaban sus socios.

Jonás, de origen dominicano y buscado desde 2011 por el FBI, es señalado por homicidio y tráfico de estupefacientes, resultado de diseñar un esquema criminal, con el que habría movido cocaína desde diferentes puntos del país para sacarla por el Pacífico colombiano.

Asimismo, seis de sus presuntos cómplices fueron capturados en Envigado y Medellín y Cali junto a material probatorio que puso en evidencia la estructura ilegal que utilizaba la organización.

Los capturados fueron identificados como Didier Alberto Restrepo González, quien se encargaría de almacenar y transportar la cocaína, y de ubicar y pagar a los sicarios; Pascual de Jesús Jaramillo Pérez, Javier Andrés Zapata Gutiérrez y Luis Fernando Jaramillo Pérez, quienes custodiaban y transportaban los estupefacientes por el territorio nacional; y finalmente, Gabriel Briñez Sánchez y Jessica Acosta Ruiz serían los encargados de organizar y almacenar la cocaína en los centros de acopio en el Valle del Cauca.

El grupo acopiaba la droga en Medellín e Ipiales, municipio cerca a la frontera con Ecuador, para luego llevarla a Cali y a la capital del país. Posteriormente, la droga era enviada a Buenaventura, punto de salida a Centroamérica, Estados Unidos y Europa.

Según afirmó una oficial de la Dijín que estuvo al frente de una investigación sobre el narcotraficante, en entrevista a El Tiempo, Jonás había llegado al país hace tres años y se había radicado en Medellín, donde tenía una empresa de promotores artísticos que utilizaba como fachada.

Asimismo, la oficial le manifestó al medio colombiano que, en junio de 2019, Jonás había sido victima de un atentado planificado por uno de sus socios.

Le propinaron cinco tiros. Tres en la cabeza y dos en el abdomen. Después lo arrojaron por un abismo y sobrevivió”, agregó la mujer a El Tiempo.

Por esa razón, el capo se trasladó a la capital del Atlántico para reforzar su seguridad, donde finalmente fue capturado.

Le podría interesar:

Se reportan más de 41 mil muertes confirmadas y sospechosas por COVID-19 en el país

“Se rasga vestiduras hipócritamente, pide verdad, pero impide reconstruir la guerra”: La respuesta de Mancuso a Duque

En Bogotá, habitantes de Suba exigen que se paren las obras en el humedal Tibabuyes