La campaña de la Secretaría de Movilidad para evitar más muertes por accidentes de tránsito

2019 cerró con un saldo de 505 víctimas fatales por siniestros de tránsito en la capital.

Una de las denuncias de la ciudadanía es que quienes conducen tricimotores no son precavidos con la velocidad. (Foto: Rafael Jaller)
Una de las denuncias de la ciudadanía es que quienes conducen tricimotores no son precavidos con la velocidad. (Foto: Rafael Jaller)

En lo corrido de la semana se han presentado decenas de accidentes de tránsito e infortunadamente, varias víctimas fatales, entre ellas, Angeline Lozada, una ciclista de 16 años que falleció arrollada por un bus de TransMilenio y Ada Cardozo, una mujer que murió después de ser atropellada por un bicitaxi.

Las cifras de las víctimas son muy altas y no son solo una tragedia para las familias, sino para la ciudad. Es por eso que la Secretaría de Movilidad de Bogotá decidió hacer una campaña para evitar que los número de fallecidos en siniestros viales sigan aumentando.

Frente al Museo Nacional se instauró un monumento que recuerda a las 505 víctimas fatales en accidentes de tránsito durante 2019. La estructura tiene una altura de 1,70 metros y contiene varios elementos representativos de todas las personas que se movilizan en la ciudad.

“Las fatalidades en el tránsito son prevenibles y cada pérdida humana en las vías es una tragedia para la ciudad. Este es un hecho devastador que termina de manera repentina con la historia, los sueños y los recuerdos de una persona, y tiene grandes consecuencias para sus familias. La invitación de la ciudad en esta semana es a rendirles homenaje a aquellas personas que ya no están. Recordemos que a todos nos esperan en nuestras casas y está en manos de todos, como sociedad, asegurarnos de que así sea”, afirmó, a través de un comunicado, Claudia Díaz, jefe de la Oficina de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad de Bogotá

La idea es que las personas que lo vean tomen conciencia de la importancia de ser prudentes en las calles, de la responsabilidad que llevan quienes conducen automóvil, moto o cicla con el resto de los ciudadanos y entre ellos mismos. Pues más allá de una muerte o una cifra más, detrás hay una familia.

“El objetivo de esta intervención es recordarle a la opinión pública que, detrás de esta gran cifra, están las historias de 505 personas: padres, abuelos, hijas e hijos, nietas y nietos, hermanos y hermanas que durante el 2019 no regresaron a sus casas y ya no están con sus seres queridos a causa de un siniestro vial”, aseguró la Secretaría de Movilidad en el comunicado.

El año pasado en Bogotá, en promedio, murió una persona cada 17 horas y 21 minutos, en medio de siniestros viales:

- 236 eran peatones (46,7 %)

- 138 eran usuarios de motocicletas (27,3 %)

- 68 eran ciclistas (13,5 %)

- 63 eran ocupantes de vehículos de cuatro o más ruedas

Por otro lado y para generar más conversaciones sobre los accidentes de tránsito, la Secretaría invitó a los ciudadanos que tengan relación con alguna historia fatal de siniestro, a compartir su relato a través de Twitter con el hashtag #HayHistoriasDetrásDeLasCifras.

“Detengámonos por un momento a pensar en todas esas personas que han fallecido o que han quedado con alguna lesión permanente por causa de un siniestro vial. Todas se habrían podido evitar. Queda el dolor y el sufrimiento de esas familias por la pérdida de un ser querido en un siniestro vial, que sin duda es un inmenso impacto que no desaparece. Para esas familias nuestro más sincero y respetuoso saludo y solidaridad en este día”, manifestó el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Felipe Lota, entidad que también se unió a la campaña.

Vea también: