Romaña y las verdades pendientes de las FARC

Tras la revelación de una carta enviada por alias Romaña a la dirigencia del Partido de las Farc, figuras del Centro Democrático y el Partido Liberal señalan la importancia de la verdad para la construcción de la paz en el país.

En la imagen un registro del presidente del partido FARC, Rodrigo Londoño (d), y del senador por la misma colectividad Juliá;n Gallo (i), en Bogot
a; (Colombia). EFE/Juan Diego López/Archivo
En la imagen un registro del presidente del partido FARC, Rodrigo Londoño (d), y del senador por la misma colectividad Juliá;n Gallo (i), en Bogot a; (Colombia). EFE/Juan Diego López/Archivo

Las reacciones no se hicieron esperar. A partir de lo revelado por alias Romaña, figuras políticas como Rafael Nieto, exviceministro de justicia, así como senadores del oficialismo y del Partido Liberal, han señalado que es momento de que el Partido de las Farc aclare ante la JEP su proceder en el tránsito de la ilegalidad a la reintegración. En lo que difieren ambos sectores es en las formas, mientras el Centro Democrático aprovecha la oportunidad para redoblar esfuerzos contra el alto tribunal, los liberales sugieren que la carta de alias Romaña es solo una parte de la verdad que debe conocer el país.

El exviceministro de Justicia, y candidato presidencial en ciernes por el partido Centro Democrático, Rafael Nieto opinó desde su cuenta de Twitter que : “La carta de Romaña demuestra lo que hemos venido diciendo: que algunos “desmovilizados” y no solo los “reincidentes” siguen traficando coca y que todavía guardan armas poderosas. Y prueba que las Farc siguen delinquiendo bajo las narices de la JEP”.

El hecho de que alias Romaña haga un inventario general del patrimonio de la guerrilla, significa para Nieto que las Farc delinquen sin que las autoridades puedan actuar de manera efectiva contra estos delitos. Asegura que las Farc siguen “delinquiendo de manera grave, porque Romaña los hace responsables de asesinatos, incluyendo a algunos de sus propios excompañeros. Además, que las Farc no entregaron los bienes, oro, tierras, casas, que tendrían que haber entregado para efecto de reparación de las víctimas. Hay evidentemente una fractura muy grave entre los reincidentes de las Farc y entre los que supuestamente se han quedado en el marco de la legalidad”.

Para Nieto, no hay forma de creer en el compromiso del Partido de las Farc si uno de sus antiguos miembros delata su proceder. Sin embargo, contra las presunciones de Loaiza, el senador del Partido Guillermo García Realpe recalcó que las palabras de Romaña deben ser interpretadas en un contexto amplio que tenga en cuenta el contexto histórico de un conflicto que duró 50 años. Afirmó en declaraciones para la Revista Semana que “habrán muchas crónicas e historias” sobre las que habrá que prestar mucha atención para evitar una radicalización que desestabilice el post-conflicto.

Alias Romaña envió una carta en la que solicita a la dirigencia del Partido de las Farc respetar pactos de silencio entre disidencias / Archiv  AFP 163/
Alias Romaña envió una carta en la que solicita a la dirigencia del Partido de las Farc respetar pactos de silencio entre disidencias / Archiv AFP 163/

“Lo que aquí duele es que ciertos sectores de la derecha nacional, no le van a creer a las Farc desmovilizadas, a los que ya tienen voceros en el Congreso de la República trabajando los asuntos políticos, y les van a creer a todo mundo menos a ellos, porque no estuvieron de acuerdo y nunca lo van a estar con el proceso de paz. Sus razones tendrán”, recalcó el senador quien subrayó que ahora “el portador de la verdad” sea un disidente con orden de captura como lo es Romaña.

Para el representante a la Cámara por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, un documento como el del guerrillero es “vergonzoso”, ya que evidencia que las Farc no han dicho la verdad al país. Señala que faltar a ella deja sin piso al proceso de paz que firmaron las partes en 2017, especialmente el funcionamiento de la JEP como garante de la verdad, la justicia y la reconciliación: “Aquí viene un tema probatorio y es si la JEP va a funcionar o no y aquí viene un gran reto institucional para el país, porque ya sabemos que no han entregado el oro, propiedades, que han escondido una serie de elementos, lo han venido diciendo diferentes autoridades”.

En cambio, Luis Fernando Velasco, senador del Partido Liberal, considera que la carta de Romaña no se debe asumir como verdad. En la misma línea de Realpe, afirma que surgirán muchas historias, pero que tampoco deben desecharse sino que deben ser objeto de evaluación, contraste y, sobre todo, verificación de pruebas, por lo que las palabras de Romaña, antes que desecharse o instrumentarse contra los acuerdos, deben estar sometidas a este proceso: “La verdad no es simplemente lo que diga alguien, la verdad tiene que ser contrastada. Si yo afirmo algo en un sentido o en otro, evidentemente tengo que acompañarlo con elementos probatorios que permitan que una autoridad judicial como la JEP, diga si eso es cierto o no”.

Pastor Alape firmando el acuerdo entre miembros del Gobierno y los excombatientes. - Foto - Consejería presidencial para la estabilización y la consolidación.
Pastor Alape firmando el acuerdo entre miembros del Gobierno y los excombatientes. - Foto - Consejería presidencial para la estabilización y la consolidación.

Mientras los sectores políticos debaten en torno a qué dijo o dejó de decir alias Romaña, excomandantes de las Farc aún no responden sobre esta carta y aguardan llamados de la JEP para allegar pruebas en casos de interés nacional, como el magnicidio de Gómez Hurtado o su rol en el reclutamiento de menores.

Lea más



ÚLTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS