Iván Duque se vistió de policía como señal de apoyo tras las protestas populares y quemas de estaciones

El presidente de Colombia apareció de sorpresa con el uniforme oficial y visitó a los miembros de la institución en el medio de los reclamos policiales tras la muerte de Javier Ordoñez a manos de 7 uniformados

desde Bogotá, Colombia
El presidente Iván Duque se vistió de Policía y posó junto con otros uniformados haciendo el saludo de honor.
El presidente Iván Duque se vistió de Policía y posó junto con otros uniformados haciendo el saludo de honor.

El presidente Iván Duque tomó por sorpresa al país al aparecer este miércoles en la madrugada vestido de policía y en varios de las estaciones policiales quemadas durante las protestas del pasado 9 de septiembre que se desencadenaron por el asesinato de Javier Ordóñez a manos de siete uniformados.

En clara señal de apoyo a la institución, el presidente Duque estuvo acompañando a los agentes de los Centros de Atención Inmediata (CAI) en Kennedy, Castilla y Ferias, los cuales fueron destruidos en medio de los enfrentamientos entre civiles y fuerza pública que dejaron 10 muertos por balas disparadas por policías y otras 72 personas heridas con armas de fuego.

Desmanes similares no habían tenido precedentes en Bogotá desde la toma y la retoma del Palacio de Justicia en 1985, como lo reconoció la alcaldesa de la capital, Claudia López, quien en un intento por apaciguar los ánimos en la ciudad, que amenazaban con seguir desbordados tras días seguidos de protestas y enfrentamientos entre civiles y Policía, decidió convocar un acto público de perdón donde se reconociera la responsabilidad de la institución en los asesinatos de Ordóñez y los diez manifestantes.

El presidente mostró su apoyo a los policías de Bogotá en un momento donde la institución es muy cuestionada por el abuso con el que reprimió las protestas de la semana pasada, dejando un saldo de 14 muertes.
El presidente mostró su apoyo a los policías de Bogotá en un momento donde la institución es muy cuestionada por el abuso con el que reprimió las protestas de la semana pasada, dejando un saldo de 14 muertes.

A este acto el presidente Duque no asistió, desencadenando una polémica pues la organización del evento dejó su silla vacía marcada con su nombre, resaltando la inasistencia del mandatario.

Por eso sorprende la aparición de Duque visitando los CAI vestido de policía, unas imágenes que se han vuelto virales en redes sociales y que han despertado críticas y exaltación por igual.

Por un lado, la ciudadanía afín al Gobierno respalda la posición del presidente de condenar los hechos vandálicos y apoyar irrestrictamente a la Fuerza Pública. Por el otro, muchos ciudadanos reclaman la falta de empatía del mandatario al primar los daños materiales que sufrieron las estaciones a las vidas que se perdieron por causa del abuso policial.

Para este sector de la opinión la posición del Gobierno frente a las muertes de civiles ha sido ambigua ya que en sus mensajes ha primado la exaltación y el llamado al respeto hacia la institución en un momento donde ante la ciudadanía ha perdido gran legitimidad.

Duque recorrió el interior de tres estaciones policiales quemadas el 9 de septiembre, en la primera protesta por el asesinato de Javier Ordóñez a manos de la Policía.
Duque recorrió el interior de tres estaciones policiales quemadas el 9 de septiembre, en la primera protesta por el asesinato de Javier Ordóñez a manos de la Policía.

Incluso se habla de impulsar una reforma constitucional que cambie la naturaleza militar de la Policía colombiana, la saque del Ministerio de la Defensa al Ministerio del Interior y la convierta en un cuerpo de vocación civil y enfoque de derechos humanos. Algo que viene promoviendo la alcaldesa de Bogotá pero a lo que el presidente ya dijo no.

Por su parte, el Gobierno insiste en señalar la responsabilidad individual de los policías que asesinaron a Ordóñez, y en hablar de “manzanas podridas” dentro de la institución, no de un problema estructural.

Además, ha sostenido que en las protestas del 9 de septiembre participaron infiltrados del ELN y disidencias de FARC que ya tenían coordinadas las acciones contra las estaciones policiales y que aprovecharon la manifestación para ejecutar su plan.

En reciente declaración ante el senado, Carlos Holmes Trujillo, manifestó: “Unos policías mataron a un ciudadano colombiano, deshonraron el uniforme, violentaron las normas de comportamiento ético, desconocieron todo el esfuerzo de formación de la institución”.

Presidente Iván Duque con miembros de la Policía Nacional en Bogotá.
Presidente Iván Duque con miembros de la Policía Nacional en Bogotá.

Horas después de estas declaraciones, el presidente Duque se vistió de policía y acompañó a otros uniformados, mostrando su solidaridad con ellos por las agresiones recibidas en las protestas.

Con la mano en el pecho y haciendo la señal de respeto a las instituciones de la patria, Duque llegó a reforzar a la policía.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

El ministro de Defensa de Colombia admitió la responsabilidad de policías en la muerte de un hombre en Bogotá que desató protestas en todo el país

El gobierno de Colombia denunció que las protestas fueron infiltradas por guerrilleros del ELN y disidencias de las FARC

La alcaldesa de Bogotá calificó como una “auténtica masacre” las muertes en las protestas contra la violencia policial

Noche de furia en Bogotá: por qué cientos de personas salieron a quemar las estaciones de policía

MAS NOTICIAS