General Hugo Martínez Poveda, exjefe del Bloque de Búsqueda encargado de perseguir a Pablo Escobar.
General Hugo Martínez Poveda, exjefe del Bloque de Búsqueda encargado de perseguir a Pablo Escobar.

El general Hugo Martínez Poveda, excomandante del Bloque de Búsqueda que dio cacería a Pablo Escobar, murió este domingo 22 de marzo en horas de la mañana, el alto oficial tenía 79 años y padeció de un infarto cuando se encontraba internado en el hospital de la Policía.

La muerte del general se da en un momento en el que el país se prepara para iniciar el aislamiento preventivo obligatorio, por lo que su velación, que tendrá lugar en el Centro Religioso de la Policía, se hará en ceremonia privada y guardando los protocolos del estado de emergencia sanitaria por el coronavirus.

Como jefe del Bloque de Búsqueda el general Martínez Poveda dirigía a 480 policías y militares en un grupo élite conformado para capturar vivo o muerto al capo del Cartel de Medellín.

El Bloque de búsqueda fue creado originalmente en 1989 durante el gobierno de Virgilio Barco bajo el nombre de “Grupo Élite”, operando hasta mediados de 1991 cuando Escobar se entregó a las autoridades y fue enviado a la cárcel La Catedral.

Después de esa primera etapa sus comandantes se fueron al exterior, entre ellos el general Martínez Poveda, quien se fue para España.

Pero al año siguiente Pablo Escobar escaparía de La Catedral y el entonces presidente César Gaviria llamaría nuevamente a Martinez Poveda para conformar nuevamente el grupo élite, pero ahora bajo el nombre de Bloque de Búsqueda.

Esta unidad especial contó con el entrenamiento de las Fuerzas Élites de los Estados Unidos además de la colaboración de la D.E.A y el acceso a la tecnología de punta disponible en la época.

El Bloque de Búsqueda contó con el apoyo de Estados Unidos, en especial dela DEA en la cacería contra Pablo Escobar.
El Bloque de Búsqueda contó con el apoyo de Estados Unidos, en especial dela DEA en la cacería contra Pablo Escobar.

El Bloque de Búsqueda con Martínez Poveda a la cabeza, finalmente le dio de baja al capo narco el 2 de diciembre de 1993.

Aunque sus miembros eran policías élite, especialmente seleccionados por no presentar sospechas de corrupción o recibir sobornos de los narcos -algo muy común en la Policía por esa época- esta unidad no estuvo exenta de escándalos, ya que habría recibido apoyo de Los Pepes (Perseguidos Por Pablo Escobar) un grupo paramilitar de narcotraficantes enemigos del capo del Cartel de Medellín que fueron esenciales para su muerte.

Uno de sus miembros, Diego Murillo, alias “Don Berna” - excomandante del Bloque mMetro de las Autodefensas Unidas de Colombia – ha dicho en su libro “Así Matamos al Patrón”, que fue su hermano Rodolfo Murillo quien ultimó a Escobar.

Pablo corría por el techo cuando mi hermano llegó a la ventana, le apuntó y le disparó a la cabeza con su fusil M­16 calibre 5.56 (...). Pocos minutos después, llegó el mayor (Hugo) Aguilar con sus hombres y nos abrazó a mí, a ‘Semilla’ y al teniente (Hugo Martínez) Bolívar. Nos felicitó, estaba feliz y había euforia, tiros al aire y gritos de ¡Viva Colombia! Me pidió que me retirara, pues venía la prensa y no era conveniente que me vieran allí”, escribe en un apartado del Libro.

Miembros del Bloque de Búsqueda al rededor del cadáver de Pablo Escobar, capo del Cartel de Medellin.
Miembros del Bloque de Búsqueda al rededor del cadáver de Pablo Escobar, capo del Cartel de Medellin.

Estas afirmaciones fueron desmentidas por el Martínez Poveda, que en declaración de 2014 a El Tiempo, negó la versión del exjefe paramilitar. Él siempre ha sostenido que en dicha operación solo participaron miembros de la policía y del Ejército y que entre quienes llegaron al tejado donde dieron de Baja a Escobar estaba el mayor Hugo Aguilar y el teniente Hugo Martínez Bolívar, hijo del general, quien fue el responsable de interceptar la llamada que Escobar hizo a su hijo y que finalmente le causaría la muerte.

Para sus compañeros de las Fuerzas Pública, Martínez Poveda fue un hombre de una conducta impoluta e intachable, por lo que será despedido con todos más altos honores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: