Aída Merlano es escoltada por efectivos de las fuerzas de seguridad venezolanas antes de una audiencia en un tribunal en Caracas, Venezuela, 6 de febrero, 2020. Palacio de Miraflores Vía/REUTERS
Aída Merlano es escoltada por efectivos de las fuerzas de seguridad venezolanas antes de una audiencia en un tribunal en Caracas, Venezuela, 6 de febrero, 2020. Palacio de Miraflores Vía/REUTERS

La ministra de Justicia de Colombia, Margarita Cabello, ha rechazado este jueves las declaraciones de la ex congresista Aída Merlano y ha culpado al régimen de Nicolás Maduro de estar “produciendo un show mediático”, después de que la prófuga colombiana denunciara ante la Justicia de Venezuela que temía por su vida y que estaba siendo “perseguida” por el presidente de su país, Iván Duque.

Cabello ha calificado de “oportunistas” las palabras de Merlano, detenida en Venezuela tras haber estado cuatro meses fugada de la Justicia de Colombia, que la reclama tras haber sido condenada a 15 años por la compra de votos que la hicieron senadora. No obstante, la que fuera congresista por el Partido Conservador ha asegurado que existe un plan para acabar con ella debido a la extensa información de la que dispone y que podría hacer “caer” a altos cargos de la política colombiana.

Las declaraciones de Merlano, ha apuntado Cabello, “son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro que busca atacar la honra del presidente de la república, e intenta vulnerar la credibilidad de las instituciones colombianas”.

Estoy siendo perseguida por el presidente de mi país, quieren asesinarme”, ha declarado este jueves Merlano en una vista preliminar por las acusaciones de usurpación de identidad y posesión de documentos falsos por las que fue detenida en el estado de Zulia, en el norte de Venezuela, hace poco más de una semana.

Aída Merlano. Miraflores Palace/Handout via REUTERS
Aída Merlano. Miraflores Palace/Handout via REUTERS

La ministra de Justicia ha criticado que Maduro esté “representando un show mediático” en lugar de “entregar inmediatamente a la señora Aída Merlano a las autoridades para que cumpla su condena en Colombia”.

Acompañada por el director de la Policía, Oscar Atehortúa, durante su intervención, Cabello ha repasado la cronología del caso de Merlano, así como su fuga, recordando que el Gobierno de Colombia depuró responsabilidades cesando e investigando a todas aquellas personas que de una u otra manera estuvieron implicados en la huída de la ex congresista.

Merlano ha denunciado este jueves ante un tribunal de Caracas, Venezuela, que en Colombia corre peligro, ya que está siendo “perseguida” Duque, al disponer, ha dicho, de pruebas suficientes para hacer “caer” a varias figuras destacadas de la clase política de su país.

Siempre fui un peligro por toda la información que manejaba. Tengo pruebas, vídeos, audios, pruebas escritas, contratos y licitaciones amañadas. Todos caerían con las pruebas que yo tengo”, ha advertido Merlano durante la vista preliminar del juicio por falsificación de documentos y usurpación de identidad al que tendrá que hacer frente.

Aida Merlano escoltada por las fuerzas de seguridad venezolanas
Aida Merlano escoltada por las fuerzas de seguridad venezolanas

Merlano ha pedido protección a las autoridades venezolanas y se ha disculpado por haber entrado de manera ilegal en el país, achacándolo a la “desesperación” que padecía en ese momento, pues, ha dicho, estaba segura de que iba a ser asesinada.

En ese sentido, Merlano ha pedido a Nicolás Maduro, que interceda por ella a nivel internacional y que permita que el juicio sea celebrado en territorio venezolano, ya que teme por su vida.

Estoy siendo perseguida por el presidente de mi país, quieren asesinarme”, ha asegurado Merlano, quien ha contado como su ex marido Julio Gerlein, miembro de una de las castas políticas más influyentes de Colombia, y el senador por Cambio Radical, Arturo Char, colaboraron en su fuga, pero con el objetivo de asesinarla.

“Yo no estaba fugada, a mí me secuestraron”, ha insistido la excongresista, quien ha explicado cómo tras ser ayudada por estas personas a fugarse fue trasladada a una finca de la ciudad de Valledupar, norte de Colombia, en donde se le comunicó que sería asesinada, por lo que huyó a Venezuela, donde fue detenida por las autoridades de ese país acusada de falsificación de documentos y usurpación de identidad, así como de entrada ilegal en el territorio.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: