Científicos lograron identificar cuál podría ser el dinosaurio más largo que haya existido

Un nuevo estudio indica que lo que se creía que eran tres animales distintos en realidad era uno solo

Supersaurus alcanzó al menos 39 metros de longitud, las estimaciones más altas lo ubican en los 42 metros. (Sean Fox / Fossil Crates)
Supersaurus alcanzó al menos 39 metros de longitud, las estimaciones más altas lo ubican en los 42 metros. (Sean Fox / Fossil Crates)

Por años el título al dinosaurio más largo del mundo ha estado vacante, todo producto de una antigua confusión de fósiles que hasta hace muy poco los científicos lograron solucionar gracias al avance tecnológico y al descubrimiento de nuevos huesos del Supersaurus, quien se hizo definitivamente con el galardón.

Al igual que otros dinosaurios extremadamente largos, Supersaurus es un diplodócido, un saurópodo de cuello largo cuya cola en forma de látigo es larguísima. Este dinosaurio siempre ha sido visto como uno de los más largos, pero las investigaciones ahora muestran que “este es el dinosaurio más largo basado en un esqueleto decente”, ya que otros restos de dinosaurios son fragmentarios y es un desafío estimar con precisión su longitud.

Así se lo explicó a Live Science Brian Curtice, paleontólogo en el Museo de Historia Natural de Arizona, quien encabeza la investigación.

Cuando Supersaurus estaba vivo, hace unos 150 millones de años durante el período Jurásico, excedía los 128 pies (39 metros) y posiblemente incluso alcanzó los 137 pies (42 metros) desde el hocico hasta la cola, según la nueva investigación de Curtice.

Incluso su tamaño “más corto” rompe récords; a 128 pies, el dinosaurio habría sido más largo que otro contendiente: Diplodocus, que podría alcanzar longitudes de 108 pies (33 metros), según un estudio de 2006 de un espécimen conocido como Seismosaurus en el Museo de Historia Natural y Boletín de Ciencias de Nuevo México.

La investigación, que aún no se ha publicado en una revista revisada por pares, se presentó en línea el 5 de noviembre en la conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados.

El nuevo hallazgo lleva casi 50 años en proceso; el primer espécimen de Supersaurus fue descubierto en 1972 en un lecho de huesos hasta los topes, en lo que era básicamente una “ensalada de huesos”, dijo Curtice. Por lo tanto, no quedó claro de inmediato qué huesos pertenecían a la bestia.

Esa ensalada de huesos fue excavada por el trabajador de campo de dinosaurios Jim Jensen, quien recolectó y preparó fósiles para la Universidad Brigham Young en Utah, en Dry Mesa Dinosaur Quarry en Colorado. Jensen descubrió un escapulocoracoide de 8 pies de largo (2,4 metros), dos huesos fusionados que forman la cintura escapular en dinosaurios adultos y otros reptiles.

Un individuo de Supersaurus fue encontrado en Colorado y dos fueron desenterrados en Wyoming. (Cajas de fósiles)
Un individuo de Supersaurus fue encontrado en Colorado y dos fueron desenterrados en Wyoming. (Cajas de fósiles)

La cantera también contenía huesos adicionales que Jensen pensó que pertenecían a otros dos dinosaurios saurópodos, a los que años más tarde llamó Ultrasauros y Dystylosaurus.

Las noticias de los huesos bestiales llegaron a los titulares. El público estaba intrigado de que existiera un dinosaurio más grande que Brachiosaurus, entonces considerado el dinosaurio más largo, según el blog Sauropod Vertebra Picture of the Week (SV-POW), dirigido por los paleontólogos Michael Taylor y Mathew Wedel.

Por cierto, un periodista nombró a la bestia más grande Supersaurus en el frenesí que siguió a su descubrimiento.

En 1985, Jensen publicó un estudio en la revista Great Basin Naturalist anunciando el descubrimiento de tres nuevos dinosaurios saurópodos de la cantera. Sin embargo, Jensen no era un paleontólogo capacitado y cometió algunos errores con su análisis.

A lo largo de los años, los paleontólogos han debatido si Ultrasauros y Dystylosaurus son géneros válidos o si, como cree Curtice, sus huesos se identificaron erróneamente y en realidad todos pertenecen a un solo Supersaurus.

Esta reclasificación de tres dinosaurios en uno proporciona un espécimen de Supersaurus más completo para que lo estudien los científicos, lo que es útil para estimar su longitud.

Entonces, ¿cómo pueden tres dinosaurios convertirse en uno? Descubriendo los errores del pasado. Por ejemplo, uno de los escapulocoracoides de la cantera es unas 10 pulgadas (25 centímetros) más largo que el otro, lo que llevó a muchos científicos a creer que pertenecía a otro género de dinosaurios.

Pero cuando Curtice lo inspeccionó, descubrió que el hueso más largo estaba realmente distorsionado debido a las grietas.

“Si juntas todas las grietas, [los escapulocoracoides] son básicamente del mismo tamaño”, dijo.

También encontró deformidades, provocadas por fuerzas ambientales, en huesos atribuidos a Dystylosaurus y otros géneros, y demostró que estos huesos, de hecho, pertenecían a Supersaurus.

Además, no se encontraron otros huesos de saurópodo excesivamente grandes cerca. Por el contrario, todos los huesos grandes de aspecto diplodócido se encontraron en un bolsillo de la cantera, y no había huesos duplicados (lo que significa que solo hay un escapulocoracoide izquierdo y un escapulocoracoide derecho, por ejemplo), dijo Curtice.

Huesos de Supersaurus de Dry Mesa Dinosaur Quarry en Colorado. (Daniel Barrera Guevara / Fossil Crates)
Huesos de Supersaurus de Dry Mesa Dinosaur Quarry en Colorado. (Daniel Barrera Guevara / Fossil Crates)

Y todos los huesos de dinosaurios masivos son aproximadamente del mismo tamaño, por lo que probablemente todos pertenezcan a un solo individuo: el Supersaurus, dijo Curtice.

Desde el hallazgo original, otros paleontólogos han descubierto esqueletos parciales que se cree que son Supersaurus, incluido uno apodado “Jimbo” y otro apodado “Goliat”, en Wyoming. Sin embargo, los investigadores aún tienen que identificar formalmente a Goliat como un Supersaurus en una revista revisada por pares.

Así, con su estimación de longitud de 39 a 42 metros, el Supersauros se alzaría victorioso como el dinosaurio más largo jamás registrado y solo aguarda a que los hallazgos de Curtis sean validados por la comunidad científica para recibir un título del que será muy difícil destronarlo.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR