La variante Delta puede evadir terapias con anticuerpos monoclonales, pero las dos dosis de la vacuna logran neutralizarla

Así lo indicó uno de los últimos estudios al respecto que se hizo en Francia y fue difundido en la revista Nature. Expertos de diferentes países consideran que hoy las dos dosis siguen brindando una adecuada protección contra cuadros graves de COVID-19

Hasta ahora la mayoría de los estudios científicos demuestran que las dos dosis de las vacunas brindan alta protección contra la variante Delta del coronavirus para reducir el riesgo de complicaciones y muertes (NIAID)
Hasta ahora la mayoría de los estudios científicos demuestran que las dos dosis de las vacunas brindan alta protección contra la variante Delta del coronavirus para reducir el riesgo de complicaciones y muertes (NIAID)

Más de 186 millones de personas han sido diagnosticadas con la enfermedad COVID-19 en el mundo. Más de 4 millones han muerto por complicaciones generadas por la infección, y aún la vacunación está muy lejos de llegar a toda la humanidad. Sólo el 25,3% de la población ha podido acceder a una dosis. Mientras tanto, crece la preocupación por la variante Delta del nuevo coronavirus que ha conseguido ser más transmisible y ha provocado repuntes de casos en diferentes regiones del mundo. Sin embargo, acceder a las dos dosis de las vacunas contra el COVID-19 es hoy la medida más efectiva para conseguir alta protección.

El doctor Anthony Fauci, principal asesor en los Estados Unidos en materia de coronavirus, calificó a Delta como una “variante desagradable”. “Está muy claro que se trata de una variante desagradable. Tiene una capacidad de transmisión de persona a persona mucho mayor”, dijo Fauci a la cadena de televisión ABC. Pero señaló las vacunas “están funcionando muy bien” y sí protegen contra la variante Delta.

En la actualidad, “ya hay datos sobre varias de las vacunas que implican la aplicación con 2 dosis para prevenir complicaciones, hospitalizaciones y muertes por COVID-19″, dijo a Infobae la doctora Daniela Hozbor, investigadora principal del Conicet en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular y profesora titular de la Universidad Nacional de La Plata. “A través de distintos trabajos se ha mostrado la capacidad neutralizante de los sueros de personas vacunadas con AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, o Sputnik V, entre otras. Se puede evidenciar una reducción de esa capacidad frente a la variante Delta respecto del virus original o la variante Alfa. Aunque la eficacia se reduce un poco según cada vacuna, hoy las dos dosis siguen brindando una adecuada protección”, explicó la científica argentina.

La mayoría de las vacunas siguen brindando alta protección contra la variante Delta del coronavirus. El investigador Denis Logunov, subdirector del Centro de Investigación Gamaleya y desarrollador de la Sputnik V, dijo días atrás que su eficacia contra la variante Delta de coronavirus "es superior al 90%" (REUTERS/Tatyana Makeyeva)
La mayoría de las vacunas siguen brindando alta protección contra la variante Delta del coronavirus. El investigador Denis Logunov, subdirector del Centro de Investigación Gamaleya y desarrollador de la Sputnik V, dijo días atrás que su eficacia contra la variante Delta de coronavirus "es superior al 90%" (REUTERS/Tatyana Makeyeva)

Un nuevo estudio realizado por científicos del Instituto Pasteur de Francia y publicado por la prestigiosa revista Nature aportó más detalles sobre la variante Delta. Encontraron en el laboratorio en París que esa variante fue capaz de evadir los fármacos de anticuerpos monoclonales como el bamlamivimab y los anticuerpos naturales producidos en el organismo humano tras la infección o la vacunación.

Al observar ambos tipos de anticuerpos en la sangre extraída de 162 pacientes y cómo reaccionaban a Delta, los investigadores del Instituto Pasteur de Francia encontraron una menor protección contra la variante que contra otras tres variantes también notables por la facilidad con que se propaga de persona a persona.

“Este es un estudio importante para confirmar la propiedad de escape inmune de Delta, que es una característica que se suma a su mayor transmisibilidad, lo que la convierte en la versión más formidable del virus hasta la fecha”, dijo Eric Topol, director y fundador del Instituto de Investigación Traslacional Scripps en los Estados Unidos, quien no participó en el estudio.

Los resultados del estudio en Francia remarcaron la eficacia de las vacunas contra la variante Delta si las personas reciben las dos dosis recomendadas. También destacan la inmunidad añadida que una sola dosis de la vacuna proporciona a las personas previamente infectadas con otra variante del coronavirus.

Un estudio realizado en el Instituto Pasteur de Francia reveló que la falta de protección contra Delta, en comparación con otras dos variantes recientes -Alfa y Beta- y una variante de referencia similar al virus primitivo, era más pronunciada en personas no vacunadas y no infectadas (REUTERS/Charles Platiau/File Photo)
Un estudio realizado en el Instituto Pasteur de Francia reveló que la falta de protección contra Delta, en comparación con otras dos variantes recientes -Alfa y Beta- y una variante de referencia similar al virus primitivo, era más pronunciada en personas no vacunadas y no infectadas (REUTERS/Charles Platiau/File Photo)

“Todos los datos demuestran que las personas que están totalmente vacunadas siguen disfrutando de una sólida protección contra Delta y todas las demás variantes descritas hasta ahora”, dijo Angela Rasmussen, viróloga e investigadora científica afiliada al Centro Georgetown para la Ciencia y la Seguridad de la Salud Global y a VIDO-InterVac en la Universidad de Saskatchewan. “Delta sigue siendo una amenaza principalmente para las personas no vacunadas o parcialmente vacunadas”.

El estudio reveló que la falta de protección contra Delta, en comparación con otras dos variantes recientes -Alfa y Beta- y una variante de referencia similar al virus primitivo, era más pronunciada en personas no vacunadas y no infectadas.

Delta representa hoy más de la mitad de las infecciones por COVID-19 en Estados Unidos, según las estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Esa proporción se dispara en ciertos estados y se dispara en países donde los niveles de vacunación son más bajos.

Los anticuerpos de 56 personas infectadas por el coronavirus en el pasado no neutralizaron muy bien a Delta, pero tras una dosis de las vacunas desarrolladas por la Universidad de Oxford/AstraZeneca, Pfizer/BioNTech o Moderna, los anticuerpos de las 56 neutralizaron las cuatro variantes. Esto se debe a que hoy un mayor rango tanto la magnitud como en la potencia de las respuestas inmunes en la infección en comparación con la vacunación.

En las personas no infectadas que sólo recibieron la primera dosis de la vacuna, sus anticuerpos no estuvieron a la altura hasta después de la segunda dosis, momento en el que la protección frente a Delta aumentó hasta el 88% de las personas estudiadas por AstraZeneca y el 100% por Pfizer/BioNTech.

“Los datos sobre una fuerte reducción de la neutralización en personas con una sola inyección son coherentes con los datos del mundo real sobre Delta de personas parcialmente vacunadas, que muestran que las personas con una sola inyección no tienen mucha protección contra Delta en relación con las personas no vacunadas”, dijo Rasmussen.

“Es tranquilizador ver que un régimen de dos dosis protege contra todas las variantes conocidas hasta ahora”, dijo Rasmussen (EFE/ Fernando Villar)
“Es tranquilizador ver que un régimen de dos dosis protege contra todas las variantes conocidas hasta ahora”, dijo Rasmussen (EFE/ Fernando Villar)

Los anticuerpos monoclonales no pudieron unirse a la proteína de espiga de la variante Delta, según el estudio, lo que les impidió neutralizar el virus. Al igual que otras variantes preocupantes, Delta alberga cambios en la proteína de espiga característica que da nombre al coronavirus. “Demostramos que la mayor transmisibilidad de la variante Delta está asociada a una resistencia parcial a la neutralización por parte de los anticuerpos”, dijo Olivier Schwartz, jefe de la Unidad de Virus e Inmunidad del Instituto Pasteur y coautor del estudio. “Es tranquilizador ver que un régimen de dos dosis protege contra todas las variantes conocidas hasta ahora”, dijo. Pero alertó que “el virus probablemente seguirá evolucionando”.

El 22 de mayo pasado, se había difundido un estudio de la agencia sanitaria del Reino Unido (Public Health England) que había encontrado que una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca o Pfizer redujo el riesgo de una persona de desarrollar síntomas de COVID-19 causados por la variante Delta en un 33%, en comparación con el 50% de la variante Alfa. Una segunda dosis de la vacuna AstraZeneca aumentó la protección contra Delta al 60% (en comparación con el 66% contra Alfa), mientras que dos dosis de la vacuna de Pfizer tuvieron una efectividad del 88% (en comparación con el 93% contra Alfa).

La directora científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, aclaró días atrás que “hay estudios de países en los que predomina la variante Delta que demuestran que las personas que han sido vacunadas tienen muchas menos probabilidades de terminar en el hospital. Y se necesita el ciclo completo de vacunación para que la inmunidad sea completa y proteja contra la variante Delta”.

El viernes pasado, un grupo de científicos que asesora al gobierno francés en materia de sanidad advirtió que es necesario que se vacune hasta el 95% de las personas para frenar la propagación de la variante Delta del coronavirus. Con el aumento de los casos en Europa, “una cuarta ola vinculada a la variante Delta podría golpear rápidamente, con repercusiones para el sistema de salud a pesar de los altos niveles de vacunación”, dijo el Consejo Científico.

Un grupo de científicos que asesora al gobierno de Francia en materia de sanidad advirtió que es necesario que se vacune hasta el 95% de las personas para frenar la propagación de la variante Delta del coronavirus (REUTERS/Sarah Meyssonnier)
Un grupo de científicos que asesora al gobierno de Francia en materia de sanidad advirtió que es necesario que se vacune hasta el 95% de las personas para frenar la propagación de la variante Delta del coronavirus (REUTERS/Sarah Meyssonnier)

“No podremos controlar la epidemia a menos que entre el 90% y el 95% de las personas estén vacunadas o infectadas”, añadieron los científicos. Hasta ahora, sólo la mitad de los franceses han recibido una primera dosis y el 40% dos vacunas, y el gobierno pretende que dos tercios -35 millones- estén totalmente protegidos para finales de agosto.

Esta semana, varios Estados miembros de la Unión Europea están manteniendo o reimponiendo las restricciones por el avance de la variante Delta. El país más afectado es Holanda, donde volvieron a subir los casos dramáticamente y ha llevado a las autoridades a revertir algunas medidas de relajación. Desde el sábado, los cafés y bares holandeses deben cerrar a medianoche, mientras que los clubes nocturnos y las discotecas deben permanecer cerrados por completo. El gobierno ha suspendido su plan de “prueba de acceso” para las discotecas y otros locales de ocio nocturno -aunque no para los teatros y estadios deportivos con aforo limitado- hasta al menos el 14 de agosto. Los menores de 25 años representan la mayor parte de los nuevos contagios.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR