Gran parte del mundo está pendiente esta tarde del eclipse total de Luna que se puede observar en algunos países en vivo. Y en el resto, en directo a través de distintas transmisiones de internet.

Pero, ¿por qué la Luna se tiñe de rojo? ¿Por qué se lo nombra como eclipse de luna de sangre?

Los eclipses lunares ocurren cuando el satélite terrestre pasa por la sombra de la Tierra, lo que no sucede todos los meses, porque la órbita de la Luna está inclinada con respecto a la de la Tierra-Sol (eclíptica).

 
Así se vio el eclipse de este 27 de julio en Berlín (AFP)
Así se vio el eclipse de este 27 de julio en Berlín (AFP)

El color rojizo que adopta la Luna, por lo cual el fenómeno recibe el nombre de eclipse de luna de sangre, se explica por el hecho de que la atmósfera terrestre desvía los rayos rojos de la luz solar hacia el interior del cono de sombra, y la Luna puede reflejarlos.

La atmósfera de la Tierra, que se extiende unos 80 kilómetros más allá del diámetro de nuestro planeta, actúa como una lente que desvía la luz del Sol.

Según determinadas condiciones atmosféricas, y especialmente la contaminación, la Luna podrá adquirir un gris rojizo muy oscuro, o teñirse de un rojo más intenso si no hay partículas en la atmósfera.

La atmósfera terrestre distorsiona los rayos de luz y crea una tonalidad rojiza en nuestro satélite natural
La atmósfera terrestre distorsiona los rayos de luz y crea una tonalidad rojiza en nuestro satélite natural

Así, la Luna adquiere el resplandor cobrizo tan característico del denominado eclipse de luna de sangre, según explica el Instituto de Astrofísica de Canarias.

La fase de totalidad del eclipse durará una hora y 43 minutos, con lo que será el más largo del siglo XXI, comenzado a las 19:30 horas GMT, y la Luna empezará a eclipsarse (entrada en la sombra terrestre) a las 18:23 GMT.

El momento más cautivador del eclipse, es decir el de la umbra, será cuando la Luna esté completamente en el cono de sombra proyectado por la Tierra. Se iniciará a las 19:30 GMT y terminará a las 21:13 GMT.

Durante la penumbra, la Luna comenzará a se eclipsada por la Tierra
Durante la penumbra, la Luna comenzará a se eclipsada por la Tierra

Durante la fase, la Luna reflejará un tono rojizo, que le otorga popularmente el nombre de luna de sangre. El fenómeno, aparte de ofrecer un acontecimiento único por su espectacular color, también sirve para que los astrónomos puedan conocer el estado de la atmósfera terrestre.

Para poder disfrutar del eclipse, no es necesario ni un telescopio, ni prismáticos, ni cualquier otro instrumento óptico, aunque siempre ayuda para apreciar la luna más de cerca. Simplemente se necesita cierta altura, buena visibilidad y que no haya ningún elemento que oculte la visión del fenómeno. Hay que estar atentos al Este para poder divisar la luna llena apenas aparezca por el horizonte.

Además, en esta ocasión, el fenómeno casi coincide en fecha con el día en el que el planeta rojo (Marte) brillará con más intensidad debido a la cercanía con la Tierra, de tan solo 56 millones de kilómetros, algo que no sucedía desde 2003 y que no volverá a repetirse hasta 2035.

SEGUÍ LEYENDO