Los hermanos Isaías, ex propiertarios de Filanbanco, desistieron de una demanda en contra de Ecuador por USD 2.000 millones

Pedían esa cifra como resarcimiento económico por la incautación de sus bienes y luego de que finalmente la Justicia los declarar inocentes

William y Roberto Isaías
William y Roberto Isaías

Los hermanos William y Roberto Isaías Dassum, expropietarios de Filanbanco, desistieron de demandar al Ecuador por USD 2.000 millones, luego de que el más alto tribunal de justicia del país los declarara inocentes del delito de peculado. Los hermanos Isaías pretendían que el Ecuador los reparara por los perjuicios que el Estado les habría causado al incautar sus bienes y empresas.

Los hermanos Isaías son conocidos por haber incrementado su riqueza a fines de los años noventa cuando colapsó Filanbanco, durante el feriado bancario. En ese episodio que aún los ecuatorianos recuerdan, miles de clientes perdieron sus ahorros. Por esto, fueron sentenciados en ausencia en el 2012 por peculado. El caso investigó el abuso de fondos de préstamos de liquidez entregados por el Banco Central del Ecuador a Filanbanco de septiembre a diciembre de 1998.

A pesar de esto, en mayo de 2021, la Corte Nacional de Justicia los declaró inocentes.

Con la resolución de la Corte, los Isaías plantearon demandar al Estado ecuatoriano por supuestas “incautaciones ilegales” de sus bienes. Sin embargo, este 26 de septiembre se conoció que los abogados de los hermanos Isaías, Ricardo Noboa Bejarano y Esteban Noboa Carrión, presentaron un escrito en el Tribunal de lo Contencioso del Guayas para desestimar la demanda en contra del Estado: “Dado que la justicia constitucional ha ordenado al Estado ecuatoriano la reparación integral y señalado los rubros respectivos (...), y a fin de evitar, al momento en que se liquiden los daños, una eventual duplicación de valores, es necesario esperar la liquidación exacta de los mismos a fin de volver a establecer, con exactitud, el monto de lo que corresponde al Estado por su responsabilidad objetiva si la hubiere. En consecuencia, procedemos, como procuradores judiciales, a desistir de la demanda presentada el 22 de diciembre de 2021, reservándonos los derechos que nos concede la ley”.

Además, en el oficio la defensa de los Isaías explica que “la Sala Constitucional de apelación ratificó la sentencia del juez de primera instancia y ordenó la devolución de bienes y reparación de daños. No tiene sentido seguir una demanda civil por los mismos daños”.

Los abogados de los Isaías se refieren a la decisión del juez constitucional Johny Lituma que, en abril pasado, fue ratificada por un tribunal de la Corte Provincial del Guayas. En la resolución del juez se dispuso la devolución de los bienes y empresas incautadas de los Isaías. Esta decisión se generó en atención a una acción de medidas cautelares.

El juez Lituma también dispuso el pago del justo precio de los bienes incautados “y que no pueden ser restituidos por haber desaparecido, ser negocios en liquidación, empresas liquidadas o haber sido objeto de traspaso de dominio a terceros de buena fe; y una indemnización por los daños materiales e inmateriales”, según recogió El Universo.

Aunque el Estado intentó apelar la decisión del juez a través de varias instituciones como la Procuraduría General del Estado, el Banco Central del Ecuador, la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), el Ministerio de Agricultura y la Unidad de Gestión y Regularización de la Presidencia, la sentencia no se modificó y ahora está en firme.

William y Roberto Isaías Dassum, ex dueños de Filanbanco, quienes inicialmente fueron condenados por delito doloso, ahora demandan al Estado ecuatoriano por una cifra no menor a los USD 2 mil millones que exigen al Estado del Ecuador.
William y Roberto Isaías Dassum, ex dueños de Filanbanco, quienes inicialmente fueron condenados por delito doloso, ahora demandan al Estado ecuatoriano por una cifra no menor a los USD 2 mil millones que exigen al Estado del Ecuador.

En julio de 2008, durante el gobierno de Rafael Correa, la Agencia de Garantía de Depósitos incautó los bienes y empresas de los Isaías para cubrir una diferencia de más de USD 660 millones de Filanbanco, según estableció la firma especializada en auditorías Deloitte. Los decomisos de las propiedades de los Isaías incluían alrededor de 200 bienes como empresas agrícolas, petroleras, medios de comunicación, etc.

Los Isaías siempre negaron la deuda que se les atribuía, así como el delito de peculado por el que fueron sentenciados en el 2012.

El Tribunal de lo Contencioso del Guayas ha llamado a las partes a comparecer este miércoles, 28 de septiembre, para que dejen en firme el desistimiento.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR