Brasil extraditó al mafioso Rocco Morabito, el segundo más buscado de Italia

Uno de los jefes de la ‘Ndrangheta, la potente mafia de Calabria, llegó a Roma. Deberá afrontar una condena de 30 años

El mafioso Rocco Morabito es escoltado por la Policía en Brasilia en mayo del año pasado (REUTERS/Ueslei Marcelino)
El mafioso Rocco Morabito es escoltado por la Policía en Brasilia en mayo del año pasado (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Rocco Morabito, considerado uno de los jefes de la ‘Ndrangheta, la potente mafia de Calabria (sur), y el segundo criminal más buscado del país tras el capo de Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro, llegó hoy al aeropuerto de Ciampino de Roma tras haber sido extraditado desde Brasil, donde había sido detenido en mayo de 2021, y deberá afrontar una condena de 30 años.

La Justicia brasileña había autorizado la extradición el pasado 8 de marzo, pero el procedimiento se había retrasado por una causa penal abierta por la magistratura de San Pablo, que se aceleró en los últimos días tras intensos contactos entre ambos países para la aplicación del proyecto I-can, promovido y financiado por Italia a través de Interpol, que ha creado una red de 13 naciones de todo el mundo para combatir la amenaza global que representa la ‘Ndrangheta.

Morabito, de 55 años, era conocido como el “rey de la cocaína de Milán” durante los años 90, a donde llegó desde Calabria para extender el tráfico de drogas y ocuparse de hacer llegar la mercancía desde Sudamérica al norte de Italia.

Posteriormente, se trasladó a Uruguay para continuar dirigiendo el tráfico de drogas de la ‘Ndraghetta hasta que en 2017 fue detenido en un hotel de Montevideo.

Rocco Morabito
Rocco Morabito

El que se convirtió en uno de los hombres más buscados del país vivió en una lujosa mansión en Punta del Este gracias a un pasaporte brasileño con la falsa identidad de Francesco Antonio Capeletto Souza, un empresario que se ocupaba de un falso negocio de exportación de soja.

Italia lo buscaba desde hacía 27 años y sobre él pesaba una condena de 30 años de cárcel por asociación criminal, tráfico de drogas y otros graves delitos.

Sin embargo, en 2019 mientras esperaba la extradición desde Uruguay escapó junto a otros tres criminales internacionales realizando un boquete que les permitió salir por la azotea de la penitenciaría en la que se encontraba y desde entonces se le había perdido la pista.

Tras su espectacular fuga, la Justicia de Uruguay investigó a 15 policías de servicio dentro del recinto penitenciario y un año después, la policía de Argentina arrestó a un hombre, Ferdinando Sarago, miembro de la ‘Ndrangheta, quien se encargó de introducir en prisión la suma de 50.000 euros para sobornar a los agentes.

‘U Tamungà, el apodo con el que se le conocía debido al Dkw Munga, un todoterreno militar alemán, considerado casi indestructible, con el que viajaba por las carreteras calabresas, era el segundo criminal más buscado del país por detrás sólo de Messina Denaro, el “fantasma” jefe de jefes de la Camorra al que Italia intenta capturar desde hace 28 años.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR