Paraguay: familiares, amigos y funcionarios despiden al fiscal Marcelo Pecci

El funcionario fue asesinado en Colombia el pasado martes mientras estaba de luna de miel con su esposa. Para la Policía colombiana, fue un “magnicidio contra la Justicia cometido por un sistema de crimen organizado trasnacional con alta planeación e inversión de recursos”

El velatorio de Marcelo Pecci
El velatorio de Marcelo Pecci

El cuerpo del fiscal antimafia Marcelo Pecci, asesinado el pasado martes en un atentado en Colombia, fue recibido en su natal Paraguay por integrantes del Gobierno y sus seres queridos. Este sábado se realiza su velatorio con la presencia de familiares, amigos y funcionarios del país.

El avión comercial con el cuerpo del funcionario llegó a las 05:00 hora local (09:00 GMT) al aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, cerca de Asunción, procedente de Panamá.

El cuerpo del fiscal llegó a Paraguay
El cuerpo del fiscal llegó a Paraguay

La aeronave, que se retrasó alrededor de una hora, aterrizó en medio de la lluvia y una intensa tormenta eléctrica que azotó desde esta madrugada al territorio paraguayo. Según el canal estatal Paraguay TV, una vez en el aeródromo, se le rindió un homenaje privado al funcionario.

El féretro había partido el viernes desde Cartagena de Indias, ciudad próxima a la isla de Barú, donde el pasado martes Pecci cayó bajo las balas de desconocidos que lo atacaron en una playa privada.

El funcionario disfrutaba de su luna de miel junto a su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con quien contrajo nupcias el pasado 30 de abril.

Marcelo Pecci estaba casado con la periodista paraguaya Claudia Aguilera (@aguileraclaudi)
Marcelo Pecci estaba casado con la periodista paraguaya Claudia Aguilera (@aguileraclaudi)

La carroza fúnebre con el ataúd del fiscal partió de Luque, localidad que alberga el principal aeropuerto de país, en una extensa caravana de vehículos rumbo a una instalación del Ministerio Público, en Asunción.

El cuerpo fue llevado al salón velatorio Memorial de Asunción. De acuerdo a lo que consignó ABC, no se descarta que el ataúd también sea trasladado al colegio San José, donde fue alumno; y al club Guaraní, institución de la que fue dirigente.

Para la Policía de Colombia, el de Pecci es un “magnicidio contra la Justicia cometido por un sistema de crimen organizado trasnacional con alta planeación e inversión de recursos”.

Pecci era titular y delegado de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico y delegado de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, decretó en la noche del último viernes tres días de duelo por el fallecimiento del respetado fiscal, cuya muerte ha sacudido a la sociedad paraguaya.

Los 13 minutos que les bastaron a los sicarios

El jefe Antisecuestro de la Policía Nacional de Paraguay, Nimio Cardozo, indicó que en menos de 13 minutos los sicarios prepararon el crimen, lo concretaron y se dieron a la fuga.

El comisario, quien estuvo en Colombia para colaborar con la investigación, dijo que le llamó la atención la precisión con la que actuaron los sicarios. Es que en ese breve lapso de tiempo, los criminales alquilaron la moto acuática, se metieron mar adentro, mataron al funcionario y devolvieron el aparato.

“No quiero ser irresponsable pero no puedo dejar de decir que es casi imposible la cronometración entre el alquiler de la moto, ir por mar abierto, asesinar a Marcelo, retirarse y dejar la motoski. Son 13 minutos”, expresó Cardozo, según declaraciones recogidas por el periódico paraguayo ABC.

Las investigaciones de Pecci contra el crimen organizado y el narcotráfico serían la causa del atentado en el que perdió la vida en la isla colombiana de Barú, destino que había escogido para su luna de miel.

Unas 2.000 personas marcharon en silencio el viernes por Asunción en homenaje al fiscal antidrogas Marcelo Pecci (AFP/Norberto Duarte)
Unas 2.000 personas marcharon en silencio el viernes por Asunción en homenaje al fiscal antidrogas Marcelo Pecci (AFP/Norberto Duarte)

Al referirse a las pesquisas sobre el ataque, el director de la Policía colombiana, general Jorge Luis Vargas, indicó que apuntan hacia la labor del fiscal, que con 45 años se había convertido en uno de los más importantes y respetados de la Justicia paraguaya.

La primera gran hipótesis que tenemos es que debido a sus funciones, a sus casos, a lo realizado en grandes operaciones, se produjo este magnicidio”, indicó Vargas en una conferencia de prensa en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

Fue un magnicidio contra la Justicia cometido por un sistema de crimen organizado trasnacional con alta planeación e inversión de recursos para cometer este hecho”, agregó el general.

Explicó que el sospechoso de asesinar al fiscal es un hombre de aproximadamente 1,74 metros de estatura, tez trigueña y acento caribeño.

La foto del sospechoso fue difundida el martes por la Policía y en ella se ve a un hombre vestido de negro y con un sombrero que oculta parcialmente su rostro, por lo que las autoridades pidieron la colaboración de la ciudadanía para identificarlo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR