El dictador Nicolás Maduro espera que el diálogo con la oposición inicie en agosto con la posible participación de EEUU

Informó que ya tienen una “preagenda” acordada con la oposición para las conversaciones que se realizarán en México con la participación de Noruega como mediador

El dictador Nicolás Maduro espera que el diálogo con la oposición inicie en agosto
El dictador Nicolás Maduro espera que el diálogo con la oposición inicie en agosto

El dictador venezolano Nicolás Maduro dijo este sábado que espera que se instale en agosto la mesa de negociación con la oposición en México, con Noruega como mediador y en la que “posiblemente” participe el gobierno de Estados Unidos.

“Ya hemos prehablado una agenda compleja, difícil y nos hemos puesto de acuerdo en las bases del arranque del diálogo y aspiro que en el mes de agosto temprano poder instalar en México” esta mesa, “con la ayuda del gobierno de Noruega y posiblemente la participación de gobiernos del mundo (...) entre ellos Estados Unidos”, señaló el mandatario en una entrevista con el canal Telesur.

El dictador ha expresado en otras oportunidades su disposición a dialogar con la oposición que lidera Juan Guaidó, a quien más de 50 países consideran el presidente encargado del país tras desconocer la reelección de Maduro en 2018 que consideran fraudulenta.

Maduro había condicionado su participación al levantamiento de sanciones económicas, que incluyen un embargo al petróleo venezolano, que le han cerrado vías de financiamiento en medio de una dura crisis económica.

El régimen chavista se prepara para una nueva mesa de diálogo con la oposición (FOTO: EFE)
El régimen chavista se prepara para una nueva mesa de diálogo con la oposición (FOTO: EFE)

“Estamos a punto ya, yo diría: del 1 al 10 pudiéramos decir hemos llegado al 9 y en los próximos días en esas negociaciones, que hasta ahora son secretas, donde participa el gobierno de Noruega, se llegue a un acuerdo definitivo”, destacó Maduro.

Guaidó también ha dicho estar preparado para sentarse con el gobierno. Exige un cronograma de elecciones que incluya comicios presidenciales, a cambio de un “levantamiento progresivo” de sanciones.

Estados Unidos y la Unión Europea ya han expresado su disposición a revisar las medidas coercitivas si avanzan las discusiones en pro de elecciones “creíbles”.

Venezuela se prepara precisamente para los comicios de alcaldes y gobernadores el 21 de noviembre, que Maduro se ha comprometido a respetar, buscando recuperar reconocimiento internacional.

El presidente encargado Juan Guaidó también ha dicho estar preparado para sentarse con el gobierno (FOTO: REUTERS)
El presidente encargado Juan Guaidó también ha dicho estar preparado para sentarse con el gobierno (FOTO: REUTERS)

La dividida oposición, que boicoteó las elecciones presidenciales de 2018 y las legislativas de 2020, enfrenta el dilema de participar o no.

La última vez que gobierno y oposición se sentaron en una mesa de negociaciones fue en Barbados en 2019, auspiciados también por Noruega. Esas conversaciones se agotaron sin acuerdos.

Estas nuevas conversaciones se preparan además tras el arresto del exdiputado Freddy Guevara, muy cercano a Guaidó, acusado de terrorismo y traición a la patria.

LA OPOSICIÓN Y EL DIÁLOGO

La denominada Plataforma Unitaria de Venezuela, conformada por unas cuarenta organizaciones opositoras, dijo recientemente que con las “persecuciones” a dirigentes políticos el régimen de Nicolás Maduro busca frustrar el proceso de negociación que propuso el presidente encargado Juan Guaidó hace más de dos meses.

“El verdadero propósito de esta razzia represiva es frustrar los esfuerzos adelantados por la sociedad democrática venezolana, con el respaldo de la comunidad internacional, en función de lograr una salida constitucional, democrática, pacífica y electoral a la crisis, a través de una negociación”, dijo el dirigente Gabriel Puerta Aponte al leer un comunicado de la plataforma.

En el texto se señala que no es “casualidad” que el régimen esté “persiguiendo” a opositores en momentos en que “se habían adelantado importantes pasos” para instalar una mesa de negociación.

La oposición venezolana ha denunciado una “persecución” contra varios dirigentes, después de que el presidente del Parlamento chavista, Jorge Rodríguez, acusara a los opositores Emilio Graterón, Gilber Caro, Hasler Iglesias, Luis Somaza, Freddy Guevara y Leopoldo López de estar vinculados con los tiroteos ocurridos en varias barriadas del occidente de Caracas hace algunas semanas.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: