Evo Morales justificó que su hija de 26 años fuera vacunada y el gobierno boliviano evalúa sancionar a quienes la inmunizaron

El ex presidente dijo que era correcto por tratarse de una funcionaria pública. Evaliz Morales fue inoculada pese a no pertenecer al rango etario que recibe dosis en Bolivia

El presidente de Bolivia, Luis Arce junto a su jefe político, Evo Morales cuya hija de 26 años se vacunó pese a no estar en el grupo indicado para la inoculación contra el coronavirus (Reuters)
El presidente de Bolivia, Luis Arce junto a su jefe político, Evo Morales cuya hija de 26 años se vacunó pese a no estar en el grupo indicado para la inoculación contra el coronavirus (Reuters)

Evo Morales no se sonrojó cuando debió enfrentar los micrófonos para hablar del caso que escandaliza a gran parte de la opinión pública boliviana. Su hija Evaliz Morales Alvarado, de 26 años, fue vacunada contra el coronavirus pese a no registrar ninguna enfermedad preexistente y no pertenecer a las franjas etarias que comenzaron a ser inmunizadas en Bolivia.

El ex presidente Morales justificó que su hija Evaliz haya recibido la vacuna contra la COVID-19 fuera de turno alegando que es funcionaria y está “en contacto con la ciudadanía”. “Alguna información nos dieron, así como en el magisterio están vacunando a todos sin control de edad, me informaron, ojalá que se confirme, que todo el personal de la administración pública que tiene contacto con la ciudadanía tiene que hacerse vacunar”, ha señalado el jefe político del presidente Luis Arce ante la prensa.

Sin embargo, por el momento, no se conoce en Bolivia disposición alguna sobre la vacunación de funcionarios públicos de diferentes edades, en contraste con la inmunización de las personas que trabajan en el sector educativo boliviano, tal y como ha resaltado el diario Los Tiempos.

Evaliz, de 26 años y funcionaria de la Procuraduría General del Estado de Bolivia (PGE), recibió la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 el 24 de mayo, según han confirmado los verificadores Bolivia Verifica y Chequea Bolivia. En concreto, recibió la Sputnik V el mismo día que el presidente Arce fue inoculado con la primera dosis.

En esa fecha, el plan de inmunización contra la enfermedad de Bolivia estaba orientado a los mayores de 50 años, un grupo poblacional en el que Evaliza claramente no entra. El 1 de junio el Ministerio de Trabajo volvió a publicar un documento en el cual daba instrucciones para el desarrollo de labores presenciales en el sector público de forma escalonada, pero no hubo una disposición que autorice la vacunación de los funcionarios públicos, tal como aseguró Morales.

Evaliz Morales tiene 26 años, es funcionaria pública y ya fue inmunizada con la vacuna de Sputnik contra el coronavirus (AFP)
Evaliz Morales tiene 26 años, es funcionaria pública y ya fue inmunizada con la vacuna de Sputnik contra el coronavirus (AFP)

El ex jefe de estado -quien huyó del país cuando se produjo el fraude de 2019- señaló además que no era tan importante centrarse en la noticia sobre su hija. Morales dijo que algunos medios intentan “magnificar” esta denuncia, de acuerdo al diario El Deber.

Contra los médicos y enfermeros

Por su parte, el gobierno de Arce intenta mostrarse activo ante las denuncias que pesan sobre Evaliz aunque apuntará contra aquellos funcionarios que decidieron inmunizarla. El Ejecutivo aseguró que sancionará al personal que inoculó la Sputnik V a la funcionaria de 26 años.

Pese a las pruebas y a la propia admisión de Evo Morales, María Reneé Castro, viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional indicó que aún “no se puede decir si la vacuna es real o no” y aseguró que “ante las denuncias” será la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (Asuss) la que investigará el caso, de acuerdo a la publicación hecha por el diario Página Siete.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, fue el encargado de explicar que serán sancionados aquellos que hayan aplicado la vacuna a Morales Alvarado y no la funcionaria de la PGE. El ejecutivo nacional ejemplificó con el caso de que un médico quisiera adelantar en la fila a una novia para protegerla contra el coronavirus. “Su pareja no será el infractor, sino el funcionario que colocó la dosis porque es a esa persona a quien se le entregó las dosis y el Estado le pide que cumpla con el plan de inmunización”, dijo Silva.

Además, aseguró que el personal que incumple ese cronograma “debería ser sancionado” e indicó que este delito tiene una pena de tres años de privación de libertad.

(Con información de Europa Press y medios locales).-

SEGUIR LEYENDO: