El régimen cubano dio de alta a Luis Manuel Otero Alcántara, el disidente que estuvo cuatro semanas aislado en un hospital de La Habana

El artista había sido trasladado arbitrariamente al Hospital Universitario General Calixto García por las fuerzas de seguridad de la dictadura, tras ocho días de huelga de hambre

En la imagen, Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (Foto: EFE/Yander Zamora)
En la imagen, Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (Foto: EFE/Yander Zamora)

El artista disidente cubano Luis Manuel Otero Alcántara, de 33 años, ingresado en el hospital desde el 2 de mayo tras ocho días en huelga de hambre, fue dado de alta este lunes, informó la dirección Provincial de Salud de La Habana.

El equipo médico del Hospital Universitario General Calixto García ha “decidido darle el alta hospitalaria” este lunes después de que los cuidados permitieran la “recuperación integral” del disidente que fue calificado por Amnistía Internacional como “preso de conciencia”. Durante estas semanas la disidencia cubana denunció que el activista se encontraba “en un estado de secuestro prácticamente” porque no tenía comunicación con el exterior.

Antes de ser ingresado arbitrariamente al hospital, Otero Alcántara tenía asedio constante en su casa por parte de las fuerzas de seguridad del régimen.

La semana pasada, un grupo de escritores, pintores, curadores, educadores y fotógrafos, entre otros representantes de la cultura, publicaron una carta abierta al dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, condenando la detención del artista y exigiendo su “inmediata e incondicional” libertad.

Otero Alcántara, líder de Movimiento San Isidro, un grupo a favor de la libertad de expresión en Cuba, fue hospitalizado el pasado 2 de mayo en contra de su voluntad tras ocho días de huelga de hambre que comenzó luego de que le confiscaran sus obras de arte.

En una carta abierta publicada en la revista The New York Review, los artistas señalan además al mandatario cubano que amigos de Otero Alcántara que han tratado de visitarle han sido detenidos. Aseguran también que les ha causado “una gran preocupación” que el artista luce físicamente deteriorado, según muestra un vídeo que las autoridades dieron a conocer recientemente.

Recuerdan en la carta, que tiene entre sus firmantes a la afamada pintora de origen etíope Julie Mehretu y al artista, escritor, director de cine, guionista y comisario de arte británico de ascendencia ghanesa John Akomfrah, que antes de ser hospitalizado Otero Alcántara enfrentó “hostigamiento e intimidación de agentes de seguridad del Estado por su trabajo como artista y defensor de los derechos humanos”.

Igualmente denuncian que Otero Alcántara ha sido arrestado más de 50 veces desde 2019 por sus actuaciones y abogar por los derechos civiles de los cubanos.

“Ha sido blanco de constante hostigamiento, prolongado arresto domiciliario, de telecomunicaciones interrumpidas y de campañas de difamación por medios estatales cubanos”, afirma el grupo, que también al escritor dominicano Junot Díaz, el artista y cineasta británico Isaac Julien y la artista interdisciplinaria, curadora y escritora de origen cubano residente en Nueva York Coco Fusco.

Agregan que el artista está siendo detenido “solamente por expresar pacíficamente sus ideas a través de su arte y por su defensa no violenta de derechos humanos”. “Le instamos a que garantice su liberación inmediata e incondicional”, afirman en la misiva firmada también por la escritora haitana-estadounidense Edwidge Danticat y el artista visual neoyorquino Juan Sánchez, entre otros, de una decena de países.

A su turno, la ONG Archivo Cuba alertó sobre “fuertes indicios” de que Otero Alcántara fue “drogado y posiblemente sometido a terapia electroconvulsiva (TEC)” mientras estuvo internado en un hospital de La Habana.

La ONG, con base en Miami, urgió a los “Gobiernos de países libres” exigir “una evaluación médica independiente de Otero”. También solicitar a las asociaciones médicas y psiquiátricas de países democráticos que investiguen y denuncien el abuso psiquiátrico en la isla.

Haciendo eco de su reciente informe sobre el “Abuso de la psiquiatría en la Cuba revolucionaria”, Archivo Cuba alertó en un comunicado sobre ese tipo de atropellos psiquiátricos al artista de 33 años, declarado por Aministía Internacional “preso de conciencia”.

Con información de EFE

Seguir leyendo: