Decenas de personas impidieron la detención de un artista en La Habana: la protesta que sorprendió al régimen cubano

Los agentes intentaron arrestar a Maykel Castillo, pero los vecinos del barrio de San Isidro lo imposibilitaron

Las imágenes de la inédita protesta en Cuba


Cada vez son más los cubanos que están agotados del régimen y salen a las calles sin miedo para protestar. El domingo pasado, cientos de personas se congregaron en el barrio de San Isidro, uno de los más pobres de La Habana, para reclamar contra el Ejecutivo de Miguel Díaz-Canel y un sistema que, dicen, está “agotado”.

Cansados de las penurias económicas que viven a diario y de la represión del gobierno, los presentes se manifestaron una vez más en apoyo de los activistas del “Movimiento San Isidro”.

Este movimiento es un colectivo artístico y social de corte político, que fue creado por un grupo de artistas e intelectuales que forman parte de la denominada “disidencia cubana”. Con sede en La Habana, combinan sus actividades de activismo político con intervenciones artísticas.

Según consignó el periódico El Nuevo Herald, el artista Luis Manuel Otero Alcántara había planificado un “cumpleaños colectivo” y convocó a los residentes del área. Fue allí cuando la policía rodeó la sede e intentó impedir la actividad.

Siguiendo al mismo medio, los agentes del régimen intentaron detener al artista Maykel Castillo, pero los vecinos de San Isidro impidieron el arresto.

Distintos analistas y referentes de la oposición calificaron el hecho de “inédito”, dado que por primera vez la gente consiguió repeler el asedio policial. Los ciudadanos se reunieron en la sede del “Movimiento San Isidro” y cantaron la canción “Patria y Vida”, además de entonar estribillos populares de la música urbana contra el jefe de Estado, Miguel Díaz-Canel.

Los agentes del régimen intentaron detener al artista Maykel Castillo, pero los vecinos de San Isidro impidieron el arresto
Los agentes del régimen intentaron detener al artista Maykel Castillo, pero los vecinos de San Isidro impidieron el arresto

Afirman que la inédita protesta tendrá repercusiones en las relaciones entre Cuba y EEUU

Consultados por El Nuevo Herald, opositores, exiliados y analistas coincidieron en remarcar que se trata de un hecho sin precedentes en la Cuba contemporánea y con implicaciones en las relaciones con Estados Unidos. Los analistas valoran la valentía de la gente, que impidió la detención de los artistas.

En diálogo con el medio citado, Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia en Pinar del Río y reconocido miembro de la Iglesia Católica cubana, afirmó que la protesta del domingo de Pascuas “es un signo de la situación crítica que está viviendo Cuba y de que la oposición usa medios pacíficos y populares que distan de los mecanismos del régimen”.

Opositores, exiliados y analistas coincidieron en remarcar que se trata de un hecho sin precedentes en la Cuba contemporánea
Opositores, exiliados y analistas coincidieron en remarcar que se trata de un hecho sin precedentes en la Cuba contemporánea

Consultado por el mismo diario, Ricardo Herrero, del Cuba Study Group, una ONG con sede en EEUU que analiza las relaciones entre ambos países, dijo que “la campaña del gobierno cubano contra los artistas sólo desalienta a los funcionarios de Joe Biden a priorizar políticas de acercamiento hacia Cuba”.

“Cuanto más el gobierno cubano perpetúa su campaña de represión y hostigamiento contra los artistas de San Isidro, más aumentan las protestas públicas. A los dirigentes les ha resultado contraproducente como estrategia y sugiere que son incapaces de leer el momento político”, reflexionó Herrero en su conversación con El Nuevo Herald.

La manifestación en La Habana además coincidió con la huelga de hambre que decenas de activistas de la Unión Patriótica de Cuba sostienen en Santiago de Cuba.

La manifestación en La Habana además coincidió con la huelga de hambre que decenas de activistas de la Unión Patriótica de Cuba sostienen en Santiago de Cuba
La manifestación en La Habana además coincidió con la huelga de hambre que decenas de activistas de la Unión Patriótica de Cuba sostienen en Santiago de Cuba

Denunciaron el “grave estado” de varios opositores cubanos en huelga de hambre

Opositores cubanos de dentro y fuera de la isla denunciaron este martes que al menos seis de los 30 disidentes en huelga de hambre en Cuba se encuentran en “grave estado de salud” tras 18 días de protesta, mientras se incrementa el cerco policial.

En una teleconferencia organizada por Cuba Decide, miembros de la oposición criticaron las “detenciones violentas” hechas recientemente en las inmediaciones de la sede de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), en la provincia de Santiago de Cuba, y que desde hace tres semanas se mantiene bajo un cerco policial.

El opositor José Daniel Ferrer señaló en un mensaje emitido durante la rueda de prensa que mantendrán la huelga de hambre porque las causas que la motivaron “continúan y se agravan día a día”.

Seguimos con nuestra protesta y con nuestro llamado al mundo civilizado a alzar sus voces y a condenar este criminal proceder del régimen unipartidista imperante en nuestra nación”, señaló Ferrer.

El opositor, quien encabeza la protesta, señaló que la tarde del lunes su esposa, Nelva Ismarays Ortega; su hija de 16 años, Fátima Victoria Ferrer, y la activista Yaniris Popa fueron objeto de una “detención violenta” cuando querían asistir a la huelguista Niuvis Biscet, en muy mal estado de salud y que hasta el lunes estuvo en huelga de hambre.

El opositor José Daniel Ferrer (EFE/EMILIO LÓPEZ/Archivo)
El opositor José Daniel Ferrer (EFE/EMILIO LÓPEZ/Archivo)

La detención ya la había dado a conocer Ferrer en un mensaje de Twitter publicado el lunes.

El opositor y ex preso político inició el 20 de marzo un ayuno -al que se sumaron activistas y simpatizantes dentro y fuera de la isla- para reclamar el fin de los actos de represión y hostigamiento contra los disidentes, así como contra el cerco policial que mantiene sitiada la sede de la Unpacu.

José Daniel Ferrer, de 50 años, integró el “grupo de los 75” disidentes en el año 2003 durante la ola represiva conocida como “primavera negra”, liberados entre 2010 y 2011 con una licencia extrapenal tras un diálogo en el que mediaron la Iglesia Católica y el Gobierno español.

Rosa María Payá, de Cuba Decide, señaló que la situación es “crítica y urgente”, en vista de que algunos de los huelguistas han sufrido sangrados, dolores de estómago, mareos y hasta han perdido el conocimiento durante unos minutos.

Criticó a las autoridades cubanas, en especial a Raúl Castro y al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, por esta situación en la que no solo se mantiene el cerco policial contra la sede de Unpacu sino que se niega la atención médica.

Rosa María Payá (EFE/Mario Ruiz/Archivo)
Rosa María Payá (EFE/Mario Ruiz/Archivo)

En esa línea, Berta Soler, de las Damas de Blanco, alertó durante una conexión telefónica de que las vidas de los huelguistas “corren peligro y puede darse un desenlace fatal porque al régimen no le importa”, además de denunciar que “el régimen continúa militarizando esa zona (la sede de la Unpacu) para impedir que llegue la ayuda a los huelguistas”.

La huelga de los disidentes mereció muestras de solidaridad de exiliados en Miami, entre ellos Orlando Gutiérrez, del Directorio Democrático Cubano; Sylvia Iriondo, presidenta de la organización del exilio cubano Madres y mujeres contra la represión (MAR por Cuba), o Marcell Felipe, presidente de la fundación Inspire America.

Todos ellos hicieron un llamado a la comunidad internacional para que “detenga la impunidad del régimen cubano” y en especial la de Raúl Castro y a Díaz-Canel, “quienes pueden tener pronto sangre en sus manos”, como advirtió Payá.

“Esperamos acciones concretas tanto desde la Unión Europea como de los Gobiernos de todo América para detener la impunidad del régimen cubano”, recalcó la opositora tras la emisión de un mensaje de solidaridad dado por la integrante del Parlamento Europeo Dita Charanzová.

María Elvira Salazar, representante de Florida en el Congreso de los EEUU (Ken Cedeno/Pool via REUTERS)
María Elvira Salazar, representante de Florida en el Congreso de los EEUU (Ken Cedeno/Pool via REUTERS)

La representante por Florida en el Congreso de EEUU, María Elvira Salazar, y el eurodiputado por España José Ramón Bauzá prometieron en mensajes grabados defender la causa de los huelguistas.

En otro mensaje, los integrantes del dúo cubano Gente de Zona, Alexander Delgado y Randy Malcom, expresaron su apoyo a Unpacu y al “Movimiento San Isidro”.

“Que se acabe el régimen, la dictadura y que podamos tener nuestra voz en Cuba como se debe. Abajo la dictadura”, señaló Malcom, quien junto a su compañero musical, entre otros músicos, han puesto sus voces a la canción “Patria y vida”, convertida en un himno en favor de un cambio de sistema político en Cuba.

SEGUIR LEYENDO: