George Forsyth, el ex futbolista que busca la presidencia de Perú: “No queremos un gobierno populista que esté de espaldas a la población”

El candidato de Victoria Nacional en las elecciones del domingo 11 de abril asegura ser la renovación necesaria de la clase política y promete acabar con la corrupción con una mano dura

George Forsyth: "No queremos un gobierno populista que esté de espaldas a la población"

A una edad en la que muchos arqueros todavía siguen jugando profesionalmente, George Forsyth va por la Presidencia del Perú. El ex futbolista de 38 años, que dio el salto político como alcalde del distrito limeño de La Victoria, tiene como horizonte la lucha contra la corrupción y apela a su fama, carisma y a un equipo de expertos con un detallado plan de gobierno para “clasificar” a la segunda vuelta.

Tras un debate televisado en el que expuso sus ideas pero le costó atajar algunos contraataques de sus rivales, Forsyth permanece en el pelotón de candidatos en empate técnico que busca seguir con vida tras las elecciones del domingo 11 de abril. Aunque evita enmarcarse en ideologías, asegura que su perspectiva liberal en lo económico no implica que no tenga una visión social: “No queremos un gobierno populista que esté de espaldas a la población (...) Especialmente dentro del contexto en que nos encontramos actualmente, con una crisis económica terrible, vamos a darle las facilidades que corresponden a la empresa privada”.

Acostumbrado a usar metáforas deportivas, aclaró que criticar la ausencia del estado no significa que este deba ser más grande. “El estado debe ser fuerte y tener un cuerpo de atleta, no grasoso. Queremos reestructurar el estado, eso no significa crear más ministerios, sino buscar es la eficiencia”, dijo a Infobae desde Cajamarca, en el norte del Perú, donde la inamovilidad por la pandemia forzó a una suspensión de los actos de campaña en Semana Santa.

Su campaña se basa en la lucha contra la corrupción, la frescura de caras nuevas -intenta sin éxito instalar el término “mismocracia” como uno de los grandes males políticos del país- y la mano dura contra la delincuencia.

Hijo de un diplomático, viajó por el mundo, habla varios idiomas y estudió en uno de los colegios más caros de Lima. Sin embargo, sostiene que sus privilegios no lo alienaron, ya que también conoce de cerca la realidad del país por su carrera futbolística. “Tengo una cultura internacional que quizás muchos no tienen”, destacó. “Crecí con el pueblo, viendo las necesidades de mis compañeros, gente en el entrenamiento que ni siquiera le alcanzaba el dinero para el pasaje de la combi. Tuve la oportunidad de tener los dos mundos. Eso es lo importante, entender que el Perú necesita de los dos mundos, que se unan estos mundos. Eso es algo que yo tengo”.

George Forsyth: "El Estado debe tener un cuerpo de atleta"

De todos modos, aunque el FMI recomendó recientemente la entrega de bonos de más de 750 dólares a los más humildes para reducir los niveles de pobreza por la pandemia, Forsyth sostiene que su plan no apunta a “limosnas”, sino a programas de empleos temporales. “Debemos tener algo más productivo, pagar a la ciudadanía que más necesita para que ayuden también a construir y dejar algo de infraestructura”, explicó el candidato, quien está próximo a terminar su carrera universitaria. Si todo sale como planea, podría obtener su título antes del cambio de mando del 28 de julio. Él aspira a ser el presidente peruano más joven desde Alan García, quien en 1985 asumió con 35 años.

La entrevista completa:

En sus años de experiencia política, como regidor y un mandato incompleto como alcalde, ¿Qué experiencias, no tanto personales, sino ejecutivas, considera que lo han preparado para un cargo como presidente?

Uf, son varios temas. Recuerda que el gobierno local es quien trabaja directamente con la población y quien tiene que trabajar con todas las normas que impone el gobierno nacional. Allí hemos visto lo difícil que es realmente llevar el desarrollo para toda la población. Entonces, digamos, la Ley de contrataciones del Estado, cómo podemos generar la infraestructura que tanto necesita el Perú, es verdaderamente imposible.

Hemos visto cómo llevar los proyectos de agua, por ejemplo, en La Victoria, el Cerro San Cosme, el Cerro El Pino, necesitan agua y estamos a ocho cuadras del Congreso, simplemente no se pueden dar. Es por eso que ahora estamos luchando para recuperar el país, recuperar el gobierno para todos los ciudadanos. Hemos visto que estaban postulando los mismos de siempre y no me podía quedar simplemente mirando cómo se querían repartir el poder y dejar a este maravilloso país a la deriva. Es por eso que nos hemos tenido que poner de pie a luchar para recuperar el Perú.

Para conocerte políticamente, has mencionado que admiras a Angela Merkel, a Barack Obama; regionalmente, ¿a qué líder de los últimos años destacaría?

Me parece más bien estos ejemplos de Obama y Merkel porque han tenido liderazgo y una firmeza que han llevado a sus países a un crecimiento importante. Eso es lo que queremos en Perú, no queremos un gobierno populista, estos gobiernos que están de espaldas a la población. Queremos un gobierno que realmente se dedique a sacar al país adelante. Tenemos un país maravilloso, el Perú es un país rico, con muchas fuentes para la inversión. Tenemos productos naturales, mineros, tenemos tanto para sacar adelante. Pero lamentablemente es un país rico pero los pobres somos los peruanos, por los malos manejos

Ha evitado encasillarse en izquierda, centro o derecha. Pero siguiendo en el plano regional, ¿un gobierno suyo estaría más cerca al Grupo de Lima o al Grupo de Puebla?

A ver. Eso es muy importante. Creo que ya estamos en una nueva generación. Pregúntale al ciudadano común, pero a las nuevas generaciones, sobre derecha o izquierda, y tenemos que salir de esa mentalidad, tenemos que tener una mente abierta, especialmente en un país tan diverso, multicultural, como tiene el Perú. Nosotros no podemos tener la mirada, andar solamente con el ojo derecho, el otro con el ojo izquierdo. Hay soluciones que van a tener que tener una visión más del tema social, y otros una visión más del tema de la empresa privada. Hay que entender que las dos son importantísimas. ¿El problema del Perú cuál es? Ha generado muchos recursos, nosotros vivimos en una economía social de mercado, pero muchas veces nos estamos olvidando del tema social, y solamente de mercado. Incluso ha pasado a ser un tanto mercantilista. Entonces nosotros sí tenemos una visión más social, pero respetando y entendiendo que necesitamos la inversión privada. Esto es fundamental. Especialmente dentro del contexto en que nos encontramos actualmente, con una crisis económica terrible. Entonces vamos a darle las facilidades que corresponden a la empresa privada, a la gran empresa privada, generando la estabilidad política en el Perú para que venga la gran inversión, pero con esa inversión ¿hacer qué? darle mejor calidad de vida, una vida digna a los ciudadanos.

Te repito la cuestión sobre el Grupo de Lima porque Perú ha tenido un rol importante en la presión hacia el régimen de Venezuela

Evidentemente creo que ha quedado claro que (mi postura) es más hacia el Grupo de Lima.

Argentina se ha retirado del Grupo de Lima con el argumento de respetar la soberanía venezolana, ¿estás de acuerdo con la decisión que tomó Alberto Fernández?

No estamos de acuerdo, creo que (el socialismo en Venezuela) es un sistema que ha demostrado que no ha funcionado. Y obviamente en Perú no podemos caer en esos mismos sistemas. Estamos viendo cómo un país tan importante y tan lindo, con potencialidades como Venezuela, ha caído en desgracia. Eso nosotros no queremos que suceda en el Perú. Sabemos que somos un país con muchos recursos, que tenemos cómo salir adelante, pero de ninguna forma con una visión de ese estilo

Usted durante la campaña ha sido acusado de tintes xenofóbicas por hablar de mafias venezolanas. ¿Qué propuesta tendría para abordar este tema, ante los cientos de miles o más de un millón de venezolanos que han llegado al Perú?

Eso no es cierto, nosotros sí hemos dicho que sea quien sea, extranjeros o peruanos, los que se comporten mal deben ser castigados, porque eso es lo que pasa en Perú. Actualmente, hasta los casos de corrupción, vemos que no hay castigos y vemos que siemrpe se repiten. Sabemos que tenemos tantos problemas internos, que son muy complejos, ahora estamos recibiendo, digamos, problemas externos. Reconocemos que ha venido gente maravillosa del exterior, gente muy buena, gente muy profesional que está sumando a la economía y al desarrollo del Perú, pero también han llegado un montón de bandas y crimen organizado. A esos puntualmente, que no se comporten, cuando el Estado les está dando las facilidades, un nuevo hogar. Si no se comportan en base a nuestras normas, van a ser expulsados. Y si vuelven a entrar, porque lamentablemente no tenemos un control total, si vuelven a ingresar van a tener que irse presos. Si nosotros no nos hacemos respetar, quién nos va a respetar.

Nosotros sí entendemos que hay gente muy buena a quienes les abrimos los brazos y le damos una buena bienvenida y les agradecemos porque están aportando al Perú. Pero los malos elementos, y no estamos hablando de Venezuela, en general, deben ser castigados.

Hablabas de mayores controles en la frontera. Se juntan dos temas, la grave crisis humanitaria en Venezuela y la pandemia. ¿Qué medidas tomarías?

Debemos tener mayores controles, estamos en una situación realmente complicada. Tenemos que optar por una nueva política de migración, tenemos que tener todos los documentos como corresponden para que alguien pueda entrar al país porque debemos salvaguardar el desarrollo nacional que ha sido afectado por el crimen organizado, mafias que han ingresado al Perú. Para eso nos tenemos que apoyar en la policía nacional.

Es difícil de saber con qué escenarios te encontrarías el 28 de julio, no se sabe cuántas vacunas contra el COVID-19 habrán llegado en ese momento. Pero te pregunto por el tema sanitario. ¿Estarías de acuerdo con una intervención estatal del mercado de oxígeno, que es algo tan crítico en esta situación de colapso?

No, no estamos de acuerdo con una intervención. Sabemos que el Estado es totalmente ineficiente. Entonces controlar una empresa con un estado ineficiente generaría una peor crisis de oxígeno. Tenemos que poner las reglas claras, para que vengan las empresas sin abusos y puedan trabajar en el Perú y de esta forma ser mucho más eficiente. Pero el Estado, que ha demostrado ser ineficiente, que ni siquiera puede comprar la vacuna, no puede comprar un respirador, no puede comprar una cama UCI, ¿le vamos a decir que controle una empresa? Es algo que no va a funcionar.

George Forsyth: "Hoy la salud es un privilegio, no es para todos los peruanos"

¿Qué medidas tomarías contra estos abusos?

Tenemos que fortalecer desde nuestra Constitución, proteger a la ciudadanía de los monopolios. Debemos tener una lucha frontal contra los monopolios y promover la asociatividad para generar mayores recursos y mayores ventajas competitivas.

También hablando de la respuesta a la pandemia, tu plan de gobierno habla de bonos económicos, pero que sería focalizados, temporales y para los más vulnerables. ¿Tienes un estimado de a cuántos podrían alcanzar estos bonos?

Se habla mucho de los bonos. Creemos que no solo deben ser unos bonos, sino debemos tener algo más productivo, no solamente una limosna. Que podamos generar empleos temporales, que podamos pagar a la ciudadanía que más necesita para que ayuden también a construir y dejar algo de infraestructura. Por eso es que queremos crear estos puestos de trabajos temporales, para que en las zonas, por ejemplo, urbanas puedan construir en las partes altas de los cerros los reservorios de agua, los muros de contención que tanto necesitan porque se caen a pedazos sobre las pistas y las casas. Necesitamos la canalización del agua para que los agricultores puedan producir más. De esta forma, ser más eficiente con lo que se entrega y generar más empleo, porque al tener estas obras, tener la infraestructura, se va a generar más empleo, va a ser más productivo el país.

Recién usted decía que el estado es ineficiente. También ha dicho que está ausente. Entonces, ¿buscaría un estado más grande, más chico, más eficiente?

El Estado lo que debe ser es fuerte, sólido, pero eso no debe ser sólido, pero eso no significa grande. Debe tener un cuerpo de atleta, ¿verdad? Bien formado, bien estructurado, pero no grasoso, no grande. Nosotros queremos reestructurar el estado, eso no significa crear más ministerios, lo que queremos buscar es la eficiencia del Estado.

El plan de gobierno, que es bastante detallado y completo, incluye varias políticas para la igualdad de género. Quería hacer un paréntesis. Si nos olvidamos de quiénes son los candidatos este año, ¿cuándo crees que habrá una presidente mujer en Perú?

Miren, para nosotros el género son exactamente iguales. ¿Cuándo? Cuando sea la persona más preparada. Hombre o mujer, cualquiera puede ser exactamente igual de preparada. Incluso yo cuando trabajaba en La Victoria tenía más gerentes mujeres y eran muy eficientes, hacían un gran trabajo. Tenemos una mentalidad, ya somos otra generación muy abierta en ese sentido.

Ha sido un tema debatido por propuestas que se oponían a los llamados enfoques de género. ¿Cuál es tu propuesta para la educación en ese sentido?

Necesitamos una educación en valores, eso es lo principal, son los que te enseñan a respetar. Debemos entender, me han educado de esa forma, que todos son exactamente iguales. Tenemos la fortuna de tener a unas mujeres maravillosas en el Perú, que en esta crisis han sido las mujeres, las señoras, las mamitas las que han sacado las ollas comunes cuando el gobierno les dio la espalda, han sido las mujeres que se han “sacado la mugre” y han alimentado al Perú, son las madres solteras que sacan adelante a sus hijos. Entonces las mujeres son luchadores, hay que empoderarlas y desde el colegio, con una educación de valores hay que hacer que se les respete, que se entienda que son fundamental para la economía.

Con el respeto debido, ¿Qué sería más grave, una denuncia por acoso [como la que recibió el candidato Yonhy Lescano] o una por maltrato doméstico [como la que presentó la ex pareja de Forsyth]?

Las dos son sumamente graves. lo que hay que hacerle frente a la justicia y evidentemente esa pregunta puede ser por algo que he tenido yo en el pasado, lo cual se ha demostrado en la Justicia que no han habido estos hechos. Y por eso es que se ha archivado esa denuncia

Ser líder también es ser humilde. Sin necesidad de mencionar nombres, ¿qué propuesta ha escuchado en esta campaña o los recientes debates y le gustó o le pareció interesante?

Creo que varios podemos concluir en diferentes temas, la lucha por al seguridad que necesita el Perú, hay propuestas, creo que todos coincidimos en fortalecer a la Policía. Hemos visto cómo el último gobierno ha debilitado a la Policía Nacional. En todas las instituciones van a haber malos elementos, a esos hay que cortales la cabeza. Se habla de una reforma, una reestructuración, pero nunca los consideran. Se trata de un fortalecimiento con ellos.

Luego, todos estamos de acuerdo por una salud primaria, que es fundamental. Hay varios puntos en consenso con varios partidos que van a permitir formar consenso para trabajar y sacar el país adelante, dejar las peleas al costado y que todos nos dediquemos a mejorar la calidad de vida de los peruanos, para eso están los gobierno.

Forsyth, en el debate, junto a los candidatos Verónika Mendoza y Alberto Beingolea (Reuters)
Forsyth, en el debate, junto a los candidatos Verónika Mendoza y Alberto Beingolea (Reuters)

Consenso es una palabra que usa mucho, y está claro que el próximo gobierno va a enfrentar a un Congreso muy fraccionado, en minoría. ¿Con quién podría formar una coalición? Porque el último que intentó decir ‘voy a conversar con todos’ fue Pedro Pablo Kuczynski, y duró poco en el poder. Entonces, bajo una mirada más realista, ¿con quién podría formar una coalición?

Lo que es realista es que los que están en el Congreso están porque el pueblo los eligió. Nosotros debemos ser muy respetuosos. Lo que no se puede hacer es decir hoy, antes de estar en el gobierno, ‘voy a trabajar con él, con él’. Lo que se debe hacer es buscar, primero, con todos, abrir las cartas, decir ‘esto es lo que queremos para el país, bienvenidos todos los que quieren formar el cambio’. Porque si todos han postulado es porque tienen en la mente al Perú. Entonces ya tenemos puntos de encuentro. Vamos a abrir las cartas, bienvenidos todos, bienvenidas diferentes formas de pensar, porque así buscaremos mejores soluciones. Vamos a defender los que pidan ministerios, obras o favores a cambio, es algo que no vamos a aceptar. Allí vamos a ver los que realmente quieran cambiar el Perú. y con ellos lanzaremos los puentes y mejoraremos esta estabilidad que tanto necesita el país

La lucha contra la corrupción es una de sus grandes plataformas de campaña. También mencionaste a las fuerzas de seguridad, la Policía. Una de tus propuestas es un programa de otorgar bonos a la Policía Nacional cada vez que un delincuente vaya a prisión. ¿Eso no podría incentivar un círculo mafioso? Porque la corrupción no solo está en Lava Jato, la microcorrupción está presente todos los días

Por supuesto, la corrupción está en todos los niveles, muy enquistada en nuestra sociedad. porque corrupción es desde que el que le quiere bajar pues, unas monedas, un dinero al policía para que no le ponga la multa, desde que vamos a comprar un producto y decimos, bueno, ‘¿con factura o sin factura, cómo es?’ Es algo que ya se toma como una normalidad, es algo con lo que tenemos que luchar.

Sobre la Policía, primero queremos la denuncia de los ciudadanos, tanto de temas de corrupción de funcionarios como a los policías. Que sean los mismos ciudadanos que puedan denunciar a estos policías que hagan malas cosas, que les pidan algo a cambio. Eso nos va a ayudar a sacar a los malos elementos, vamos a premiar también a los ciudadanos, obviamente con pruebas fehacientes. A los policías les vamos a dar bonos en caso de capturas que terminen presos, no se trata de cualquiera en la calle. No es por cada tipo. Lo que se puede premiar, por ejemplo, es a una comisaría por resultados. Lo que hace el sector privado, básicamente, que premia por resultados. Lo que queremos es mejorar la calidad de vida de todos los peruanos, Hoy los padres tienen miedo de que los niños salgan a la calle y los maten por un celular.

Siguiendo con el tema de la corrupción, quería vincularlo a la pandemia, con estos pequeños actos de pedir favores, el padrinazgo, los contactos. Vemos a gente desesperada porque la familia se le muere. Pero, ¿pedir contactos para conseguir una cama UCI, algo limitado, no es un acto de corrupción?

Lo que queda claro es que la salud es un privilegio, no es para todos los peruanos, porque hoy se curan los que tienen la vacuna, que no la tienen los peruanos. Y los que tienen recursos, que puedan costearse los tratamientos que son costosos, o los que tienen contactos. Pero a los pobres, al común de los peruanos, ellos sí están condenados a temas más trágicos. Por eso es que tenemos que reestructurar el sistema de salud.

Yendo a lo que comentabas, tenemos que luchar de manera frontal contra la corrupción. Es importante, es el cáncer principal en sus 200 años. (Hemos tenido) 12 constituciones y ninguna nos protege. Por eso cuando nos preguntan sobre la Constitución, sí, queremos modificarla, queremos agregar un capítulo contra la corrupción para luchar contra este cáncer que sea ha robado nuestra salud, la educación, el internet, las pistas, en general, nos está haciendo mucho daño.

Además de este capitulo contra la corrupción, su candidato a vicepresidente Jorge Chávez, uno de sus principales asesores del plan de gobierno, ha dicho que sería necesaria una reforma del capítulo económico. ¿Qué tanto considera necesaria esta reforma?

Lo que todos pueden ver es que somos un partido muy responsable, con un plan de gobierno de primera, que lo han catalogado diferentes instituciones como uno de los mejores planes, está entre los dos mejores planes del país. es gente realmente seria que quiere cambiar al Perú. Jorge Chávez es un economista que ha sacado al Perú de, antes de esta, la peor crisis económica que ha tenido, la de finales de los 80 e inicios de los 90. Ha sido presidente del BCR (Banco Central de Reserva) y ha hecho justamente lo que te comentaba, sacó al Perú adelante. Nosotros lo que queremos es un país más justo, en el que todas tengan las mismas oportunidades. Le vamos a seguir dando facilidades a la empresa privada, es muy importante, genera los recursos que necesita el Perú para invertir. Pero es hora de tener una mirada más hacia el pequeño empresario, que son el 80% de la economía del país. A esos hay que darles las ayudas, porque la gran empresa ya tiene todo el camino ya hecho. Concentrémonos en los que se están ahogando.

Una de sus prioridades sería el capítulo anticorrupción. En esa discusión, ¿se tocaría el capítulo económico?

En el sentido de solamente impulsar a los pequeños. Que las grandes empresas mantengan todas las facilidades que tengan. promover la asociativadad, eso es lo importante, para que las pequeñas empresas se puedan asociar y luchar contra las empresas más grandes. y tenemos que luchar contra los monopolios, eso es algo que no podemos permitir porque afecta al ciudadano

Surgió una polémica por un nombramiento en el distrito de La Victoria. Argumentó que necesitas a gente de tu confianza. ¿No sería una opción tu padre para canciller?

Mi padre es un diplomático de primera, le agradezco mucho, a mi madre y a mi padre, por la educación que me dieron, pero también me educaron una forma muy independiente. A veces quieren apoyar. pero está muy lejos, en Japón. Saben que me han criado de una forma muy independiente. Es una persona que ha hecho mucho por el Perú, pero creo que ya le toca descansar, está pasando al retiro, entonces creo que lo conveniente es que descanse un poco porque ya ha luchado mucho por el país. Es hora de que los jóvenes nos pongamos de pie.

Forsyth, en un partido de Copa Libertadores de 2015 (Reuters)
Forsyth, en un partido de Copa Libertadores de 2015 (Reuters)

Muchos peruanos irán a las urnas con indignación, con una crisis. ¿Cómo convencer a los votantes que un limeño (por más que no haya nacido en Lima), con privilegios, famoso, va a gobernar para todos y no solo para sus pares?

Qué buena pregunta. Yo tuve la oportunidad que muchos no han tenido. Crecí en una familia de diplomático, he crecido en muchos países, lo cual de chico fastidiaba mucho porque tenías que dejar a tus amigos, cambiar de colegio, no hablaba el idioma, afectaba mucho. Ahora de grande entendí que ha sido un privilegio porque conocí el mundo, hablo varios idiomas, veo cómo funcionan los países. Tengo una cultura internacional que quizás muchos no tienen. Pero por otro lado, llegué al Perú y me internaron en mi club Alianza Lima. Entonces qué pasó, crecí con el pueblo, viendo las necesidades de mis compañeros, gente en el entrenamiento que ni siquiera le alcanzaba el dinero para el pasaje de la combi. Cuando mi familia se iba y tenía que pasar las fiestas afuera, yo no podía porque me tenía que quedar por el deporte, y me iba a las casas de ellos, en piso de tierra, veía las dificultades. He recorrido todo el Perú. El fútbol a mí me dio la otra cara de la moneda, me dio la oportunidad de conocer mi país, no solamente cada región, sino las necesidades. Tuve la suerte que muy pocos tienen, porque o naces es un lado o naces en el otro. Tuve la oportunidad de tener los dos mundos. Eso es lo importante, entender que el Perú necesita de los dos mundos, que se unan estos mundos. Eso es algo que yo tengo. Por eso es que he luchado tanto por los temas sociales desde La Victoria, que me he puesto de pie para luchar por el país. Los peruanos lo han visto. Los indecisos tienen que tener en cuenta que si queremos que las cosas sean distintas, no podemos votar por los mismos de siempre. Los que han estado en el Congreso, los que dicen que hoy de repente se han despertado y quieren cambiar el Perú. Ellos han tenido la oportunidad de hacerlo, pero nunca han hecho nada. Los peruanos tampoco les vamos a creer. Han visto en la gestión de La Victoria una gestión donde hemos luchado en la calle, mañana, tarde y noche, chaleco antibalas, sea como sea, hemos hecho lo posible, todo el esfuerzo para sacar el distrito adelante. eso es algo que se está valorando. esperemos que ahora cuando se vayan acercando las fechas ya podamos convencer a más peruanos que hoy están pensando en conseguir oxígeno, en ver cómo trabajan o están velando a sus familiares. El Perú está pasando momentos muy difíciles, pero estamos seguros que los peruanos van a optar por el cambio.

SEGUIR LEYENDO: