Récord de muertes en Brasil por el coronavirus: 3.251 personas fallecieron en las últimas 24 horas

Un informe del Consejo Nacional de Secretarios de Salud señaló, además, que se registraron 82.493 nuevos casos de infectados en un día

Personal médico trabaja el 12 de marzo, en la UCI del Hospital de M'Boi Mirim, en un suburbio de Sao Paulo. EFE/FERNANDO BIZERRA/Archivo
Personal médico trabaja el 12 de marzo, en la UCI del Hospital de M'Boi Mirim, en un suburbio de Sao Paulo. EFE/FERNANDO BIZERRA/Archivo

Brasil, el país más azotado por la pandemia hoy en día, bordea los 300.000 muertos por el covid-19, mientras que la escasez de oxígeno y medicamentos para los contagiados por el virus amenaza con agravar el colapso que ya vive el país por la falta de cupos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) ante el creciente número de ingresos.

El Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass), que reúne a los responsables sanitarios de los 27 estados, reveló este martes que en las últimas 24 horas fallecieron 3.251 personas con la enfermedad del coronavirus, una cifra récord, y se llegó así a un total de 298.676 muertes desde el inicio de la pandemia en el gigante sudamericano. Además, se registraron 82.493 nuevos casos en un día y hay un acumulado de 12.130.019 contagios.

La crítica situación tiene a Brasil en jaque, pues, además de la fuerte crisis que se vive en el sistema de salud, permanecen las críticas a la cuestionada gestión del Gobierno de Jair Bolsonaro, que trabaja de forma desarticulada con los mandatarios regionales para enfrentar el recrudecimiento de la pandemia en el país.

Mientras que algunos de los estados más poblados de Brasil, como San Pablo y Río de Janeiro, adoptaron severas medidas para frenar los contagios, el mandatario continúa negando la gravedad de la pandemia; asegura que el país es un ejemplo en el manejo de la misma y hasta ha acudido a la Corte Suprema para limitar los poderes de los mandatarios regionales.

Bolsonaro, el negacionista

El Supremo rechazó este martes la petición del mandatario, tras calificarla de “totalitaria”, y ratificó la decisión que ya había dado desde el año pasado, de que Gobiernos regionales y locales tenían autonomía para imponer medidas restrictivas contra el covid siempre y cuando estén respaldadas por un comité científico.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, usa una máscarilla con su nombre durante una ceremonia para anunciar inversiones para el Programa Aguas Brasileiras (programa agua brasileña) en el Palacio Planalto en Brasilia, Brasil. 22 de marzo de 2021. REUTERS/Ueslei Marcelino
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, usa una máscarilla con su nombre durante una ceremonia para anunciar inversiones para el Programa Aguas Brasileiras (programa agua brasileña) en el Palacio Planalto en Brasilia, Brasil. 22 de marzo de 2021. REUTERS/Ueslei Marcelino

Bolsonaro, uno de los líderes más negacionistas sobre el covid, incentiva a los brasileños a salir a las calles, no tiene reparo en participar en actos públicos aglutinados y sin protección, y critica constantemente el endurecimiento de medidas adoptadas por alcaldes y gobernadores del país, como el cierre de comercios y toques de queda para restringir la movilidad y evitar la propagación del virus.

A la crisis se suma un Ministerio de Salud a la deriva, pues tan sólo ocho días después de haber sido nombrado Marcelo Queiroga como nuevo titular -el cuarto durante la pandemia- solo hasta hoy asumió como jefe de la cartera en lugar del general del Ejército Eduardo Pazuello, en una ceremonia privada que no fue agendada por la Presidencia.

La interinidad trabó aún más la gestión frente al covid del Ministerio, que adelanta una lenta campaña de vacunación y opera de forma reactiva, buscando apagar los incendios ocasionados por la escasez de oxígeno y la falta de insumos para las UCIs, sin un plan concreto para enfrentar la crisis sanitaria en el país.

Desde el pasado 17 de enero, cuando se inmunizó a la primera persona en Brasil, se han aplicado unos 14 millones de dosis en todo el país, es decir, que de los más de 210 millones de habitantes que tiene el gigante suramericano, tan solo el 6,6 % ha recibido al menos una dosis de algún antídoto contra la covid.

Paulino Hupdah, de 73 años, de la etnia indígena Hupda, recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus de Sinovac (COVID-19), en la aldea indígena de Santo Atanasio, durante un operativo de vacunación de comunidades indígenas en el Alto Río Negro fronterizo con Colombia, en el Distrito de Sao Gabriel da Cachoeira del estado brasileño de Amazonas, Brasil. 3 de marzo de 2021. REUTERS / Ueslei Marcelino
Paulino Hupdah, de 73 años, de la etnia indígena Hupda, recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus de Sinovac (COVID-19), en la aldea indígena de Santo Atanasio, durante un operativo de vacunación de comunidades indígenas en el Alto Río Negro fronterizo con Colombia, en el Distrito de Sao Gabriel da Cachoeira del estado brasileño de Amazonas, Brasil. 3 de marzo de 2021. REUTERS / Ueslei Marcelino

En cuanto a la escasez de oxígeno, el Ministerio señaló que seis estados preocupan por la falta del vital gas (Acre, Rondônia, Mato Grosso, Amapá, Ceará y Rio Grande do Norte).

Aunque la cartera no la incluyó, la situación también tiene bajo alerta a San Pablo, donde la Fiscalía investiga la muerte de tres personas que fallecieron en la capital paulista, tras ser trasladadas de un centro de salud por falta de oxígeno.

El Motor de Brasil está al límite

San Pablo, motor económico nacional y con una población de unos 46 millones de habitantes, es el estado más castigado por la pandemia, con más de 68.000 muertes y 2,3 millones de contagios desde que se registró el primer caso en el país -y de toda Latinoamérica- el 26 de febrero de 2020.

En las últimas 24 horas el estado registró 1.021 muertes por covid, un nuevo máximo diario para la región y casi el doble de los 679 fallecidos el martes pasado, hasta entonces el máximo récord en San Pablo. La cifra de pacientes hospitalizados con covid-19 se ha disparado en las últimas semanas hasta las casi 30.000 personas, de las que 12.168 están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El crecimiento exponencial de los contagios, agravado por la circulación de nuevas variantes del coronavirus más infecciosas, ha provocado que las UCIs de San Pablo estén al límite, con una tasa de ocupación que llega al 92 %.

Además de la falta de camas en los hospitales, también preocupa el posible desabastecimiento de oxígeno y medicamentos, como sedativos y bloqueadores neuromusculares, imprescindibles para los enfermos con cuadros más graves de la dolencia.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Perú aún no sabe quién será su próximo presidente y desde la ONU se pidió “calma para evitar una mayor fractura social”

El último cómputo, el izquierdista Pedro Castillo tiene una ventaja de 48.000 votos frente a Keiko Fujimori. Michele Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó “a la reflexión, a la calma y al respeto por los valores democráticos”

Gobierno de AMLO debe dar a conocer detalles sobre reuniones con privados que administran cárceles: INAI

El Instituto de Transparencia precisó que no deben detallar “exactamente de quiénes se trata”, pero sí “una explicación que allegue contabilizaciones, estadísticas y grado de avance en las acciones” sobre el tema

Lionel Scaloni explotó de furia por el estado del césped y defendió el rendimiento de la selección argentina en el debut de la Copa América

Tras el empate 1-1 de Argentina ante Chile, el entrenador expresó todo su enojo por el campo de juego del Estadio Nilton Santos: “Nos encontramos con una cancha que a los 10 minutos ya no se podía jugar al fútbol. Es lamentable”

Cuáles son los negocios de Carlos Slim

El empresario mexicano comenzó a generar su riqueza desde 1965, cuando sentó las bases de Grupo Carso, uno de los conglomerados más importantes de México y América Latina

Las 5 situaciones claras de gol que desperdició Nicolás González en Argentina-Chile

El delantero del Stuttgart de Alemania tuvo un partido muy errático. "Debemos estar más finos y soy autocrítico. Hoy he fallado", reconoció al final del partido
MAS NOTICIAS