San Pablo recibió otras 5,5 millones de dosis de la vacuna china Sinovac, pero todavía no las puede aplicar

Se trata del tercer lote que recibe el estado de Brasil más afectado por la pandemia de coronavirus. Aún se desconocen los datos de sus estudios clínicos, y la fecha prevista para iniciar la campaña de inmunización es el 25 de enero

Un trabajador descarga en el aeropuerto internacional de Guarulhos, que opera para la ciudad de San Pablo (Brasil), el segundo lote de la "Coronavac" (EFE/ Sebastiao Moreira/Archivo)
Un trabajador descarga en el aeropuerto internacional de Guarulhos, que opera para la ciudad de San Pablo (Brasil), el segundo lote de la "Coronavac" (EFE/ Sebastiao Moreira/Archivo)

San Pablo, el estado más afectado por la pandemia de covid-19 en Brasil, recibió este jueves 5,5 millones de dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, que todavía no pueden ser aplicadas pues aún se desconocen los datos de sus estudios clínicos.

Se trata del tercer lote de la llamada “Coronavac” que reciben las autoridades de San Pablo, que se han asociado a Sinovac y al Instituto Butantan, uno de los mayores centros de investigación de Brasil, para la experimentación y producción de esa vacuna.

Según el gobierno regional, en los próximos días serán recibidos otros cargamentos, para llegar al día 31 de diciembre a un total de 10,8 millones de dosis, a las que luego se sumará progresivamente la producción del propio Instituto Butantan.

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, ha anunciado el inicio de la vacunación en esa región para el próximo 25 de enero, pero eso depende de un acuerdo con el Ministerio de Salud y la autorización de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), que aún no ha recibido los datos de los estudios realizados por Sinovac.

Esa presentación estaba prevista para este miércoles, pero fue postergada a petición del laboratorio Sinovac, según anunció en San Pablo el propio Instituto Butantan.

El director de esa institución científica, Dimas Covas, dijo que la vacuna está siendo experimentada en diversos países, por lo que Sinovac pidió un plazo de hasta quince días para recopilar, analizar y unificar los datos obtenidos a nivel mundial.

El gobernador del estado de San Pablo, João Doria, y el director del Instituto Butantan, Dimas Tadeu Covas, sostienen cajas de la vacuna Sinovac de China (REUTERS/Amanda Perobelli/Archivo)
El gobernador del estado de San Pablo, João Doria, y el director del Instituto Butantan, Dimas Tadeu Covas, sostienen cajas de la vacuna Sinovac de China (REUTERS/Amanda Perobelli/Archivo)

La intención de Sinovac, según Covas, es publicar los resultados de eficacia y seguridad de la vacuna en forma “uniforme” y sin que existan “disparidades”, aunque garantizó que los niveles mínimos de seguridad exigidos por las autoridades sanitarias fueron alcanzados.

La “Coronavac” es una de las vacunas que está en los planes del Gobierno brasileño, que planea adquirir unas 100 millones de dosis de ese antídoto y sumarlas a otras que negocia con los laboratorios Pfizer, AstraZeneca-Oxford, Moderna, Janssen y Bharat Biotech.

Con ese paquete de vacunas, el Gobierno federal calcula que podrá inmunizar a los 210 millones de brasileños en un plazo de 16 meses, en cinco fases que comenzarían en febrero o marzo de 2021.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia y, según los datos oficiales, ya suma casi 190.000 fallecidos y 7,4 millones de casos.

San Pablo es el más golpeado de los 27 estados del país, con un total de 45.576 muertos y 1,4 millones de contagios, de acuerdo al último boletín sanitario, divulgado este miércoles.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS