Un dirigente del MAS aseguró que Evo Morales volverá a Bolivia el 9 de noviembre

Andrónico Rodríguez, senador electo del partido que se impuso en las elecciones presidenciales, indicó además que la intención del ex mandatario es llegar a la región de Cochabamba dos días después, cuando se cumple un año de su renuncia

El ex presidente boliviano Evo Morales realiza una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina. Oct 22, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian
El ex presidente boliviano Evo Morales realiza una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina. Oct 22, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

Un dirigente del Movimiento al Socialismo boliviano (MAS) aseguró este martes que el ex presidente Evo Morales ya tiene fecha concreta para volver al país. Indicó que tendrá lugar el próximo 9 de noviembre, “un día después” de la toma de posesión de quien fue su delfín en las elecciones del 18 de octubre, el presidente electo Luis Arce.

En una entrevista televisiva, Rodríguez, senador electo por el mismo partido, dijo también que la intención del ex mandatario es llegar a Cochabamba dos días después, cuando se cumplirá un año exacto de su renuncia a la jefatura de Estado.

“Llega por el mismo lugar que salió. Va a ser un día histórico para nosotros. Nos concentramos a nivel trópico y a nivel nacional para recibir a nuestro líder histórico de Bolivia”, expresó Rodríguez, quien al igual que Morales inició su carrera política como dirigente cocalero.

Andrónico Rodríguez. Foto: REUTERS/David Mercado
Andrónico Rodríguez. Foto: REUTERS/David Mercado

El ex presidente ya había expresado su voluntad de volver al país andino luego de la amplia victoria de Arce en los comicios. Su camino continuó siendo allanado el lunes, cuando un juez anuló la orden de detención que pesaba contra él por la acusación del gobierno interino de los delitos de terrorismo y sedición.

En concreto, el tribunal explicó que levantó la orden de arresto porque “se vulneraron sus derechos, básicamente el derecho a la defensa debido a que no lo se citó debidamente”. Morales debía comparecer ante la justicia el martes 27 de octubre, pero su defensa alegó que no fueron notificados formalmente.

La causa se sustenta en una serie de audios en los que una voz, atribuida al ex mandatario, instruye a un dirigente cocalero a bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a distintas ciudades en el marco de los disturbios sociales catalizados por las elecciones fraudulentas en el país. No obstante, el juez aclaró, ello no implica que la investigación no continúe adelante.

Morales ha asegurado que no planea involucrarase en el gobierno de Arce una vez vuelva al país. En una entrevista con la agencia AFP el pasado lunes, dijo que se instalará en Cochambamba para retomar el activismo sindical e incurrir en la piscicultura.

“(Estaré) en la zona del Trópico de Cochabamba, junto a los movimientos sociales y al MAS (Movimiento al Socialismo). Vamos a cuidar, a defender nuestro proceso, vamos a acompañar a Lucho (Luis Arce), por supuesto, somos militantes. Vamos a cuidar nuestros principios ideológicos, también los programas sociales para bien de todo el pueblo boliviano”, aseveró.

En la imagen, el presidente electo de Bolivia, Luis Arce. EFE/Martin Alipaz
En la imagen, el presidente electo de Bolivia, Luis Arce. EFE/Martin Alipaz

Con respecto a su posible actividad comercial, expresó: “En lo personal, (voy a) dedicarme a la agricultura. Estoy haciendo talleres por teléfono para tener piscinas de crianza de pescado. Está muy de moda el tambaquí. Los compañeros que tienen criadero de pescado tambaquí están ganando muy bien”.

El recuento final de los comicios lo dio ganador a Arce con el 55,1 por ciento de los sufragios, por encima del 50 por ciento más uno de los votos que necesitaba para ganar en primera vuelta. El ex presidente Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, obtuvo el 28,83 por ciento de los votos y Luis Fernando Camacho, de Creemos, el 14.

Las elecciones se celebraron el pasado domingo con un padrón de unos 7,3 millones de electores y una participación del 88 por ciento. El voto es obligatorio para los residentes en el país y voluntario en el exterior.

Los comicios para elegir presidente, vicepresidente, senadores y diputados se repitieron en Bolivia prácticamente un año después de que se anularan las del 20 de octubre de 2019 entre denuncias de fraude a favor del entonces presidente Morales, que había sido declarado vencedor para un cuarto mandado seguido y que renunció denunciando que era forzado a dejar el poder por un golpe de Estado.

Más sobre este tema:

La justicia boliviana anuló la orden de detención contra Evo Morales

Nicolás Maduro confirmó que Evo Morales estuvo en Venezuela el fin de semana

MAS NOTICIAS