Sebastián Piñera, tras el triunfo del “Apruebo” en el Plebiscito chileno: “La nueva Constitución debe ser el gran marco de estabilidad”

El presiente chileno aseguró que “hoy ha triunfado la ciudadanía y la democracia”

El presidente de Chile, Sebastián Piñera
El presidente de Chile, Sebastián Piñera

El presidente de Chile, Sebastián Piñera afirmó este domingo que “triunfó la ciudadanía y la democracia” tras conocerse los resultados del plebiscito en el que la opción de redactar una nueva Carta Magna se impuso ampliamente. “Hoy hemos demostrado nuevamente la naturaleza democrática, participativa y pacífica del espíritu de los chilenos y del alma de las naciones honrando nuestra tradición de república”, afirmó el mandatario.

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, dijo el mandatario.

Al interior del palacio de gobierno, fuertemente custodiado por la Policía, el presidente -que se mostró neutral frente a este referéndum- pidió a los chilenos que la nueva Constitución sea un símbolo de “unidad” para el futuro.

Con más del 95% de los votos escrutados y con una tendencia que parece irreversible, Chile decidió este domingo por un aplastante 78% reemplazar la actual Constitución, redactada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), informó la autoridad electoral.

Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, la otra pregunta que se planteó en la histórica votación, se impone con un 78,8 % la opción de la convención constitucional, paritaria e integrada solo por ciudadanos electos para ese fin.

Hay festejos en distintos puntos del país
Hay festejos en distintos puntos del país

Las 155 personas que integrarán la convención ciudadana que redactará la nueva Constitución serán elegidas por votación popular el 11 de abril del año que viene y a partir de entonces tendrán un margen de nueves meses, prorrogables una sola vez por tres meses más, para elaborar el nuevo texto de la nueva Carta Magna. El texto resultante será sometido a un nuevo referéndum, ya en 2022, que será de voto obligatorio y en el que los ciudadanos decidirán si lo aprueban o rechazan.

El plebiscito fue fruto de un acuerdo político entre el oficialismo y casi todas las fuerzas de oposición para descomprimir la grave ola de protestas desatadas el año pasado contra la desigualdad y en favor de mejores servicios básicos, que entre masivas manifestaciones pacíficas produjo también episodios de extrema violencia y represión policial, y causó al menos 30 muertos y miles de heridos.

La consulta, que en un primer momento se programó para abril de este año, se pospuso hasta esta jornada debido a la pandemia y se desarrolló bajo estrictas medidas sanitarias y de distancia física.

Festejos

“Oh, Chile despertó, Chile despertó”, gritaron las miles de personas que se congregaron en la céntrica plaza Italia de Santiago, para celebrar el triunfo abrumador de la opción “Apruebo” al cambio constitucional.

“Ni de joven pensé que en Chile seriamos capaces de unirnos para semejante cambio (...) Nunca vi tanta gente votando y con ganas de votar, de querer participar”, dijo a la AFP María Isabel Ñúñez, de 46 años, ejecutiva de ventas de un banco, quien caminaba de la mano junto a su hija de 20 por la céntrica plaza de Santiago, epicentro de las manifestaciones que estallaron hace un año en Chile.

Celebraciones en Chile luego del amplio respaldo a la redacción de una nueva Constitución

“Hoy empieza algo nuevo; capaz no es todo rápido pero todo lo que hemos sufrido este año y los años que ha costado sacarse de encima las injusticias que se armaron en dictadura. Todo lo que se haga de ahora en adelante será histórico”, afirmó de su lado su hija, Orietta Herraz, quien votó por primera vez en su vida en este plebiscito.

Una manada de gente llegó a este lugar desde todas partes de la capital un poco antes de que se conocieran los resultados oficiales, y tras aislados incidentes con la Policía, estalló la fiesta popular, llena de banderas, luces, fuegos artificiales, y una emoción desbordada.

Las caravanas de autos haciendo sonar sus bocinas colapsaron rápidamente la avenida Alameda, la principal arteria de Santiago, en camino a unirse a los miles que ya celebraban en la plaza Italia. En varias esquinas, personas con banderas chilenas, luces y pancartas festejaban el abultado triunfo.


MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los chilenos aprobaron por amplia mayoría la redacción de una nueva Constitución

Celebraciones pacíficas en distintos puntos de Chile