Los últimos sondeos en Bolivia dejan la puerta abierta a una segunda vuelta electoral

Luis Arce, candidato del MAS, el partido del ex presidente Evo Morales, sigue primero en las encuestas pero con una diferencia más acotada respecto al segundo, Carlos Mesa

Imagen de las últimas elecciones (JORGE BERNAL / AFP)
Imagen de las últimas elecciones (JORGE BERNAL / AFP)

Las últimas encuestas de intención de voto para las elecciones del próximo 18 de octubre en Bolivia siguen dando como favorito al Movimiento al Socialismo (MAS) del ex presidente Evo Morales, con el 30,6 por ciento de los apoyos, pero dejan la posibilidad abierta a una segunda vuelta, tras la subida en los sondeos de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), con casi el 25 por ciento.

Hasta este momento la candidatura del MAS, en esta ocasión encabezada por el que fuera ministro de Economía de Morales, Luis Arce, partía con amplia ventaja con respecto a sus competidores, según mostraban el resto de sondeos que se habían realizado antes del estallido de la crisis del coronavirus.

Las últimas publicadas hace tan solo dos semanas, colocaban a Arce como la primera opción entre los bolivianos con una intención de voto de casi el 40 por ciento, muy por delante de la presidente interina, Jeanine Áñez, cuarta en las encuestas, con apenas un 10 por ciento en el mejor de los casos, quien a las pocas horas decidió abandonar la carrera presidencial para no “dividir” más el voto.

Luis Arce, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho
Luis Arce, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho

El principal escollo para que el MAS vuelva al Palacio Quemado no es otro que la colación Comunidad Ciudadana liderada por el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005), con el 24,7 por ciento de los apoyos, según la encuesta de Ciesmori, que han publicado medios de comunicación bolivianos.

Le sigue la muy conservadora alianza Creemos, del siempre beligerante con Morales y el MAS, Luis Fernando Camacho, con el 12,7 por ciento en intención de apoyo, que le daría, según estas cifras, la llave de la gobernabilidad del país.

De acuerdo con estos resultados, el Senado, donde se necesita 19 escaños para tener la mayoría, estaría formado por tres fuerzas políticas, ya que el resto de las otras cuatro candidaturas no alcanzan el cinco por ciento de los sufragios.

El partido de Morales perdería seis escaños con respecto a la actual distribución de la cámara, pasando de 25 a 16. El MAS ganaría las elecciones en La Paz, Pando, Oruro, Cochabamba y Potosí; mientras que CC, que contaría con 15 senadores, vencería en Beni, Chuquisaca y Tarija; y Creemos con cinco, en Santa Cruz.

El reparto de las sillas tanto para el Senado como para la cámara de Diputados quedará fijado en la primera vuelta, mientras que en una hipotética segunda, fijada para el 9 de noviembre, se dirimirá cuál de los dos candidatos más votados será el nuevo presidente de Bolivia.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Áñez pide una semana para decidir qué candidato apoyará para impedir el retorno del MAS

Tres ministros dejaron sus cargos en el gobierno interino de Bolivia en un día

MAS NOTICIAS