El alcalde de San Pablo en Brasil dio positivo en la prueba de coronavirus

El alcalde tendrá que trabajar desde casa tras haber confirmado el contagio a pesar de no haber prestado ningún síntoma hasta el momento, además, estará bajo observación médica en los próximos días ya que Covas también padece cáncer

El alcalde de San Pablo, Bruno Covas, durante una entrevista
El alcalde de San Pablo, Bruno Covas, durante una entrevista

El alcalde de San Pablo, Bruno Covas, ha dado positivo en coronavirus tras someterse a la prueba, aunque de momento no presenta ningún síntoma relacionado con la pandemia.

El alcalde tendrá que trabajar desde casa tras haber confirmado este positivo y estará bajo observación médica en los próximos días ya que Covas también padece cáncer, según informa el portal brasileño G1.

“Tras cuatro test negativos, hoy, desafortunadamente, he dado positivo en COVID-19. La recomendación es que me quede en casa, aunque no tengo síntomas y no es necesario que deje mi cargo de alcalde. Podré seguir reuniéndome de forma online. Las previsión es que permanezca aquí diez días”, dijo el alcalde en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram.

Brasil es el país más afectado por el coronavirus en América Latina con más de 850.000 casos confirmados y 42.700 fallecidos.

San Pablo, el estado más afectado por el nuevo coronavirus y comenzó a flexibilizar la cuarentena en algunas regiones del estado, aunque el gobernador precisó que las autoridades podrán dar “un paso atrás” en caso de que lo consideren necesario con el fin de “proteger vidas”.

“Mantendremos la cuarentena hasta el 15 de junio, pero con la retomada de algunas actividades económicas”, señaló Doria en una rueda de prensa junto al alcalde de San Pablo, Bruno Covas.

Las primeras medidas de restricción de la circulación de personas en San Pablo fueron adoptadas el pasado 24 de marzo, un mes después de que se detectara el primer caso en Brasil, y fueron prorrogadas sucesivamente.

Una familia camina en las calles de San Pablo luego de la flexibilización de la cuarentena
Una familia camina en las calles de San Pablo luego de la flexibilización de la cuarentena

Pese a que el Gobierno regional barajó relajarlas a partir del 11 de mayo, Doria decidió a comienzos de este mes prolongar la cuarentena tras reconocer la gravedad de la crisis sanitaria en el estado de San Pablo, donde viven 46 millones de habitantes.

No obstante, el gobernador ha sufrido una fuerte presión por parte de diversos sectores empresariales para retomar las actividades en el estado más industrializado de Brasil, una medida defendida desde el comienzo de la pandemia por el presidente Jair Bolsonaro, que llegó a tildar la enfermedad de “gripecita”.

La reapertura gradual en San Pablo se dividirá ahora en 5 fases y, de acuerdo con el gobernador, se producirá en aquellas regiones del estado en las que se registre una reducción consistente del número de casos y cuenten con camas disponibles en los hospitales públicos y privados.

A pesar del acelerado ritmo de expansión de la enfermedad, diversos estados y ciudades, entre ellas San Pablo y Río, han flexibilizado las medidas de aislamiento y reabierto sus comercios y centros comerciales, lo que ha generado un aluvión de críticas de especialistas y científicos, quienes alertan de que el país solo deberá alcanzar el pico de la curva de contagio en julio.

Este mismo jueves, el estado de San Pablo, con unos 46 millones de habitantes y epicentro de la pandemia en Brasil, superó la barrera simbólica de 10.000 fallecidos por COVID-19, tras romper récord de muertos diarios tanto el martes como el miércoles pasado.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: