Estudiantes bolivianos chocaron con la policía tras la difusión de los resultados electorales que aseguran la reelección de Evo Morales

“Esto no es Cuba, tampoco Venezuela. Esto es Bolivia y Bolivia se respeta”, gritaban los jóvenes mientras eran atacados con gases lacrimógenos. El opositor Carlos Mesa reiteró que no reconocerá el conteo, dado que sufrió una “alteración vergonzosa y grosera”

Protesta de los estudiantes en La Paz


Esto no es Cuba, tampoco Venezuela. Esto es Bolivia y Bolivia se respeta”. Con esas palabras, estudiantes bolivianos se manifestaron este jueves por la noche en la puerta de la universidad pública más grande de La Paz. “Resistencia, resistencia”, cantaban los jóvenes mientras soportaban la represión de la policía, que disparó gases lacrimógenos para intentar dispersarlos.

“En Bolivia estamos empezando una crisis. El día de mañana no podremos escapar. Nos quieren asesinar. Somos jóvenes que estamos estudiando pero de qué nos va a servir estudiar si el día de mañana no vamos a tener un título universitario, si el día de mañana ni siquiera nos pueden dar trabajo. Hasta la OEA dijo que sería recomendable ir a una segunda vuelta”, manifestó una joven.

“Esto no es por plata. Esto es porque queremos que Bolivia se respete”, dijo otro joven ante las cámaras.

Por su parte, el candidato opositor Carlos Mesa reiteró que no reconocerá los resultados, dado que sufrieron una “alteración vergonzosa y grosera” y pidió que la gente siga en las calles. “El MAS (partido de gobierno) no quiere aceptar ninguna modificación de esta alteración vergonzosa y grosera del resultado de nuestro voto del pasado domingo 20 de octubre”, comenzó Mesa.

La palabra de Carlos Mesa


Y agregó: “Quiero decirles primero que no se desanimen. Segundo, que se mantengan en acción. Tercero, que estoy con ustedes, que estas movilizaciones pacíficas y democrácticas no deben terminar. Lo que ha ocurrido es algo que todos esperábamos. Sabíamos de la testarudez del presidente y el gobierno, y sabemos de nuestra fortaleza para seguir adelante”.

En tanto, también este jueves, miles de personas se manifestaron en el bastión de la oposición boliviana en Santa Cruz, rechazando los resultados electorales. “El pueblo unido jamás será vencido”, cantaban los opositores a Morales mientras mostraban carteles que afirmaban: “Fraude electoral”, “fuera Evo” y “dictador vas a caer”.

“No aceptamos estos resultados. Es evidente el fraude. Bolivia le dijo a él (Evo Morales) que no. Él no debería haberse presentado como candidato”, dijo una manifestante; mientras que un joven expresó: “Los resultados han sido un gran fraude. Estamos en lucha por la democracia y hartos de la dictadura”.

La manifestación en Santa Cruz


La Unión Europea, Estados Unidos y tres naciones latinoamericanas alzaron la voz contra el presidente boliviano Evo Morales, reelegido en primera vuelta tras un cuestionado escrutinio, y le exigieron ir a balotaje con el opositor Mesa.

“Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos, junto a la comunidad democrática internacional, sólo reconocerán resultados que reflejen realmente la voluntad del pueblo boliviano”, advirtieron los cuatro países en un comunicado el jueves.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), blanco de las críticas, escrutó hasta este viernes el 99,99% de los votos, dando la victoria a Morales con el 47,07%, frente al opositor Carlos Mesa con el 36,51% (10,56 puntos de diferencia). La ley señala que un candidato gana en primera vuelta si obtiene al menos el 40% de los sufragios con 10 puntos de distancia sobre el segundo.

Horas antes de que los números oficiales le dieran el triunfo, Morales había proclamado su victoria: “Una buena noticia (...). Ya ganamos en la primera vuelta”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: