El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha anunciado este viernes una reforma tributaria que ya está lista para enviarse a la Asamblea Nacional, y se ha comprometido a que el nuevo decreto de los subsidios a los combustibles, cuya retirada provocó más de una semana de violentas protestas, sea “eficiente”.

“No subiremos el IVA”, ha especificado Moreno, según ha recogido ‘El Comercio’. Además, el presidente ha asegurado que la reforma tributaria incluye pedir “a los que más tienen, pagar más”.

En concreto, aquellos que tengan unos ingresos mayores a 100.000 dólares americanos al año no tendrán derecho a las deducciones de impuesto a la renta en gastos personales.

Mientras, las empresas que tienen ingresos superiores a un millón de dólares al año, tendrán que hacer una contribución que, según ha matizado, permitirá recaudar 532 millones de dólares en un plazo de tres años.

Ciudadanos en Quito celebran la derogación del decreto. (Foto: Franco Fafasuli)
Ciudadanos en Quito celebran la derogación del decreto. (Foto: Franco Fafasuli)

Además, ha asegurado que la reforma tributaria también prevé la "eliminación del anticipo del impuesto a la renta, la eliminación de la obligatoriedad a los 100.000 agentes de retención, la implementación de un esquema de facilitación tributaria para los microempresarios y la creación de un sistema simplificado de incentivo a los exportadores con énfasis en las medianas y pequeñas industrias.

Por otra parte, ha indicado que se han planteado estrategias para ayudar a los comercios afectados por las protestas. “Para las empresas (...) más afectadas por los incidentes de los últimos días, reduciremos la tarifa de impuesto a la renta para el año 2020. Con ello, podrán conservar las plazas de empleo”, ha explicado Moreno.

“Adicionalmente, BanEcuador está brindando créditos fáciles para quienes fueron afectados por los disturbios últimos”, ha añadido. “En pocos días, 300 emprendedores ya han recibido este apoyo”, ha asegurado.

Ciudadanos en Quito celebran la derogación del decreto. (Foto: Franco Fafasuli)
Ciudadanos en Quito celebran la derogación del decreto. (Foto: Franco Fafasuli)

DIÁLOGO CON LOS INDÍGENAS

En cuanto a las conversaciones que mantiene el Gobierno de Ecuador con las comunidades indígenas y las organizaciones sindicales, entre otros, para establecer un nuevo decreto de subsidios, Moreno ha afirmado que el diálogo es “sincero, transparente, franco”.

Vamos a discutir para llegar a un acuerdo sobre cómo focalizar los subsidios. El nuevo decreto tiene que contener una política de subsidios de combustibles, una política que sea justa y eficiente, que proteja a los más pobres y que destine buena parte de los recursos en su beneficio”, ha expresado.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: