Jair Bolsonaro (Reuters)
Jair Bolsonaro (Reuters)

El gobierno brasileño incluyó este miércoles nueve empresas en la lista de 17 que pretende privatizar, entre ellas Correos y el puerto de Santos, el mayor de América Latina, con una expectativa de recaudar 700.000 millones de reales (175.000 millones de dólares).

Con esa nómina, ya son casi una veintena los activos (empresas, acciones y servicios) incluidos en el plan de privatizaciones y concesiones (PPI) con el cual el presidente Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes, esperan reducir el volumen de la deuda pública y dinamizar una economía estancada.

El estado brasileño controla 130 empresas, entre ellas gigantes como Eletrobras -generadora de un tercio de la electricidad de Brasil-, que ya figuraba en una lista anterior.

Petrobras, la joya de la corona, permanece fuera de la nómina, aunque los mercados se vieron animados el miércoles por señales del equipo económico de que podría entrar en la lista antes de 2022, cuando finalice el mandato de Bolsonaro. Los títulos de la compañía ganaron más de 5%.

Petrobras permanece fuera de la nómina
Petrobras permanece fuera de la nómina

Bolsonaro pidió la semana pasada acelerar los procesos de desestatización, privatizando "por lo menos una pequeña (empresa) por semana".

El plan inicial del gobierno es recaudar 1,3 billones de reales, pero con los anuncios de este miércoles la suma podría llegar a 2 billones (500.000 millones de dólares), indicó el ministro de la Casa Civil (jefe de gobierno), Onyx Lorenzoni, en una ceremonia en el Palacio presidencial de Planalto.

Aparte de Correos y el puerto de Santos, el paquete está integrado por Telebras (telefonía), Dataprev y Serpro (procesamiento de datos), así como por empresas gestoras de activos como ABGF y Emgea, tecnológicas como Ceitec y la Compañía de Depósitos y Almacenes de San Pablo.

La perspectiva de los anuncios alentó a los inversores. La Bolsa de San Pablo cerró con un alza de 2%, en tanto que las acciones ordinarias de Eletrobras se dispararon un 12,39%.

En el paquete anterior, aparte de Eletrobras, figuraban la Casa de la Moneda y las loterías.

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el Ministro de Economía, Paulo Guedes (Reuters)
El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el Ministro de Economía, Paulo Guedes (Reuters)

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT, oposición de izquierda), Gleisi Hoffmann, denunció la venta de algunos "activos estratégicos", en detrimento de la "soberanía" de Brasil.

El banco de fomento BNDES debe definir los modelos del paso del control de cada empresa a manos privadas.

"Algunas empresas tendrán un modelo muy sencillo, apenas necesitarán de una autorización, pero para otras habrá que cambiar la Constitución", explicó a la AFP Margarida Gutierrez, profesora de macroeconomía del instituto Coppead de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ).

Ello se debe a que las filiales de estatales pueden ser vendidas directamente, según decidió en junio la corte suprema, abriendo la puerta a la venta de la red de gasoductos TAG, una filial de Petrobras, a un consorcio liderado por la francesa Engie, por 8.600 millones de dólares.

Gutierrez sostiene que "la mayoría de las (estatales) son completamente ineficientes" y que su desestatización permitirá dar "más eficacia de productividad y avanzar en reformas estructurales".

Las empresas declaradas "privatizables" este miércoles son las siguientes:

– Correos

La Empresa Brasileira de Correios e Telégrafos (ECT), conocida simplemente como Correios, fue fundada en 1969, sobre la base del Departamento de Correios e Telégrafos, que data de 1931.

Esa última empresa sustituyó a la antigua "Correio-mor das cartas do mar", creada en 1663, cuando Brasil aún era colonia portuguesa.

Opera en prácticamente todos los 5.570 municipios del país.

– Casa de la Moneda

Existe desde 1694 y actualmente tiene capacidad para producir unos 2.600 millones de billetes y 4.000 monedas por año. Se ocupa también de la elaboración de los pasaportes.

– Telebras

Desde 1979 tiene entre sus diversas atribuciones el fomento y difusión de tecnologías de información y comunicación, así como se ocupa de la gestión del llamado Plan Nacional de Banda Larga y las redes de fibra óptica.

– Companhia Docas do Estado de São Paulo (Codesp)

Está vinculada al Ministerio de Infraestructura y su principal función es la administración del Puerto de Santos, localizado en el litoral del estado de San Pablo y considerado como la mayor terminal de cargas de América Latina.

El puerto es la principal puerta de salida para las exportaciones agropecuarias de Brasil, uno de los mayores productores de alimentos del mundo.

– Empresa Gestora de Activos (Emgea)

Gestiona los activos propiedad Gobierno federal, entre los que se encuentran millares de edificios que el Gobierno de Bolsonaro ya se ha comprometido a vender hasta 2022.

– Agencia Gestora de Fondos y Garantias (ABGF)

Está volcada a la promoción de las exportaciones y el desarrollo de planes de infraestructuras y la gestión de las garantías que son necesarias para esos proyectos.

– Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Serpro)

Empresa líder en el mercado de Tecnología de la Información (TI) en el sector público y que, desde hace un par de años, también ha pasado a ofrecer sus servicios a la empresa privada.

– Empresa de Tecnología e Informaciones de la Seguridad Social (Dataprev)

Entre otras funciones, se ocupa de procesar el pago de cerca de 34,5 millones de jubilaciones y pensiones y es responsable por el trámite de los pedidos de seguro de desempleo.

– Companhia Armazéns Gerais de São Paulo (Ceagesp)

Administra la red pública de almacenes, silos y graneros de todo el estado de Sao Paulo, lo que incluye una central de abastecimiento de frutas, legumbres, verduras, flores, pescados y otros productos, por la que circulan cada día unas 50.000 personas.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: