Daniel Ortega en Managua el 19 de julio de 2019 (Foto: INTI OCON / AFP)
Daniel Ortega en Managua el 19 de julio de 2019 (Foto: INTI OCON / AFP)

La oposición de Nicaragua llamó este viernes a castigar al Gobierno de Daniel Ortega a través de un "paro vehicular" programado para el 20 de agosto, en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos en 16 meses.

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco invitó a los nicaragüenses a no usar automóviles el próximo martes "para demostrar que en Nicaragua nada está normal, que nos siguen matando, nos siguen reprimiendo, y sobre todo, que seguimos en pie de lucha" contra Ortega, al que considera dictador.

"No nos movilicemos más que del trabajo a nuestra casa, no consumamos, no gastemos gasolina, no financiemos al régimen que nos está reprimiendo, te invito a sumarte al paro vehicular", dijo la dirigente de la Unidad, Violeta Granera, en un mensaje público.

Según la oposición, Ortega utiliza los recursos del Estado de Nicaragua para financiar su permanencia en el poder "a través de la violencia", pues lo responsabilizan de agresiones armadas contra civiles que han dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, así como decenas de miles en el exilio, desde el estallido social en su contra, en abril de 2018.

Diferentes grupos opositores de Nicaragua dieron su apoyo inmediato al "paro vehicular", a través de carteles distribuidos en redes sociales.

"Compartí carro, andá en bici o caminá, menos tráfico significa menos ganancia para el régimen", se pudo leer en uno de los carteles. "Usá transporte público, planificá otras actividades, se leyó en otro". "Menos contaminación, evitamos multas de la policía del régimen", destacó un tercero.

La oposición apuesta a golpear uno de las principales fuentes de financiamiento del Gobierno sandinista, como son los combustibles, cuya factura alcanzó los 5.199 millones de dólares en 2018, y 1.565 millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2019.

El parque vehicular de Nicaragua cuenta con más de 800.000 vehículos, de los cuales aproximadamente un diez por ciento se dedica al transporte colectivo.

La Unidad Nacional Azul y Blanco recordó que el "paro vehicular" es una manera "creativa y segura" de protestar, ya que la Policía de Nicaragua tiene prohibido manifestarse contra Ortega, pese a las críticas porque la medida atenta contra la Constitución.

Las protestas masivas antigubernamentales fueron reducidas en 2018 con ataques armados de policías y paramilitares, que dejaron resultados letales en diferentes ciudades de Nicaragua.

La crisis sociopolítica ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que responsabiliza al Gobierno de Ortega de cometer crímenes "de lesa humanidad".

Organizaciones humanitarias nicaragüenses establecen hasta en 595 el número de muertos, mientras que el Gobierno reconoce 200.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: