El presidente de Perú, Martín Vizcarra, le deseó una pronta mejoría al ex mandatario Pedro Pablo Kuczynski, de 80 años, tras visitarlo este lunes en una clínica de Lima donde además cumple la prisión preventiva dictada en su contra por el caso Odebrecht.

Vizcarra visitó a su antecesor (2016-2018) en la clínica Angloamericana por primera vez, desde que fue internado hace una semana por un problema cardíaco.

El jefe de Estado declaró a los periodistas, al salir del centro médico, que se acercó para "hacer una visita de carácter personal al ciudadano Pedro Pablo Kuczynski, con quien tengo una relación cercana desde 2015" en que se unió a la campaña electoral de éste, como candidato a la vicepresidencia, y luego durante su gobierno.

"Hoy está delicado de salud, lo que correspondía era visitarlo, y le he deseado mejoría en su estado de salud y todas las energías para que pueda enfrentar los momentos difíciles que está pasando", agregó Vizcarra.

El mandatario dijo que los médicos le autorizaron a hacerle una visita corta y que, en ella, le ha dado sus saludos, su respaldo y sus mejores deseos de recuperación.

Vizcarra reemplazó en el cargo a Kuczynski en marzo del 2018, después de que el ex presidente renunció por sus presuntos vínculos con la empresa brasileña Odebrecht cuando fue ministro en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

La defensa de Kuczynski presentó este lunes la apelación contra la prisión preventiva impuesta en su contra e insistió en que se le otorgue arresto domiciliario, en el caso de que se confirme su detención por 36 meses.

Pedro Pablo Kuczynski
Pedro Pablo Kuczynski

El abogado Renzo Miranda, que representa a Kuczynski junto a César Nakasaki, declaró que su patrocinado "es una persona de más de 80 años de edad y tampoco se evidencia un peligro de fuga", que justifique su detención.

Miranda calificó de "abuso de la prisión preventiva" la medida dictada el pasado viernes por el juez Jorge Chávez, quien consideró que existen evidencias de que Kuczynski "hizo actos de conversión" de activos, ocultó y dio información falsa, y no cuenta con arraigo en el país, ya que su esposa y su familia residen en Estados Unidos.

Kuczynski, su secretaria Gloria Kisic y su chofer José Luis Bernaola están imputados por su presunta implicación en lavado de dinero de posible origen ilegal de Odebrecht a través de consultorías a nombre de Westfield Capital, la empresa del ex mandatario registrada en Estados Unidos, cuando este era ministro del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

La Fiscalía sospecha que las consultorías, que ascendieron a 782.000 dólares entre 2004 y 2007, son supuestamente unos pagos con apariencia de legalidad para obtener los favores de Kuczynski en la adjudicación de grandes obras públicas cuyas licitaciones obtuvieron mediante sobornos.

Concretamente Kuczynski está investigado por las adjudicaciones del proyecto de irrigación Olmos y la carretera interoceánica del sur, por la que Toledo recibió supuestamente 20 millones de dólares en sobornos.

El abogado del ex presidente agregó que estarían dispuestos a que, "en la eventualidad de que la Sala considere que hay suficientes elementos de convicción (…), debería aplicarse la detención domiciliaria, que es aplicable a las personas mayores a 65 años".

El juez señaló que Kuczynski puede ser atendido en prisión de los problemas de salud que llevaron a que permanezca internado en una clínica de Lima después de que la semana pasada se dictaran 10 días de detención preliminar en su contra.

El magistrado rechazó aplicar una medida similar contra la secretaria y el chofer del ex gobernante, Gloria Kisic y José Luis Bernaola, respectivamente, quienes son investigados por presunto lavado de activos en la modalidad de transferencia, conversión, ocultamiento y tenencia en agravio del Estado.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: