(Reuters)
(Reuters)

Miguel Díaz-Canel Bermúdez cumple su primer año como jefe de gobierno en Cuba, fiel a la promesa de continuidad con la que asumió el cargo bajo el manto del general de Ejército, Raúl Castro.

Las infundadas esperanzas de cambio que había generado la llegada al poder de una nueva generación se congelaron en el primer discurso del nuevo presidente del Consejo de Estado, quien prometió "dar continuidad a la Revolución" y dejó claro que Raúl Castro encabezaría "las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación".

Raúl Castro saluda a Miguel Díaz-Canel (EFE)
Raúl Castro saluda a Miguel Díaz-Canel (EFE)

"El cambio generacional de nuestro gobierno no debe ilusionar a los adversarios de la Revolución. Somos la continuidad, no la ruptura", advirtió Díaz-Canel desde su primer minuto en el cargo.

Tras un año en el poder, las esperanzas frustradas que hoy encaran los cubanos son las mismas de las últimas seis décadas, como también son idénticas las promesas de solución que emanan de la cúpula dirigente.

Díaz-Canel tiene un saldo tan negativo de incumplimientos económicos y sociales

En su balance de logros y fracasos Díaz-Canel tiene un saldo tan negativo como la larga cadena de incumplimientos económicos y sociales que heredó de los 60 años de comunismo en la isla.

Una vez más el discurso oficial llama a los cubanos a apretarse el cinturón. El general Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba, advirtió el pasado 11 de abril sobre la necesidad de estar "alertas y conscientes de que enfrentamos dificultades adicionales y que la situación pudiera agravarse en los próximos meses".

"Para decirlo en buen cubano: la crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los difíciles momentos del Período Especial", reconoció Díaz-Canel dos días después ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el marco de la proclamación de la nueva Constitución.

(AP)
(AP)

Un año de malas noticias

Díaz-Canel, quien cumple este sábado 59 años de edad, recibió el miércoles un controvertido regalo de cumpleaños de la Administración Trump que puso en vigor el Título III de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana (Ley Helms-Burton).

El texto legal que se suspendía cada año desde que fue aprobada la Ley en 1996 permitirá demandar en Estados Unidos a compañías extranjeras que incurran en tráfico de propiedades confiscadas sin compensación en Cuba.

La medida, que acumulará mayores dificultades a la deteriorada economía cubana y a sus necesidades de inversión extranjera, ha sido la respuesta de la Administración Trump a la intervención de Cuba en Venezuela, donde más de 20,000 cubanos colaboran con el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, en un amplio abanico de sectores.

Otros infortunios que ocurrieron en su primer año de mandato:

En su primer año de gobierno Díaz-Canel vio llegar a su fin el programa de contratación de médicos a Brasil con la consiguiente pérdida de ingresos.
En mayo se produjo en La Habana la caída de un avión operado por la compañía mexicana Global Air, que causó 112 muertos y a la que sobrevivió una sola persona.
El 27 de enero, un inusual y potente tornado azotó La Habana provocando 6 muertos y severos daños a 3,780 viviendas, tendidos eléctricos y teléfónicos entre otras afectaciones.

El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana. (Foto: Archivo)
El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana. (Foto: Archivo)

Economía en picada

En el último año, Cuba enfrenta una profundización de su prolonga crisis económica, agravada por la caída de las importaciones de crudo desde Venezuela, la falta de fondos para importar alimentos y suministros básicos y resultados negativos en sus planes de producción.

Mario A. González Corzo, profesor de Economía de Lehman College en CUNY University, New York, considera que "la agricultura sigue siendo el nudo Gordiano que aún está por desatarse, y la ineficiencia de este sector afecta al "cubano de a pie" donde más duele: en el bolsillo y en la mesa".

"Los precios de los productos agrícolas y alimentos, fuera del sistema de racionamiento, están fuera del alcance de una porción considerable de la población y aunque datos oficiales no existen al respecto, es bien sabido que gran parte de los hogares cubanos destinan un alto porcentaje de sus ingresos a la alimentación", señaló el experto.

En un comentario enviado a RadioTelevisiónMartí para este reportaje, González Corzo, quien se ha especializado en temas económicos sobre la agricultura cubana (Studies in Agricultural Economics, "Agricultural Reforms, Land Distribution, and Non-Sugar Agricultural Production in Cuba."), destacó los motivos principales por los cuales este sector no logra recuperarse de su prolongada crisis.

-Rígido y excesivo control por parte del Estado, el cual a pesar de las reformas iniciadas en 2007 aún es dueño del 86,2% de las tierras del país. Este es un punto importante que debemos recalcar: todavía en 2019, la mayor parte de las tierras del país es propiedad estatal socialista; el 13,8% restante pertenece a los agricultores pequeños (9, 1%) y las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) (4,7%).

-Burocratismo excesivo, trámites engorrosos, procesos que limitan en vez de facilitar la gestión de los productores agrícolas.
-Falta de insumos, problemas con el transporte e infraestructura.
-Acceso limitado a crédito o financiamiento suficientes.
-Sistema tributario (puesto en marcha a partir de 2012, pero expandido en 2018) con varios tipos de tasas impositivas sobre la producción (ventas), posesión de la tierra (incluyendo tierras ociosas), etc., el cual desestimula la producción,
-Bajos rendimientos agrícolas debido a falta de insumos, compactación de los suelos, salinización, etc.
-Impacto de huracanes y sequias, falta de sistemas de irrigación, rotación de plantaciones, etc.
-Dificultades con la recogida en el campo, almacenamiento, envase y distribución de productos del agro,
-Limitaciones impuestas por el Estado sobre los derechos de propiedad de los productores, regulaciones que limitan la "concentración de la riqueza," al igual que la inversión extranjera, y la posibilidad de los productores a exportar directamente, emprender "joint ventures" con empresas agroindustriales multinacionales, etc.

-A casi 11 años del famoso discurso de Raúl Castro por el 26 de Julio en 2007 – donde enfatizó la necesidad de "producir leche" para que todo el que quisiera tomarse un vaso de leche lo pudiera hacer sin ningún problema – y un año después del ascenso de Díaz Canel al poder, los retos principales que enfrenta la agricultura cubana – al igual que el resto de la economía del país – aún siguen sin resolverse; la producción agrícola sigue siendo insuficiente, debido primordialmente al paternalismo e intervencionismo excesivo del Estado cubano, subrayó González Corzo.
En meses recientes la situación parece haber empeorado; algunos alimentos escasean, las colas parecen ser interminables y agobiantes; los precios siguen aumentando; y recientemente el gobierno anunció lo que parece ser un plan de austeridad para restringir las importaciones y ahorrar divisas, combatir la corrupción (sobre todo el "desvió" de combustible), agregó.

"Todo parece apuntar a que en lugar de adoptar mayores aperturas o seguir (o al menos simular) los modelos chino y vietnamita para liberar las fuerzas productivas, mejorar la eficiencia, aumentar la producción, reactivar la economía y afrontar la crisis que se avecina, el gobierno de Díaz-Canel se dirige hacia la dirección opuesta: más centralización, mayor control y más intervención en la economía y asuntos económicos por parte del Estado", concluyó González Corzo.

Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de Economía de la Universidad de Pittsburg y especialista en asuntos cubanos, asegura que la merma en el suministro petrolero obligó a Cuba a comprar $100 millones de dólares en el exterior, sin que pudiera cubrir el déficit de crudo.

En su informe "La economía cubana: situación en 2017-2018 y perspectivas para 2019", publicado en el sitio digital Cubaposible.com, Mesa-Lago cita algunas causas de la precaria situación económica de la isla, entre ellas:

-El declive en los precios mundiales del azúcar y el níquel.
-El aumento del precio mundial del petróleo.
-La paralización, y en algunos casos reversión, de las reformas económicas.
-Las persistentes restricciones al crédito externo agravadas por el incumplimiento de los pagos de cartas de créditos vencidas.
-La zafra azucarera fue una de las más bajas en la historia.
-Se desconoce cuál fue la producción de níquel.
-El número de turistas en enero-agosto 2018 fue 184,978 menor que en igual período de 2017.
-La posposición de la unificación monetaria.

El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana.
El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana.

Dualidad monetaria, aún pendiente de solución

Solucionar la dualidad monetaria es una de las tareas pendientes que heredó Díaz-Canel y uno de los retos que quedaron sin solución en su primer año de gobierno.

Concebida por Fidel Castro en 1993, la dualidad monetaria y cambiaria con la libre circulación del dólar estadounidense en la isla, se introdujo, como un proceso transitorio.

En noviembre de 2004 nació el CUC, peso convertible sólo en la isla y llamado popularmente "chavito", para sustituir la circulación del dólar estadounidense. Desde entonces, Cuba convive con dos monedas, cada una de las cuales representa un diferente nivel de vida, creando con ello serias dificultades económicas, sociales y políticas.

Si hace 15 años el CUC salió al mercado con una paridad cambiaria igual al dólar estadounidense, los expertos señalan que hoy en día existe una inflación enmascarada en esa moneda convertible, causada por la cantidad de CUC´s impresos sin el respaldo necesario.

"Nadie puede calcular, ni el más sabio de los sabios que tengamos nosotros, el elevado costo que ha significado para el sector estatal la persistencia de la dualidad monetaria y cambiaria…Debo reconocer que este asunto nos ha tomado demasiado tiempo y no puede dilatarse más su solución" (Aplausos). Eso lo dijo Raúl Castro hace un año y cuatro meses y la solución sigue dilatándose.

Constitución… más continuidad

Díaz-Canel ha visto aprobar bajo su mandato una nueva Constitución, elaborada bajo la dirección del general Castro, sometida a un referendo el pasado 24 de febrero y proclamada el 10 de abril.

La nueva Constitución mantiene sin cambios la esencia marxista leninista del régimen y básicamente la misma retórica de la anterior.

En términos de estructura gubernamental introduce el cargo de Primer Ministro, lo que podría abrir la posibilidad de una división de funciones del poder ejecutivo, quedando en Presidente como figura simbólica al igual que existe en otros muchos países de régimen parlamentario.

@DiazCanelB, Twitter y censura

Quizás en el haber de Díaz-Canel habría que apuntar una mayor apertura del gobierno a los medios electrónicos junto al servicio de Internet en los teléfonos móviles desde el pasado mes de diciembre.

A pesar de los altos costos del servicio, la medida ha permitido el acceso de cientos de cubanos a las redes sociales, con una amplia proliferación en Facebook y Twitter.

Díaz-Canel abrió su cuenta en Twitter e instó a sus ministros a hacer lo mismo. Desde entonces han sido blanco de las demandas de los tuiteros cubanos que reclaman mayor eficiencia en el gobierno, denuncian las violaciones de derechos humanos (entre ellas la censura de comentarios que disienten del gobierno) y ejercen el llamado "periodismo ciudadano" divulgando informaciones que hasta hace poco eran monopolio de los medios oficiales de prensa.

Con información de Martí Noticias