Bolsonaro y Netanyahu se saludan (REUTERS)
Bolsonaro y Netanyahu se saludan (REUTERS)

"Más que una asociación, queremos ser hermanos en el futuro, en áreas como economía y tecnología, y en todo lo que pueda traer beneficios para los dos países", afirmó el ultraderechista brasileño en un breve pronunciamiento tras el encuentro que tuvo este viernes con el primer ministro israelí.

"Israel quiere ser socio de Brasil en el proyecto que quiere iniciar su nuevo presidente y entendemos que podemos cooperar en áreas como defensa, economía, empleo, seguridad, agua, agropecuaria, industria y en todas las áreas del dominio humano", dijo Netanyahu, el primer jefe de Estado de Israel en visitar Brasil.

De acuerdo con Netanyahu, que inició este viernes una visita de cinco días a Brasil en la que asistirá a la investidura de Bolsonaro el próximo martes, la asociación tiene posibilidades de dar grandes frutos debido a que, mientras que Israel es la "tierra prometida", Brasil es "la tierra de la promesa del futuro".

El primer ministro de Israel mantuvo su viaje a Brasil pese a la crisis política que enfrenta su país y que lo obligó a anticipar las elecciones para retribuir el interés del ultraderechista brasileño, que desde su campaña prometió un acercamiento a Israel y hasta trasladar la embajada brasileña en ese país desde Tel Aviv hasta Jerusalén, como ya lo hizo Estados Unidos.

Jair Bolsonaro recibe a Benjamín Netanyahu (Reuters)
Jair Bolsonaro recibe a Benjamín Netanyahu (Reuters)

Bolsonaro ha manifestado interés en tecnologías israelíes para desalinizar agua, producir alimentos en áreas áridas y equipos de seguridad y vigilancia, entre otros.

Ambos líderes agregaron en su pronunciamiento que las conversaciones iniciadas hoy serán proseguidas en una visita que el presidente electo de Brasil realizará a Israel en el primer trimestre del próximo año y que será uno de sus primeros viajes al exterior en su condición de nuevo jefe de Estado brasileño.

"Pretendo visitar Israel antes de marzo con una gran comitiva para que podamos poner en práctica lo más rápido posible esta asociación estratégica con el estado de Israel", afirmó Bolsonaro.

De acuerdo con el capitán de la reserva del Ejército brasileño, el proceso iniciado este viernes en breve podrá traer beneficios para ambos países.

"Lo que sea acordado será muy bueno para los dos países y para gran parte del mundo, porque demostraremos que estas asociaciones traen bienestar a las poblaciones y que queremos que otros países sea asocien a Israel y a nosotros", aseguró Bolsonaro.

Según el presidente electo, las dificultades que enfrentará el Gobierno que asumirá el 1 de enero en medio de la crisis económica del país y del deterioro de las cuentas públicas pueden ser vencidas con la ayuda de "buenos aliados, buenos amigos y buenos hermanos como Benjamín Netanyahu".

El líder israelí calificó su encuentro con Bolsonaro como "histórico" y manifestó su extrañeza de que Brasil e Israel no hubiesen iniciado una aproximación antes debido a que los dos países ya tienen importantes lazos, incluso por la gran colonia judía e israelí en el gigante sudamericano.

"Tenemos lazos y una alianza verdadera que puede llevarnos por un largo camino", dijo.

Antes de embarcar con rumbo a Brasil, Netanyahu dijo que una alianza con Brasil tiene "un enorme potencial para el Estado de Israel, tanto en la esfera económica como de seguridad y política", y citó el enorme mercado brasileño, con más de 200 millones de personas, y las promesas de Bolsonaro de apertura comercial.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: