Fernando Haddad y Jair Bolsonaro
Fernando Haddad y Jair Bolsonaro

De acuerdo con una de las últimas encuestas publicadas en Brasil antes de las elecciones presidenciales pautadas para el domingo, la diferencia entre el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro y el petista Fernando Haddad se achicó en un punto, aunque sigue siendo importante en un escenario de gran polarización.

Al igual que en las anteriores consultas, la publicada por Ibope el miércoles confirma que ninguno se acerca, sin embargo, al 50% necesario para ganar en primer vuelta y de persistir esta tendencia habría ballotage.

Bolsonaro se ubicó primero con el 32% de la intención de voto, en relación con el 31% que había obtenido en la encuesta de Ibope publicada el lunes. Mientras que Haddad subió al 23% desde su anterior 21%. Es decir, que la diferencia entre ambos se redujo del 10 al 9% en apenas tres días.

Además, ambos candidatos lograron reducir el fuerte rechazo que han provocado en el electorado en esta campaña. Bolsonaro, un ex militar y ultraderechista antisistema con fuerte apoyo entre los evangelistas, del 44 a 42%. Mientras que Haddad, elegido como sucesor por Lula da Silva luego de que el ex presidente quedara inhabilitado mientras cumple una condena por corrupción, del 38 al 37%.

Ciro Gomes, tercero en preferencias, sufrió una merma en la intención de voto (Reuters/ Sergio Moraes)
Ciro Gomes, tercero en preferencias, sufrió una merma en la intención de voto (Reuters/ Sergio Moraes)

En un escenario de segunda vuelta los candidatos pasaron de un empate real en 42% a uno técnico en 43% para Haddad y 41% para Bolsonaro, que se encuentra dentro del margen de error de 2% citado por Ibope en esta encuesta sobre 3.010 electores.

Finalmente, en escasos tres días la nueva encuesta da cuenta de un fenómeno importante de cara a la segunda vuelta. Los otros dos candidatos que siguen en preferencias, Ciro Gomes y Geraldo Alckmin, sufrieron una merma en la intención de voto después de semanas de estabilidad.

En el caso de Gomes, pasó del 11 al 10%, y Alckmin cayó del 8 al 7%. Teniendo en cuenta que el resto de los candidatos con escasa proyección no experimentaron cambios, tal parece que los votantes ya están comenzando a cambiar el voto hacia los dos candidatos que se perfilan para ganar en primera vuelta y competir por la presidencia en segunda el próximo 28 de octubre.

También los votos en blanco bajaron un punto, del 12 al 11%, aunque la cantidad de encuestados que dijo aún no saber por quién votar subió del 5 al 6%

MÁS SOBRE ESTE TEMA: