Congresistas de diversas bancadas presentaron este mediodía una moción de orden del día solicitando la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) por "incapacidad moral". El documento lleva las firmas de legisladores del Apra, Fuerza Popular, Frente Amplio, informó El Comercio.

El documento presentado en el Congreso de Perú
El documento presentado en el Congreso de Perú

Para que el presidente sea destituido, se requiere el voto favorable de dos tercios del Congreso, o sea, de 87 legisladores.

Según detalló RPP Noticias, los congresistas firmantes consideran que el jefe de Estado ha faltado a la verdad, "una conducta contraria a la majestad del cargo presidencial", hecho por el cual están planteando esta moción de vacancia. "La incapacidad moral es aplicable a aquellas conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial. La vacancia por incapacidad moral es una atribución del Congreso que se hace efectivo con el retiro de la confianza parlamentaria", dicen en la moción.

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, dijo que la agenda del pleno se ha ampliado hoy para tratar la moción de vacancia y suspendió la sesión plenaria hasta las 16.00 hora local (21.00 GMT). Cuando se reanude la plenaria hoy, los legisladores darán inicio al debate de la admisión a trámite de la solicitud. Asimismo, Galarreta informó que se ha puesto en conocimiento de Kuczynski la referida moción de vacancia, según se acordó en la Junta de Portavoces del Parlamento.

Kuczynski está cercado desde que Odebrecht, envuelta en pago de sobornos en América Latina, admitiera que abonó casi 5 millones de dólares por asesoramiento a empresas vinculadas al mandatario entre 2004 y 2013.

Del total pagado, 782.000 dólares fueron abonados a Westfield Capital, firma de Kuczynski, cuando se desempeñaba como ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). Otros 4,05 millones fueron para First Capital, empresa de un exsocio para la que trabajó.

"Eso es falso. No nos dejemos confundir", replicó el jefe de Estado, que ya declaró que no renunciará.  Con documentos en mano, rechazó tener relación directa con la firma First Capital, aunque admitió que sí trabajó en una asesoría con ellos para un proyecto de Odebrecht, pero en condiciones legales.

Respecto a Westfield Capital, dijo que es de su propiedad, pero que "nunca ha estado a cargo de la gestión ni administración de la empresa cuando he ocupado un cargo público".

En ambas compañías, los contratos fueron gestionados por un socio suyo, el chileno Gerardo Sepúlveda, quien estuvo en el palco de honor cuando Kuczynski asumió la presidencia. Las asesorías ficticias han sido uno de los mecanismos de la empresa Odebrecht para realizar pagos irregulares.

Dos de sus consultorías están relacionadas con la carretera interoceánica, por cuya concesión Odebrecht dice que sobornó con 20 millones de dólares al expresidente Alejandro Toledo.

LEA MÁS: