Bolivia, Nicaragua y Venezuela intentaron frenar la sesion especial de la OEA por el golpe de Maduro

Diego Pary, embajador de Bolivia en la OEA
Diego Pary, embajador de Bolivia en la OEA

Los embajadores de Bolivia, Nicaragua y Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) interrumpieron la sesión sobre Venezuela en el organismo, que acababa de comenzar, por considerar que es "ilegal" y supone "un golpe de Estado".

El embajador de Bolivia, Diego Pary, que ostenta la presidencia de turno del Consejo Permanente, lamentó que "un país amigo" (Honduras) asuma "de manera golpista" e "ilegal" la presidencia del Consejo y dijo que "no acepta de ninguna manera" que esa facultad le sea "usurpada".

Pary, que preside el Consejo desde el sábado y durante los próximos tres meses, abandonó la sala visiblemente enojado después de su intervención.

El embajador de Venezuela, Samuel Moncada, consideró "una grosería" que la canciller de Argentina, Susana Malcorra, "esté hablando sobre Venezuela sin su permiso", opinó que la sesión era "un golpe de Estado" y también se retiró del recinto.

Samuel Moncada, embajador de Venezuela en la OEA
Samuel Moncada, embajador de Venezuela en la OEA

Los embajadores de Venezuela y Bolivia, y después el de Nicaragua, interrumpieron así la intervención de Malcorra, que acudió hoy a la OEA como presidente pro-témpore del Mercosur.

Carlos Alvarado, embajador de Nicaragua, también abandonó el recinto
Carlos Alvarado, embajador de Nicaragua, también abandonó el recinto

Malcorra explicó la declaración que el sábado hicieron en ese organismo Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay de que en Venezuela hay una "ruptura del orden constitucional" y una "intromisión sistemática" por parte del Tribunal Supremo en el Parlamento.

La canciller denunció la "ausencia de una real separación de poderes en Venezuela" y pidió al gobierno de Nicolás Maduro que cumpla "el cronograma electoral" y "libere a los presos políticos".

Malcorra remarcó que la preocupación de los países del Mercosur por la situación en Venezuela no es "en ningún sentido injerencista".

El embajador de Honduras, Leónidas Rosa Bautista, abrió oficialmente la reunión pese a que Bolivia, gran aliado de Venezuela, la suspendió esta mañana y lo hizo al constatar que en la sala hay 20 países.

Leónidas Rosa Bautista, embajador de Honduras en la OEA
Leónidas Rosa Bautista, embajador de Honduras en la OEA

El asesor jurídico de la OEA, Jean Michel Arrighi, explicó hoy en el Consejo que la sesión podía comenzar porque había quórum (un tercio de los 35 Estados miembros, es decir, al menos 12) y que, al no estar el presidente (Bolivia) ni el vicepresidente (Haití), le correspondía presidirla al embajador titular con más antigüedad en la organización, el representante de Honduras.

La misión de Venezuela en la OEA denunció en Twitter esta sesión como "un golpe institucional" porque presidir la sesión "corresponde al presidente (Bolivia), vicepresidente (Haití), decano (Bolivia)".

Con el mensaje se adjunta una foto en la que puede verse que el embajador de Bolivia, Diego Pary, lleva en la OEA desde el 13 de mayo de 2011, mientras que el embajador de Honduras, Leónidas Rosa Bautista, ingresó el 31 de octubre de ese año.

Con información de EFE

MAS NOTICIAS