(Video Argentina, tierra de amor y venganza – El Trece)

Tenía apenas 14 años cuando su participación en Los martes, orquídeas la terminó de catapultar a esa fama que había venido a buscar desde su Villa Cañás natal.

Por eso, aprovechando que la fecha de su estreno (1941) coincide con el salto temporal que dio Argentina, Tierra de Amor y Venganza (ATAV) esta semana, la ficción éxito de El Trece aprovechó para hacerle un guiño a la diva en su capítulo de esta miércoles.

Mezclando ficción con realidad, en la novela aparecen Mirtha y Goldie de niñas junto a su madre, Rosa Suárez, quien le pide a Lowenstein (Gastón Cocchiarale), devenido en representante de artistas, que le consiga a la pequeña Rosa María Martínez Suárez una prueba para el film que la terminó marcando para siempre.

"A ver señora, ya se lo expliqué, ésta no es una audición para ellas, de verdad se lo digo", le dice Lowenstein.

"Ellas quieren ir, mis hijas quieren ir, y además yo creo que es una gran oportunidad", insiste la madre.

"Está bien, pero sabe qué, por qué no aprovechamos lo que ya le conseguí, ser figurantes en Hay que educar a Niní y van a actuar con Niní Marshall Rosa", insiste Lowenstein.

(Video Argentina, tierra de amor y venganza – El Trece)

"Disculpe, pero eso lo conseguimos nosotras. Yo lo contraté para que nos consiga cosas nuevas, y aquí, Rosa María, quiere ir a la prueba de Los martes, orquídeas", le pide nuevamente Rosa Suárez.

"Sabe qué Rosa, creame, esa película no va a funcionar, va a ser un fracaso, se lo aseguro. Y confíe en mi olfato, por favor le pido, yo no puedo exponer a mis artistas a una película que sé que no va a caminar", lanza Lowenstein a propósito del film que figura entre los clásicos de la época dorada del cine nacional.

En ese momento llega Lucía a la casa y Bruno le pide a la madre si puede hacerla pasar y hacer de cuenta que ella es la dueña del inmueble en el que creció ella junto a sus hermanos y sus padres.

"Nosotras somos de Villa Cañás, pero vinimos a Buenos Aires porque queremos ser artistas", le dice la Mirtha niña, interpretada por Lola Poggio.

"Ah, muy bien. Bueno, sos muy linda, te va a ir muy bien", le retribuye el personaje de Delfina Chaves.

"¿Sabe? Yo hace poco fui nombrada reina del corso de Avenida de Mayo, y tengo una hermana melliza, y juntas fuimos elegidas para ser figurantes en la película de Niní Marshall", le comenta.

"Es muy graciosa. Aunque si le digo la verdad, yo no sé si quiero ser comediante. Mi representante dice que no está mal arrancar por una comedia. Además, es un director de mucho prestigio. Y no sólo eso, ha dirigido comedias musicales y es letrista. Uno nunca sabe quién la está viendo", cierra la pequeña.

SEGUÍ LEYENDO