Lourdes Sánchez recordó el momento en que su vida estaba en peligro a los 7 años y un milagro la salvó

La bailarina contó el episodio que vivió en Corrientes y cómo inexplicablemente se recuperó, luego de que su madre la llevara a ver a una monja

infobae-image

Lourdes Sánchez recordó uno de los momentos más difíciles que le tocó transitar cuando tenía nada más que siete años. La bailarina estaba en el recreo del colegio cuando su cuerpo comenzó a paralizarse y a convulsionar. Los médicos le diagnosticaron una aneurisma, pero un milagro ocurrió.

“Tenía siete años y recuerdo que estaba en el colegio, en el recreo. Venía de hacer unas piruetas porque había empezado acrobacia y le estaba mostrando a mis amigas lo que había aprendido”, comenzó recordando la bailarina en diálogo con Agarrate Catalina por La Once Diez. Siguió: “Cuando entramos al aula, siento que la mano se me cierra sola y tengo retortijones en los brazos, me estaba dando una parálisis en el lado izquierdo”.

Con su corta edad, recuerda que en ese momento su maestra la agarró porque se estaba cayendo y al resto de sus compañeritas: “No me voy a olvidar de mis amigas mirando, tuve una convulsión”.

Los médicos le diagnosticaron un aneurisma. Los tiempos que siguieron no fueron fáciles, Lourdes estuvo tres años tomando remedios y viajando desde Corrientes a Buenos Aires cada tres meses para ir a hacerse ver al Garraham.

“En una mandan mis estudios a México y en ese transcurso, llegó una monjita de Portugal, mi mamá me llevaba. Ella me ponía la mano en la cabeza, me rezaba, y así fui tres veces, no me acuerdo su nombre. Cuando vuelven mis estudios de México para ver qué se hacía, dicen que no se veía nada, por obra de Dios desapareció”, contó la pareja de El Chato Prada, que nunca más volvió a tener episodios de ese estilo.

“Nunca más tuve un problema, ni convulsión ni nada más”, contó la mamá de Valentín. De grande tuvo que operarse la columna al poco tiempo de haber sido mamá, pero “fue todo de diez”. El año pasado debió someterse a una cirugía de urgencia debido a una infección: “Me sacaron las trompas de Falopio y el apéndice, de milagro lo estoy contando”.

En la misma nota con Catalina Dlugi la flamante panelista de Hay que ver develó cómo comenzó su relación con El Chato Prada, con quien lleva más de diez años. “Denise (Dumas) fue mi celestina, allá por el 2008 o 2009 , yo estaba haciendo temporada con Sofovich en Carlos Paz y ella y Campi me venían a buscar para ir a su casa y ahí nos veíamos con Pablo a escondidas”.

¿Cómo comenzó todo? “Ese verano él vino tres veces seguidas al teatro y me llegaban ramos de flores anómimas, intuía que era él. Empezamos a hablar, intentamos con Denis y Campi que nos hacían el aguante pero no funcionó, yo no sabía qué quería, estaba con un ex... fue difícil, como un año y pico no tuvimos contacto más que en el trabajo y en el 2010 tuvimos la oportunidad y no nos separamos más”.

“No me imagino la vida con otro hombre, él es todo y lo volvería a elegir una y mil veces”, dijo enamorada, aunque reveló que en dos oportunidades estuvieron muy cerca de romper: “Primero yo me quise separar en un momento de la relación y él no, no soportó. En otro momento él quiso y yo no soporté, necesitamos estar juntos. Lloré un montón adelante de él, lo inundé de lágrimas”.

Para cerrar se refirió a la posibilidad de que su pareja participe en el Bailando: “No quiero que sea el hazme reír de la pista, no tiene miedo al ridículo, me paree genial, se divierte pero en el tema de la pista sé que muchos se van a sacar con él y no quiero que se exponga”.

SEGUÍ LEYENDO

“¿Sabés lo que es irte a dormir con miedo a ir al infierno?”, la dura infancia de Kate Rodríguez, entre un barrio marginal y padres ultra religiosos

Una travesura que casi termina en tragedia, quince días en coma y un aprendizaje: la dura infancia de Christian Sancho

Graciela Alfano recordó su dura infancia: “Había días enteros que no comía, fue un tremendo abandono”


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos