Moria Casán (Foto: Instagram)
Moria Casán (Foto: Instagram)

La artista Leticia Bredice denunció a su novio, Federico Parrilla, por maltratos. En las historias que publicó en su Instagram, lo acusó de ladrón y de maltratarla. “El espíritu de @alohabelu se apoderó de mí…y vos de mi dinero”, fue el texto que le agregó a una foto de Parrilla. Esa no fue la única, sino que siguió por la misma línea acusatoria: “El espíritu de @alohabelu se apoderó de mí…y vos, ladrón, de mi camioneta. Dale pibe…tratas mal, cortas el teléfono. Mala gente, es de mi hijo”, prosiguió, siempre arrobándolo para que se entere de la denuncia pública.

Por último, en otro posteo, en la que se ve su cara, hizo referencia a la violencia de género que viene sufriendo. cansada del hostigamiento, no dudó en hacerlo público para que todos se enteren : “Basta de abusadores, maltratadores. No violencia física. Esto es violencia. Mentiras". Al texto le agregó una captura de pantalla de una conversación que habría tenido con él.

Ante esto, quien se mostró preocupada y no dudó en aportar su granito de solidaridad, fue Moria Casán. Desde su casa, donde pasa el aislamiento social obligatorio, está muy atenta a las redes sociales y a todo lo que acontece alrededor del espectáculo. “Reina, atrévete sin temor, hoy estuve conectada todo el día con vos porque me puse el foulard tan especial que me regalaste. Adelante, no caigas una vez más en tu propia trampa”, comenzó.

Leticia Bredice y Federico Parrilla (Foto: Archivo Infobae)
Leticia Bredice y Federico Parrilla (Foto: Archivo Infobae)

Con el inicio de su apoyo, Moria hace referencia a una situación ya vivida por parte de Bredice. En octubre del año pasado, ya había acusado de maltrato al mismo hombre. En aquella oportunidad, escribió en sus redes: “Me ofendés, me decís lo peor. Así no me hablás más. Me cansaste, mala leche”, comenzó y prosiguió: “Machista, agredís sin parar. Sos antiguo. Vos tenés calle, putas, noche. Respetá, pendejo con chupines".

En aquel entonces, al cabo de algunas horas, tal vez atormentada por lo que se generó y por verse en esa situación, la actriz se desdijo. Pidió perdón públicamente por las palabras que había utilizado y manifestó que se había tratado de una pelea pasajera, que no era nada para preocuparse.

En ese contexto, la relación siguió adelante. Puertas afuera no se supo mucho, pero, al parecer, en medio de la cuarentena, puertas adentro, el calvario que empezó a vivir Leticia la volvió a desbordar. Con la angustia a flor de piel, fue que se volcó a las redes a contar lo que vive y padece.

En el caso de la diva, siempre acompañando sus palabras con el recorte de una imagen de un medio en la que se refleja la denuncia, le mandó un cálido gesto de apoyo y se acordó de la época en la que estuvo en Incorrectas, el programa que la One conducía por América y que debió dejar para ponerse a resguardo, por ser un paciente de alto riesgo. “Un honor conocerte y que hayas pasado por Incorrectas. Se te admira, se te quiere y respeta”.

Para finalizar, fiel a su estilo, apuntó a una reflexión. Intentó dejar un mensaje que fue tomado por varios, apuntó a eso. Más allá de escribir por lo que le pasó a Leti, bien vale para toda la sociedad. En los tiempos que corren, hay ciertas cuestiones que no se pueden dejar pasar y a eso se refirió la artista: “Evolución en el nuevo mundo que ya estamos transitando. El Talmud dice: “¿Quién sino yo? ¿Cuándo sino ahora?”, terminó y la arrobó.

SEGUÍ LEYENDO