Hace años que viene logrando un nombre en el medio, pero este año fue realmente consagratorio para Mariana Genesio Peña, quien se convirtió en la protagonista de Pequeña Victoria, la tira del prime time de Telefe donde compartió elenco junto a Inés Estévez, Julieta Díaz, Natalie Pérez, Facundo Arana y Luciano Castro, entre otros.

Para mí significa el papel soñado. Yo la verdad que no esperaba tener un protagónico tan rápido en mi corta carrera como actriz, y este año se me dio de protagonizar con unas bestias como son Inés Estevez, Julieta Díaz, Natalie Pérez, Facundo Arana, Luciano Castro y gran elenco. Y además mi personaje, Ema, tiene una responsabilidad social muy grande, que la estoy ahora, después de haberla actuado, haber trabajado, viéndola al aire me doy cuenta la repercusión que tiene en la gente, y es realmente emocionante”, expresó la artista en ¿Quién quiere ser millonario?, el ciclo que conduce Santiago del Moro por la pantalla de Telefe.

Claro que los comienzos no fueron fáciles para Mariana. “Cuando era chica en mi infancia no lo viví como una chica trans, era algo que lo vivía a escondidas. Mi abuela siempre estuvo muy presente. Lo que pasa es que mis padres me tuvieron cuando eran adolescentes, entonces mi abuela paterna fue como una segunda madre para mí. Mi mamá tenía 15 años, mi papá 19, lo loco es que siguen juntos, se aman, es una familia hermosa, pero bueno, mi abuela fue como una segunda madre, y además cumplió el rol de abuela de mimarme y dejarme hacer lo que yo quería”, relató.

No me aceptaron de entrada, costó. Al principio, cuando yo empecé a dar mis primeros pasos como una chica fue como medio raro para la familia, medio incómodo no saber cómo tratarme. Mis padres, a pesar de que son jóvenes, son de una generación que no están acostumbrados. Hoy en día ya está un poco más visibilizado el tema, pero en esa época fue difícil, y tuvimos un período medio de rispidez”, se sinceró.

Ellos ahora son famosos en el barrio, están muy orgullosos. A mí me llena de orgullo y de emoción que ellos ahora no sólo me aceptan sino que además se sienten orgullosos de mí", agregó luego con respecto a cómo es hoy por hoy la relación con sus padres.

“Por un lado lo creo porque es por lo único que viví, me mantuvo viva, tuve muy claro lo que yo quería y nunca dejé de luchar por eso. Todavía me veo en las tapas de revistas y digo “soy yo esa?”, no lo puedo creer, porque yo cuando me vine a vivir a Buenos Aires con todas estas ilusiones pasé unos meses terribles, de mucha soledad, sin trabajos, sin esperanzas, pero pensé que no iba a llegar”, comentó sobre cómo siempre persiguió sus sueños de adolescencia.

Cuando me llamaron casi me muero, empecé a gritar. Estaba preparándome un café también en la cocina y me llamó Érica, la autora. Es otra trans más, que nos ama. Me llama y me dice ¿cómo te ves el año que viene en el prime time de Telefe? Y le dije “¿me estás cargando? ¿Que voy a hacer, de la amiga peluquera de la protagonista?”, recordó entre risas. Y me dijo “no, vas a ser una de las protagonistas” Casi tiro el teléfono, me desmayé, fue hermoso. La verdad que cuando leí el libro no lo podía creer”, recordó sobre cómo recibió la noticia de que iba a ser la protagonista de la tira.

Trabajar con Facundo fue hermoso, me llevo un gran amigo de este hermoso trabajo”, comentó sobre cómo fue su relación con Facundo Arana, su galán en la ficción. “No tengo más que palabras de agradecimiento para él, todo el tiempo queriendo que yo me luzca, enseñándome cosas, es un gran amigo”, agregó la actriz, quien reconoció que se encuentra separada de Nicolás Giacobbone.

Estamos transitando un momento especial. Es una persona que siempre va a ser el gran amor de mi vida, pero bueno, en este momento estamos viendo para dónde van nuestras vidas”, se sinceró, con un dejo de amargura y la voz entrecortada por la emoción. “Fue una historia de amor única, hermosa, es un lugar en el que todavía no me siento cómoda para hablar”, agregó.

Yo estuve viviendo en una pensión, no conseguía trabajo y llegué a no tener para comer, es bastante humillante eso”, se sinceró al ser consultada sobre si alguna vez había pasado necesidades.

Claro que más allá de lo rico que tiene su historia de vida, Mariana llegó a la pregunta por los 500 mil pesos. ″¿Por cuál de los siguientes motivos se conoció al argentino Emilio Palma?, era el interrogante, cuya respuesta correcta era que fue el primer humano nacido en la Antártida. “Ay, sí, me planto, me quería llevar medio millón pero bueno”, afirmó entre risas y resignada, luego de consultar con las compañeras trans que forman parte del elenco de “Pequeña Victoria” y que la acompañaron al programa, del que se llevó la cifra de 300 mil pesos.

En definitiva, la mejor forma de cerrar la noche en la previa del final de la novela que la terminó de consagrar entre el público argentino y que la llevó a cumplir esos sueños que acunaba en su Carlos Paz natal, cuando todo lo que hoy disfruta se veía tan lejos e inalcanzable.

SEGUÍ LEYENDO