Julieta Prandi, de vacaciones en Río de Janeiro (Foto: Instragram)
Julieta Prandi, de vacaciones en Río de Janeiro (Foto: Instragram)

Fue un año muy difícil para Julieta Prandi, quien en febrero se separó de Claudio Contardi, el padre de sus dos hijos. Estuvieron en pareja durante diez años, pero no cerraron su matrimonio en buenos términos. Es más, la artista contó que debió "abandonar la casa con los nenes". A raíz de estos meses complicados, la modelo decidió tomarse unos días de descanso.

El destino elegido para la mamá de Mateo y Roco fue Brasil y, a pesar de ser muy pegada a sus dos pequeños, prefirió hacer esta escapada con dos amigos: Sebastián Waizer y Matías Pajón, sus "compañeros ideales", como ella misma los definió.

La actriz y conductora eligió a sus amigos Sebastián y Matías como compañeros de viaje. “Disfrutamos cada día, valorando lo irrepetible que es cada instante” expresó la ex protagonista de “Poné a Francella” en las redes
La actriz y conductora eligió a sus amigos Sebastián y Matías como compañeros de viaje. “Disfrutamos cada día, valorando lo irrepetible que es cada instante” expresó la ex protagonista de “Poné a Francella” en las redes

Como buena influencer, Prandi compartió el minuto a minuto de estas divertidas pero a su vez relajantes vacaciones. Y no es para menos: Janeiro, una de las ciudades más cautivantes del mundo entero.

El mar y el atardecer, ideales para descansar la mente y el cuerpo en un lugar de ensueño
El mar y el atardecer, ideales para descansar la mente y el cuerpo en un lugar de ensueño
Tras un comienzo de año convulsionado, a partir de su separación de Claudio Contardi, Julieta aprovechó la escapada para recargar pilas en una de las ciudades más bellas del mundo
Tras un comienzo de año convulsionado, a partir de su separación de Claudio Contardi, Julieta aprovechó la escapada para recargar pilas en una de las ciudades más bellas del mundo
La actriz lució sus tatuaje en muchas de sus postales bajo el sol carioca
La actriz lució sus tatuaje en muchas de sus postales bajo el sol carioca

La actriz compartió las fotos, en las que se la pudo apreciar realizando todo tipo de turismo: playa, monumentos y gastronomía. A la hora de la playa eligió Copacabana, donde aprovechó de las altas temperaturas de las arenas cariocas. Allí practicó yoga de la mano de su fiel amigo Sebas, quien se dedica a la danza. "Haciendo piruetas con la vida. Ahora disfruto la cima tanto como el precipicio", escribió en una de sus nueve publicaciones de Río.

Relajada, “Juli” aprovechó para practicar yoga y divertirse junto a Sebastián Waizer
Relajada, “Juli” aprovechó para practicar yoga y divertirse junto a Sebastián Waizer
Esta vez sin sus hijos, Mateo y Roco, la actriz eligió las playas de Copacabana para disfrutar del mar y de la arena
Esta vez sin sus hijos, Mateo y Roco, la actriz eligió las playas de Copacabana para disfrutar del mar y de la arena

Además, el trío de amigos no se perdió la oportunidad de conocer el emblemático Cristo Redentor, una de las siete maravillas del mundo moderno, donde la conductora se mostró conmovida. "Comparto mi emoción con ustedes junto al Cristo Redentor. Quién lo precise, aquí se lo dejo..", redactó.

Julieta admitió estar muy emocionada cuando conoció el Cristo Redentor, el monumento más importante de Brasil
Julieta admitió estar muy emocionada cuando conoció el Cristo Redentor, el monumento más importante de Brasil

También se sacó una foto junto al banco donde se encuentra la estatua de Carlos Drummond de Andrade, uno de los poetas que más recuerdan los brasileños.

Julieta junto a la estatua de Carlos Dummond de Andrade. “En el mar se escribió una ciudad”, la frase que lleva el banco y que ella compartió en su publicación
Julieta junto a la estatua de Carlos Dummond de Andrade. “En el mar se escribió una ciudad”, la frase que lleva el banco y que ella compartió en su publicación

Los íntimos amigos caminaron por las calles de la ciudad y aprovecharon del calorcito para divertirse durante la noche. "¡Una más y no jodemos más! Esta foto hermosa tiene el espíritu de lo que se siente estar en Río: una mezcla de paz, alegría y no sé qué, pero ese no sé qué te deja flotando con ganas de volver. Como cuando te enamorás a primera vista. Yo no conozco otra clase de amor", concluyó a modo de cierre para una semana seguramente tan inolvidable como reconfortante para el alma.

Julieta, Sebastián y Matías en la Escaleras de Selarón, en el barrio Santa Teresa de la “Cidade Maravilhosa”
Julieta, Sebastián y Matías en la Escaleras de Selarón, en el barrio Santa Teresa de la “Cidade Maravilhosa”

SEGUÍ LEYENDO