Luciana Salazar se refirió a la relación entre su ex, el economista Martín Redrado, y su hija Matilda de menos de un año de edad y tuvo un particular fallido, ¿la traicionó el inconsciente?

"La relación con Martín ya está, se terminó", dijo la modelo, y siguió: "Por el tema de la hij… de mi beba nos seguíamos viendo", comenzó a decir Salazar en diálogo con Nosotros a la mañana, y automáticamente se corrigió, para aclarar que se refería a su hija.

La rubia se convirtió en mamá en diciembre del año pasado gracias a un tratamiento de subrogación que realizó en Estados Unidos. En ese momento aclaró que el padre de la pequeña Matilda era un donante, de origen norteamericano.

"Hoy se cumplen casi 18 semanas de aquel día, que Dios me daba la posibilidad de cumplir el sueño de mi vida. ¡Estoy tan feliz, agradecida y emocionada que no tengo palabras para expresar lo que siente mi corazón en este momento!", había anunciado hace más de un año la modelo en su cuenta de Instagram junto con una imagen de la ecografía de su beba, y semanas más tarde confirmó que se trataba de una nena.

Luego de que Luciana acusara a su ex de hacerle brujerías, tras encontrar un vaso con su nombre en el freezer, la relación entre ambos se rompió definitivamente, al menos por el momento: "Para que vuelva a estar como antes necesito una gran disculpa primero".

Sobre por qué expuso aquella situación en las redes sociales, explicó: "Yo puse algo que me molestó porque había visto una cosa que no me gustaba y después él le respondió por Twitter a De Brito y escribió algo que no me pareció correcto, me hizo quedar como mentirosa".

Cuando los periodistas le preguntaron si no le parecía que era hora de "soltar" y terminar finalmente su vínculo con el economista, ella aseguró que ya lo hizo y que incluso fue ella quien tomó en marzo la determinación de romper la relación.

SEGUÍ LEYENDO