Siempre se caracterizó por tener una fuerte personalidad. Sin embargo, seguramente nadie se hubiera imaginado que ese rasgo distintivo en Zulma Faiad la acompañó desde que era apenas una niña y ante acaso la peor experiencia que puede sufrir una mujer de cualquier edad: un intento de abuso sexual.

La ex vedette sorprendió con una dura confesión en diálogo con Falta de respeto, el ciclo que conduce Fernando Prensa por Radio Conexión Abierta. "Cuando tenía seis años me acuerdo que mi vieja fue con papá al cine y me dejaron con un amigo del abuelo, y yo con la edad que tenía me di cuenta que ése era un asqueroso", arrancó la lechuguita.

"Me manoseó, me mostró lo que tenía, lo que pasa es que te imaginás lo que es la vagina de una nena de seis años. Yo empecé a gritar, a decirle que ahora le iba a contar a mi papá lo que me había mostrado, y él se quedó, y cuando llegó papá y mamá él salió pero rajando, y yo por supuesto lo primero que se lo conté y papá salió corriendo a buscarlo", relató.

"Papá lo reca…a trompadas, se desapareció de la familia y de la amistad del abuelo, y mi mamá al otro día me llevó al médico a ver qué me había hecho, hasta qué punto, pero ése no fue un trauma para mí. Eso fue lo que yo tenía con mis padres, la relación de decirles a mis padres todo lo que pasaba en mi vida", agregó al respecto.

Y, al ser consultada sobre cómo una nena de seis años supera algo así, afirmó: "yo lo superé, y no tuve ningún problema con mi virginidad, con mis relaciones sexuales, no, porque era una nena que tenía relación con mis padres y hablaba todo".

"Yo en mi vida siempre acciono ante lo que me doy cuenta que no está bien. Llamalo intuición, madurar antes de tiempo, tener comunicaciones profundas con mis padres, ser una nena madura para la edad que tenía, ponele el nombre que quieras. Yo viajaba sola al centro, a los 8 años, me manejaba sola, y cuando sucedía algo incorrecto lo decía. Me han pasado cosas como les pasan a todos los chicos", concluyó.

LEA MAS