Marian Farjat: "Me arrepiento de haberme ido de 'Gran Hermano'"

La joven se escapó de la casa pocos días después de haber ingresado y la producción decidió expulsarla. “Le fallé a la gente”, dijo

Marian Farjat
Marian Farjat

Marian Farjat ingresó a Gran Hermano 2016 una vez que el juego ya había comenzado, en reemplazo de Macarena Pérez, quien tomó la decisión de abandonar la casa. Pocos días después de haberse sumado al reality, trepó por una pared de la propiedad junto con Dante y se dio a la fuga. Regresó a los pocos minutos y no se mostró muy arrepentida de sus acciones. La producción del programa decidió expulsarlos a ella y su compañero.

Con la cabeza más fría, la joven analizó lo sucedido y aseguró que lo que hizo fue un acto de "rebeldía" y que en su momento no le importó la posibilidad de ser sancionada porque tenía "compromisos afuera". Y sostuvo: "Si decía que me quería ir no me iban a dejar ir de la nada, así que dije 'lo voy a hacer a mi manera'".

Sin embargo, en diálogo con La Once Diez / Radio de la Ciudad, se mostró arrepentida de haberse ido de la casa: "Me arrepiento de haberme ido porque después, cuando lo vi de afuera, dije 'estaba bueno, podría haber ganado'".

En ese sentido, manifestó: "Le fallé un poco a la gente. No pensaba irme tan rápido de la casa, pero realmente no aguanté el encierro. De vuelta no lo aguanté. Me divertí mucho mientras estuve, pero dije 'basta, hasta acá llegué'. No estaba con mi grupo de gente, extrañaba al grupo del año pasado".

Farjat, que hace poco terminó con su relación con Brian Lanzelotta, a quien conoció en GH 2015, dijo que no tuvo tan buena conexión con sus compañeros de esta generación del reality, al contrario de lo ocurrido en su primera participación. "Me llevaba bien con todos, pero no fue como la chispa del año pasado", precisó.

Sobre su relación con el joven, no descartó una reconciliación pero resaltó que "necesitamos tiempo para ver qué onda, porque si volvemos vamos a caer en lo mismo de siempre, en esas peleas muy fuertes que nos hacían mal a los dos".

Además, se refirió a la inesperada salida voluntaria de la casa de Azul: "La veía muy sola y aburrida. Noté que todos la querían usar porque la veían fuerte. Luifa, Pappa y Matías estaban con ella porque era fuerte, nada más la usaban para el juego. Ella se re dio cuenta, sabe que es fuerte afuera, no es boluda".