La última entrevista de Cacho Fontana con Teleshow: “Pienso mucho en el pasado y recuerdo lo que viví”

En abril del 2021 al cumplir 89 el locutor habló con este medio desde el geriátrico donde estaba viviendo y entre otras cosas, había expresado sus ganas de trabajar

Cacho Fontana
Cacho Fontana

A los 90 años murió Cacho Fontana, ícono indiscutido de la radio y televisión argentina. Desde hacía un tiempo el mítico conductor pasaba sus días en el geriátrico Interplaza, desde donde al cumplir sus 89, en abril del año pasado, habló con Teleshow. En aquella charla dijo que sus días eran largos pero que se mantenía informado y que ansiaba volver a trabajar.

“Estoy muy bien. Me siento mejor que alguien de 89 años, que ya de por sí son muchos”, celebraba en ese momento quien fuera la voz de Odol Pregunta a la vez que aunque estaba bien de ánimo, reconocía que los días se le hacían muy largos: “Interminables. Tengo que estar mucho en la cama. Si no, en otro momento, uno come, duerme la siesta, se levanta, toma la merienda, deja pasar un tiempo y vuelve a comer. Si yo no me cuidara, en este momento sería El Gordo Porcel”.

Por aquellos días, la televisión era una de sus máximas fuentes de entretenimiento y también compraba el diario. “La tele es el vehículo más importante de mi vida hoy. Estoy muy conectado. Leo todos los días para estar informado”. Le resultaba “difícil no hacer nada” y aseguraba que le hacía falta trabajar: “Es lo único que extraño”.

“Usted me escucha hablar y se da cuenta que no estoy lejos de poder trabajar. No quiero hacer alarde, pero estoy en condiciones. Todavía tengo una memoria al pie del cañón y una vida cargada de experiencia”, decía Norberto Palese, tal era su nombre real, quien previo a la pandemia hacía un programa por Radio Nacional, los primeros sábados de cada mes.

Claudio María Domínguez y Cacho Fontana en Odol Pregunta
Claudio María Domínguez y Cacho Fontana en Odol Pregunta

Aunque el año pasado ya había muchos lugares abiertos, él continuaba cuidándose. “Estoy súper bien atendido en esta clínica. Aquí vivo. Y, en fin... hay un clima parejo en todos lados del mundo... Nos tenemos que acostumbrar a esto”. En julio del 2020 había contraído COVID-19 por lo que estuvo internado en el Hospital Fernández. Meses después los pulmones volvieron a fallarle y necesitó una nueva internación en el mismo nosocomio de Palermo después de que volviera a desarrollar neumonía.

Su voz fue tan emblemática y conocida que en la residencia donde vivía le propusieron locutar el mensaje del contestador automático del lugar y lejos de la radio, él encantado aceptó. “Pienso mucho en el pasado y recuerdo lo que viví, para bien... Tengo en cuenta a mis compañeros, como a Antonio Carrizo, que fue un maestro para mi. Y a muchos otros. Mi cumpleaños es un día más. No lo festejo con gracia porque son muchos años, pero celebro que los estoy viviendo”, cerraba algo nostálgico.

El domingo por la noche falleció quien fuera su mujer, Liliana Caldini con quien fue padre de las mellizas Antonella, que no se movió de su lado, y Ludmila, que vive en Madrid. Tenía otra hija mayor, Estela, fruto de una relación anterior.

El locutor murió esta mañana, ya había tenido varios problemas de salud en los últimos tiempos. Norberto se crio en Barracas y uno de sus sueños y juegos preferidos de la infancia era hacer que tenía su propio programa de radio, deseo que alcanzaría aunque con el seudónimo de Jorge Cacho Fontana. “La radio es el medio que mejor permite ejercitar la imaginación. Tiene una instantaneidad contundente”, decía fascinado por el lugar donde pudo ser él.

En 1999 luego de ganar 14 Martín Fierro recibió el premio a la Trayectoria. Acompañado por sus hijas, alzó la estatuilla a pura emoción. “Tuve un quiebre de la persona que lesionó al profesional, pero ante ustedes me comprometo para transformar esta trayectoria en futuro”, dijo ante los aplausos del auditorio.

SEGUIR LEYENDO: