Alphabet, dueña de Google, creó proyecto para transmitir internet sin cables a través de un río

Las ciudades de Brazzaville (capital de la República del Congo) y Kinshasa vieron cómo los 4,8 km de distancia que existen entre ellas ya no son un impedimento para tener internet

Vista aérea de Brazzaville con el río Congo y Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo al fondo. (Foto: Education Images / Universal Images Group)
Vista aérea de Brazzaville con el río Congo y Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo al fondo. (Foto: Education Images / Universal Images Group)

Google es, sin duda alguna, el buscador más famoso e importante del mundo tal y como lo demuestra el 95,11 % de las personas que han usado este software para navegar por internet desde su celular en 2021, esto según datos de Statista.

Ahora bien, aunque Google por sí sola es una empresa de grandes proporciones, esta sigue limitándose y ajustándose a las órdenes que llegan desde un ser superior: Alphabet Inc. Esta compañía, además de Google, es filial de otros grandes proyectos alrededor del mundo en los que siempre se busca la forma de hacer de la tecnología una forma de vivir y, sobre todo, de mejorar la vida de las comunidades que más necesitan de esta.

El proyecto Taara es un buen ejemplo de esto. Esta iniciativa, cuyo objetivo principal es “ampliar el acceso global a internet rápido y asequible con rayos de luz”, es la más reciente apuesta de Alphabet para intentar suministrar de internet de alta velocidad a varias poblaciones del mundo, especialmente en zonas de gran necesidad como África.

Taara utiliza haces de luz para ofrecer conectividad de alta velocidad y alta capacidad a largas distancias. Al crear una serie de enlaces desde la red de fibra óptica de su socio por tierra a áreas desatendidas, los enlaces de Taara pueden transmitir Internet de alta velocidad y alta calidad a las personas. Foto: Taara
Taara utiliza haces de luz para ofrecer conectividad de alta velocidad y alta capacidad a largas distancias. Al crear una serie de enlaces desde la red de fibra óptica de su socio por tierra a áreas desatendidas, los enlaces de Taara pueden transmitir Internet de alta velocidad y alta calidad a las personas. Foto: Taara

“¿Qué pasaría si pudiéramos llevar velocidades similares a las de la fibra a comunidades desconectadas y desatendidas que, debido a la geografía o el costo, la fibra no puede alcanzar? ¿Qué pasaría si pudiéramos usar lo que aprendimos emitiendo láseres entre globos estratosféricos en los cielos aquí en la Tierra? ¿Qué pasaría si sacrificar una pequeña cantidad de confiabilidad de la señal en realidad hiciera que millones de personas más en todo el mundo tuvieran acceso a Internet más rápido y más barato?”, fueron las preguntas que se planteó Baris Erkmen, director de ingeniería de Taara.

Con base en estos cuestionamientos y las soluciones a los mismos, se logró crear una conexión perfecta entre las ciudades de Brazzaville (capital de la República del Congo) y Kinshasa, sin ninguna clase de cableado, a través del río Congo.

De acuerdo con Erkmen, con esta nueva conexión se lograron eliminar los excesivos costos en la conexión a internet que llegaba a Kinshasa, pues al ser una tecnología 100 % inalámbrica, ya no serían necesarios los más de 400 km de cable de fibra óptica que se necesitaban para rodear el río y así suministrar la señal a dicha ciudad. Desde ahora, los 4,8 kilómetros de distancia que existen entre Brazzaville y Kinshasa ya no serán un impedimento.

“Después de instalar los enlaces de Taara para la conectividad de haz sobre el río, el enlace de Taara proporcionó casi 700 TB de datos, el equivalente a ver un partido de la Copa Mundial de la FIFA en HD 270.000 veces, en 20 días con una disponibilidad del 99,9%”, explicó Erkmen, por medio de un comunicado oficial.

Una demostración del sistema de puntería y seguimiento de Taara para encontrar la alineación óptica. Foto: Taara
Una demostración del sistema de puntería y seguimiento de Taara para encontrar la alineación óptica. Foto: Taara

¿Cómo funciona esta tecnología?

Según explicó el director de Ingeniería de Taara, el mecanismo de la conectividad inalámbrica que usa este proyecto, funciona tal cual lo hace la tecnología de fibra óptica solo que sin el uso de cables y con rayos de luz invisibles más estrechos.

“De la misma manera que la fibra tradicional usa la luz para transportar datos a través de cables en el suelo, los enlaces de comunicación óptica inalámbrica de Taara usan rayos de luz invisibles muy estrechos para entregar velocidades similares a las de la fibra. Para crear un enlace, los terminales de Taara se buscan entre sí, detectan el haz de luz del otro y se bloquean como un apretón de manos para crear una conexión de gran ancho de banda”, añade la información.

De esta forma, con ayuda de la refinación de la capacidad de apunte y rastreo entre los terminales de luz, el control de mitigación de los cambios en el medio ambiente y el desarrollo de herramientas de planificación de redes, que detectan los mejores sitios para instalar esta tecnología, Alphabet, por medio de Taara, ha colaborado a la conexión rápida y económica de toda una comunidad en el continente africano.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR