Participó en el brutal asesinato de una nena en Uruguay hace cinco años: lo encontraron en Buenos Aires trabajando de fletero

El 9 de mayo de 2015 en el barrio Cerrito de la Victoria de Montevideo una menor de tres años y su padre fueron acribillados por dos pistoleros en un ajuste de cuentas. “El Totito”, acusado de ser el chofer del golpe, fue capturado este martes al mediodía por la división Interpol de la PFA en San Telmo

"El Totito", tras ser detenido hoy en San Telmo.
"El Totito", tras ser detenido hoy en San Telmo.

Este martes al mediodía en una empresa de fletes de la calle Chacabuco en San Telmo, la división Interpol de la Policía Federal llegó para llevarse a un empleado raso que no decía mucho. En la empresa, Richard Damián Méndez Astegui, apodado “El Totito”, de 26 años, era un simple peón que vivía una vida tranquila, sin hacer problemas o escándalos. No lo buscaban por ningún delito cometido en la Argentina, donde no tiene antecedentes. “El Totito” había llegado desde Uruguay, su país, donde sus problemas eran mucho mayores.

La división Interpol lo arrestó, precisamente, por un crimen bestial: hace cinco años en el barrio Cerrito de la Victoria de Montevideo, el joven fue acusado de participar en el asesinato a tiros de una nena de 3 años, donde el padre de la menor resultó también gravemente herido. Richard Damián fue identificado junto a su cómplice, luego huyó, para instalarse en el país. En julio de 2019, el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal N° 24 lo marcó con un pedido de captura internacional, una circular roja de Interpol bajo la calificación de homicidio y lesiones graves.

Richard Damián Méndez Astegui no tuvo antecedentes penales en el país.
Richard Damián Méndez Astegui no tuvo antecedentes penales en el país.

El crimen ocurrió el 9 de mayo de 2015 por la tarde en la intersección de Rosas y Guenoas. Un hombre llamado Diego viajaba en una moto Zanella con su hija de tres años y su esposa de 27. Al llegar a esa esquina, según medios uruguayos como Subrayado, dos desconocidos los interceptaron, a bordo de otra moto, presuntamente del mismo barrio que las víctimas.

La mujer salió ilesa, sin embargo, el hombre fue gravemente herido. La menor murió en el acto de un tiro en la cabeza: su madre intentó cubrirla de los disparos sin saber que su hija ya había recibido un impacto. Una tía de la niña que llegó al lugar intentó reanimarla, sin éxito. El padre, mientras tanto, fue trasladado a un hospital cercano con una bala en el pecho. La familia había salido a comprar regalos para el Día de la Madre.

Fuentes policiales aseguran que “Totito” está señalado en su país como el chofer de la moto del ataque, un ajuste de cuentas motivado por una situación de celos machistas. Su extradición al Uruguay estará a cargo del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi.

Con información de Federico Fahsbender

Seguí leyendo:

Dos mujeres fueron condenadas por quemar vivo a un hombre que dormía en un auto: creían que era el novio de una de ellas