Elida Piero, su ex cuñada Miriam Pérez y los cuatro hijos de ella dormían en la casa de madera que compartían cuando el olor a quemado, el humo y ruidos extraños los despertaron. Cuando abrieron los ojos, estaban rodeados de fuego. A pesar de la pesadilla del despertar, lograron escapar. Pero podrían haber muerto. Y no por un descuido o por un cortocircuito. Los investigadores están seguros de que la ex pareja de Piero, Marcelo Eduardo Santoro, intentó matarlos. A todos. Por eso el hombre se escondió y lo busca la Policía Bonaerense.

Santoro no asumía la idea de Piero de terminar la relación. Tampoco aceptaba la restricción perimetral que unos días antes había pedido su ex novia para que dejara de acosarla. Y como consecuencia de eso, el hombre le prendió fuego a la casilla donde Elida, Miriam y los cuatro chiquitos hijos de Pérez habitaban en la localidad de Malvinas Argentinas, Almirante Brown, sur del Gran Buenos Aires.

El hecho ocurrió durante la madrugada del último sábado. Se sospecha que cerca de las 5 de la madrugada Santoro generó fuego en la casa. Los indicios apuntan al hombre –que según fuentes del caso no tendría antecedentes penales– porque varios testigos contaron que lo vieron merodeando las inmediaciones de la casa esa noche.

Así quedó la casa que habitaba Elida Piero en Almirante Brown

Pero además, porque Piero dijo a los investigadores, encabezados por la fiscal de Lomas de Zamora Marcela Juan: “Estoy re segura que fue él, lo creo capaz de eso y mucho más, ya que como por las buenas no accedí a volver con él, sabía que iba a querer hacerme un daño". Según la víctima, días atrás Santoro se llevó al hijo que tuvo con ella.

Además la hermana de la víctima, Yanet Piero, contó que apenas ocurrido el incendio ella fue hasta la casa donde vive Santoro y que él le dijo: “Si Eli no está conmigo, no está con nadie" y luego le soltó su perro y se escapó.

Elida contó a los investigadores que días antes ya lo había visto dando vueltas por la zona. “Toda la gente del barrio lo vio, los vecinos lo vieron de día y de noche”, contó, y además resaltó que Santoro “sabía muy bien que estaban sus sobrinos en su casa y no le importó nada, sabía que la casa es de madera, todo el tiempo que rondaba estaba mirando qué hacer, qué daño hacer”.

La entrada a la casa que habría incendiado Santoro, detrás de los árboles; allí se lo vio merodear al sospechoso antes del fuego
La entrada a la casa que habría incendiado Santoro, detrás de los árboles; allí se lo vio merodear al sospechoso antes del fuego

Los investigadores además tienen en su poder imágenes tomadas por una cámara de seguridad de un vecino a la casa que Santoro habría incendiado donde se ve al sospechoso merodear la zona cerca de las 4:30 del 2 de noviembre y 25 minutos más tarde se lo ve bajar de un Volkswagen Vento gris oscuro y volver al vehículo e irse al cabo de unos minutos, en el mismo momento en que, en el video, se detecta que comenzaba el incendio.

Además, un vecino que cerca de las 5 de la madrugada esperaba a su hijo contó a los investigadores que vio entrar a Santoro a la casa donde vivía Piero, lo observó salir y luego escuchó una explosión.

“Santoro sabía muy bien que estaban sus sobrinos en su casa y no le importó nada, sabía que la casa es de madera”, remarcó Piero ante los investigadores. Por eso, el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, ordenó este martes su detención y un allanamiento en su casa. De momento, Santoro está acusado del delito de tentativa de homicidio. Se cree que su detención es cuestión de horas.

Seguí leyendo: