Las filas esta mañana en el Banco Nación tras las modificaciones en el esquema cambiario (Gustavo Gavotti)
Las filas esta mañana en el Banco Nación tras las modificaciones en el esquema cambiario (Gustavo Gavotti)

El delito en la provincia de Buenos Aires aumentó, sólo entre el 2017 y 2018, en prácticamente todos los rubros, de acuerdo al informe que publica anualmente el Ministerio Público Fiscal bonaerense para analizar los expedientes penales. El robo simple creció un 17,2%, el robo a mano armada un 3,8% y las causas por hurto lo hicieron en casi un 30%. Pero esa evolución estadística –no ajena al contexto social, político y económico del país– también demostró el auge de otro delito que es ligeramente más complejo y conlleva menores consecuencias penales: la estafa y el "cuento del tío". 

Los robos de dinero –y puntualmente de ahorros– orquestados a través de una abanico de farsas de lo más diverso aumentaron un 55,4% en un lapso de 12 meses: las causas en la provincia pasaron de ser 8.346 en 2017 a 12.971 el año pasado.

El delito se adapta a los tiempos La reacción judicial es previsiblemente menos dura contra un estafador que contra un ladrón de pistola al cinto: una acusación de estafa puede terminar con una pena de ejecución condicional en vez de cárcel dura.

Las estafas se castigan, a diferencia de los robos (con posibles agravantes por lesiones, amenazas o incluso homicidio), con una pena de un mes a seis años de prisión, de acuerdo al artículo 172 del Código Penal, que además es excarcelable si el tribunal a cargo considera que no hay riesgos procesales.

Es decir, un cuento del tío sale menos cárcel que una pistola en la cabeza. 

Ahora, la incertidumbre del actual panorama económico tras las PASO y las modificaciones en el esquema cambiario que siguieron, pusieron el foco en los depósitos en dólares y la eventual conveniencia de sacarlos del sistema financiero. Las largas colas en los bancos de esta mañana tras el DNU que impuso restricciones al esquema cambiario movilizan las retaguardias del delito con la promesa de efectivo verde.

A pesar de todas estas colas, fuentes en la Policía Bonaerense y en la Policía de la Ciudad coinciden en que los bancos no pidieron refuerzos de adicionales para la jornada de hoy a pesar de un comunicado de La Bancaria de garantizar la seguridad de los trabajadores del rubro.

El riesgo, se presupone, está en las casas.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

El efectivo circulante tiene números claros. De acuerdo a un reciente Informe Monetario del Banco Central, por ejemplo, entre el 9 y el 20 de agosto los depósitos en dólares del sector privado se redujeron 7,3% (de USD 32.500 millones a USD 30.133 millones). Un reporte de la calificadora de riesgos estadounidense Moody's incluso advirtió al respecto.

Es decir que, solamente en seis días, USD 2.367 millones se fueron del sistema directo al "colchón", cajas de seguridad o cuentas en el exterior del país.

Las víctimas principales de los "cuentos del tío" contemporáneos son los adultos mayores. Por esta razón, el PAMI y el Ministerio de Seguridad bonaerense incluso ofrecieron talleres para que los jubilados no caigan en la trampa.

"Abuela, mamá está en el Banco Nación y me pregunta si hiciste lo que anunció (Mauricio) Macri. Lo de los billetes, eso de que van a cambiar la denominación y van a dejar de servir en 2019", le dijo por teléfono a una mujer de 79 años de Belgrano una de sus cuatros nietas. O eso creía. Le respondió que no, pero tampoco dudó.

Ante la promesa de su falsa nieta de que en pocos minutos pasaría el contador de la familia para ayudarla a agilizar el trámite, la mujer siguió sus instrucciones: juntó todos sus ahorros, USD 54 mil, los metió en una bolsa, lo esperó y se los entregó en mano. Era una estafa. "Siento bronca conmigo, es mi culpa", le dijo en esa oportunidad E.L. a Infobae.

E.L., de 79 años, fue estafada y le robaron los ahorros de toda la vida (China Soler)
E.L., de 79 años, fue estafada y le robaron los ahorros de toda la vida (China Soler)

Esa modalidad se repite hasta el hartazgo en ese grupo etario. Llamados de falsos familiares, que alertan sobre falsos anuncios del Gobierno o falsos pronósticos económicos (el anuncio de un nuevo "corralito" es uno de los más comunes y efectivos porque impacta de lleno en la memoria reciente de las víctimas) y brindan una serie de instrucciones que siempre terminan en la pérdida total de los ahorros de una vida o de una suma guardada para una inversión.

Hay, de hecho, bandas organizadas directamente para estafar abuelos. En enero de este año, la Bonaerense llegó hasta el penal Abregú en Cruz del Eje, provincia de Córdoba, para desbaratar una organización de presos que se hacían pasar por abogados del ANSES.

Las detenciones a bandas de la comunidad gitana dedicadas a estafas y secuestros virtuales también se repitieron con insistencia en los últimos meses.

Las detenciones de miembros de la comunidad gitana se repitieron en los últimos meses
Las detenciones de miembros de la comunidad gitana se repitieron en los últimos meses

En 2017, los miembros un clan familiar gitano liderado por una mujer con prisión domiciliaria fueron arrestados por organizar secuestros virtuales y estafas a personas mayores con la clásica modalidad telefónica de "la llorona": llamaban a la casa de una familia y se hacían pasar por hijos, sobrinos y nietos secuestrados y, ante la desesperación y la sorpresa, exigían dinero para el rescate. Tenían autos y camionetas de alta gama, joyas y 500 mil dólares en su poder.

Hace poco más de 10 días, una mujer gitana fue detenida por la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Núñez tras haber engañado a una anciana de 77 años para que le entregara 22 mil dólares.

En esta oportunidad, además, sus interlocutores fueron por más y dijeron a la víctima que llamaban desde el mismísimo Banco Central. Le indicaron que iba a haber una fuerte devaluación y que por tal motivo debería entregar sus dólares a una gestora que se presentaría en su domicilio. La mujer, sin embargo, que ya había sido estafada, comprendió lo que estaba ocurriendo y avisó a su hijo, que llamó a la policía. 

Pero las víctimas no son solo ancianos indefensos.

La falsa concesionaria Biwave antes de su intempestivo cierre
La falsa concesionaria Biwave antes de su intempestivo cierre

En junio de este año, la Bonaerense atrapó a una banda que estafó a poco más de 30 personas tras la fachada de una concesionaria de autos llamada Biwave, que ofrecía vehículos a un precio mucho menor que el del mercado. Se publicitaban por internet pero hasta tenían una oficina con autos en exposiciones, grandes ventanales y escritorios montados para la trampa. 

"Yo necesitaba una camioneta porque tengo dos hijos discapacitados con una rara enfermedad llamada Tay-Sachs, que afecta al cerebro y al sistema nervioso central. Estuve buscando precio hasta que me topé con esta agencia", contó entonces a Infobae Luis, un empleado público de Temperley, que radicó la denuncia cuando se dio cuenta de que lo habían estafado.

Los clientes compraban los vehículos y firmaban papeles en una pantomima que parecía legal. Pero luego, cuando el tiempo empezaba a pasar y la entrega nunca se efectuaba, empezaban las excusas para demorar el proceso y hasta eventuales pedidos de más dinero.

El call center de los falsos créditos World Plan, cuando fue allanado
El call center de los falsos créditos World Plan, cuando fue allanado

La investigación, que se inició en 2018 a cargo de la fiscal Carolina Asprella, pudo comprobar que los estafadores tenían hasta un manual de excusas para demorar a la gente. Cuatro personas ligadas a la empresa –el dueño, su esposa, el gerente y el presidente de la sociedad– fueron detenidas en una nueva concesionaria que habían montado a metros del shopping Unicenter. Se calcula un daño de aproximadamente 5 millones de pesos.

También hay esquemas sumamente elaborados en torno a la oferta de créditos con tasas increíblemente bajas y casi sin requisitos. En julio de este año, una banda de 37 presuntos embaucadores fue capturada por la DDI de Trenque Lauquen tras una investigación de la UFI Nº 3 de la zona a cargo del doctor Juan Garriz.

Habían montado un sistema de call-centers con un negocio trucho llamado World Plan que engañaba, según fuentes policiales, de 15 a 20 personas de Casares, Trenque Lauquen, Pehuajó y Henderson por día para llevarse dos millones de pesos mensuales con solo depositar de 3 mil a 15 mil pesos.

SEGUÍ LEYENDO: