El drama de Oliver, el bebé que sobrevivió a un brutal accidente de tránsito pero perdió a toda su familia

El choque ocurrió el lunes en la Ruta 9 a la altura de la localidad de Zárate. El nene tiene 11 meses y se quedó sin sus padres y su abuela, todos venezolanos. Una amiga del papá se hará cargo de él por los próximos meses

Así quedó el auto en el que viajaba la familia
Así quedó el auto en el que viajaba la familia

Oliver Toro Chacón, un bebé de sólo 11 meses de edad, es el protagonista de una historia marcada definitivamente por la tragedia: fue el único sobreviviente de un violento accidente de tránsito en la Ruta 9; en la misma secuencia sus padres y su abuela –todos de origen venezolano– murieron. Ahora, el pequeño quedó sin ningún familiar directo en la Argentina y por los próximos meses quedará a cargo de una allegada de su papá hasta que alguien de su familia pueda viajar desde Venezuela.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, la familia de Oliver murió luego de un brutal choque múltiple en el kilometro 105, a la altura del partido bonaerense de Zárate. De acuerdo con la reconstrucción que pudieron hacer los investigadores, la camioneta Citroen Berlingo de color bordó en la que viajaba el menor impactó contra un auto Volkswagen Voyage en sentido Buenos Aires-Rosario, por causas que aún no fueron esclarecidas. Debido a la fuerza del impacto y a la velocidad a la que iban, el vehículo familiar se cruzó de mano y colisionó de frente contra un ómnibus de la empresa 20 de Junio, con 20 pasajeros a bordo. La camioneta quedó completamente destruida.

La mamá y el papá de Oliver
La mamá y el papá de Oliver

Las víctimas fatales fueron identificadas como Raúl Eduardo Toro, Mileidys Mariana Chacón Sánchez y Cecilia Sánchez de Chacón, la abuela de Oliver, quienes murieron en el acto. El bebé, por su parte, sufrió una fractura de fémur y tuvo que ser trasladado al Hospital “Virgen del Carmen” de Zárate, donde ya fue dado de alta. El conductor del Voyage resultó ileso mientras que el chofer del ómnibus fue asistido en el mismo centro de salud tras sufrir lesiones leves. El expediente quedó a cargo de la fiscal Andrea Palacios, titular de la UFI 7 del Departamento Judicial de Zárate, quien calificó el caso como triple homicidio culposo.

Durante las primeras horas después del accidente, nadie se presentó para reclamar por el menor y a partir de allí la preocupación fue creciendo El primero en atender al chico fue un pediatra, también nacido en Venezuela, quien a partir de que nadie se acercaba y ver que sus familiares eran del país caribeño, comenzó a pedir ayuda a través de las redes sociales para dar con alguien cercano que pudiera hacerse cargo de Oliver. Al pedido se sumaron otros profesionales y colegas del pediatra.

El ómnibus involucrado en el accidente
El ómnibus involucrado en el accidente

Fueron muchos los que se comunicaron para ofrecerse, incluso varios inmigrantes venezolanos que se conmovieron con la tragedia del menor. Finalmente, confirmó la doctora Alejandra Castaño, subsecretaria de Abordajes e Inclusión Social, de quien depende el área de Servicio Local del Municipio de Zárate, el niño será entregado “en abrigo” a una mujer identificada como S.C. Se trata de una compañera de trabajo del padre en una empresa de la localidad de Malvinas Argentinas. El cuidado del menor le fue asignado por un período máximo de 180 días.

“La mujer vino. Ella vive en Ingeniero Maschwitz con su pareja y dijo estar dispuesta a cuidar al niño, con el que tiene un vínculo, ya que conocía a toda la familia. Cuando el nene la vio, la reconoció. Es una referente afectiva del chico. Eso fue muy importante para nosotros al momento de otorgarle el cuidado de Oliver. Se trata de una medida de abrigo que dura 180 días. No quiere decir que es una adopción ni nada, es un medida de ‘abrigo’”, explicó la funcionaria a este medio.

El auto con el que chocó la camioneta
El auto con el que chocó la camioneta

Entre otros detalles, Castaño contó que a la sede del Municipio se acercó una pariente política lejana del niño, de nacionalidad venezolana, que vive en la Ciudad de Buenos Aires. Fue a través de ella que se pudo contactar a la familia de Oliver en Venezuela y en los Estados Unidos. Tras lograr el nexo, se realizó una videollamada de la que participaron algunos parientes del niño en los dos países. Castaño contó que en la charla participaron tíos, tías y abuelos del pequeño.

“Fue muy emocionante ese encuentro virtual. Es un momento muy difícil el que están atravesando. Pudieron ver que el bebé está bien, más allá de su fractura de fémur. Tienen pensado viajar, pero sabemos que la situación es complicada. En estos próximos seis meses se puede dar la situación de que logren trasladarse a la Argentina. No es sencillo. La situación económica, el COVID-19. Son muchas cosas”, aclaró Castaño.

Parte de la carrocería del auto de la familia
Parte de la carrocería del auto de la familia

En ese sentido, la funcionaria destacó la importante red de contención que se creó desde el accidente hasta encontrar quién lo va a cuidar. Resaltó la solidaridad de mucha gente. Incluso los empleadores del papá se hicieron cargo del sepelio de los tres fallecidos. “El Municipio lo iba a hacer pero fueron ellos. Al no tener familia acá, crearon vínculo con el círculo del trabajo”, indicó.

Respecto del estado de salud del nene, Castaño indicó que ya está al cuidado de su “nueva familia”. Reveló que de acuerdo con lo que le señaló el equipo de psicólogos, debido a la corta edad que tiene es probable que hasta ni siquiera recuerde el trauma de haber perdido a su familia. “Es una ventaja en este caso la corta edad”, agregó la doctora, quien destacó que Oliver va a poder festejar su primer cumpleaños con alguien que conoce a pesar de la tragedia que vivió. El pequeño –nacido en el país– cumple el próximo martes.

Seguir leyendo

TE PUEDE INTERESAR