Reencuentros familiares, viajes de trabajo y varados: las historias detrás del regreso de los vuelos

Aerolíneas Argentinas reinició hoy la operatoria regular de cabotaje, que estaba suspendida desde el 20 de marzo por la cuarentena, con un vuelo que se llevó a cabo en medio de estrictos controles sanitarios

cotano@infobae.com
Después de 7 meses volvieron los vuelos regulares de cabotaje - #Informe

Se levantó la prohibición de volar. Después de siete meses de suspensión debido a las restricciones aplicadas en el marco de las medidas sanitarias, este jueves salió el primer vuelo regular de cabotaje. Partió desde Ezeiza con destino Jujuy, dando por reinaugurado el servicio aéreo.

El vuelo 1407 despegó exactamente a las 7.15 desde nuestro aeropuerto internacional, con un alto factor de ocupación -con 90 pasajeros- expectantes por volver a volaro.

A pesar de la reapertura, en esta primera etapa solo pudo volar personal esencial, gente que requiere tratamientos médicos (con un acompañante) y aquellos que debían viajar por motivos de reunificaciones familiares o laborales. También quienes llegaron del exterior y deben regresar a las provincias donde residen. La autorización correspondiente se tramita en la página oficial https://www.argentina.gob.ar/circular. El Gobierno nacional informó que apunta a que el servicio se amplíe a los turistas y al público en general antes de fin de año.

Historias de reencuentros

Luis se protegió para volar a Mendoza
Luis se protegió para volar a Mendoza

Candela (16) es una de las 70 pasajeras del vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Jujuy. Hace siete meses que no ve a su madre ni a sus hermanos. Llegó a Buenos Aires los últimos días de febrero para pasar unas vacaciones con su padre, pero el cese de los vuelos comerciales le quitó la posibilidad de volver a su casa. Para esta adolescente la espera terminó. “No puedo creer que haya llegado el día, en el aeropuerto me esperan mi mama y mis hermanitos, le vamos hacer una sorpresa a mi abuela. Estuve muy triste porque no sabía cuándo iba a volver a abrazarlos”, cuenta.

Luis (34) es contador y nació en Mendoza, pero reside en Capital Federal desde hace casi una década. Su madre es discapacitada y necesita cuidados especiales continuos. Antes de la pandemia solía viajar dos veces al mes para asistirla, algo que quedó en pausa durante estos largos meses de suspensión de vuelos. “Tuve que hacer muchos trámites para subir al avión: un hisopado 24 horas del viaje, tramitar los permisos de circulación,... y el check in virtual ¡que no funcionaba! Fue frustrante y se volvió engorroso, pero necesito estar al lado de mi madre”.

Su caso también es dramático porque en junio tuvo una intervención quirúrgica de vesícula. Como medida de prevención –más allá del protocolo dispuesto por la aerolínea y el aeropuerto- Luis redobló las medidas de prevención sanitarias: “Me compré un mameluco, me puse guantes descartables, doble barbijo y máscara facial. No quiero correr riesgos, así me siento más seguro. Es una manera de cuidarme y cuidar a los otros”.

En ese mismo vuelo con destino a Mendoza viaja el pastor brasileño Rafael (36) de la iglesia Santuario de la Fe y su esposa, que recorren la Argentina de punta a punta predicando el evangelio. “Que incertidumbre interminable hubo con tanta postergación, la información era confusa. Pero ya estamos más cerca de San Juan, nuestro destino final. El plan es poder ir a Corrientes en diciembre, aunque esto es día a día”.

Analía (28) es jujeña. El mayo de 2019 decidió emigrar a la ciudad de Buenos Aires por una oportunidad laboral en su carrera como licenciada criminalística. En marzo de 2020 fue la última visita que hizo a su provincia y sus seres queridos. “Después se cerró todo, y me quedé sin volver. El mes pasado el estado de salud de mi padre empeoró y decidí sacar un pasaje. Por suerte no tuve inconvenientes para conseguir lugar. Ayer no podía dormir ante tanta expectativa. Estoy ansiosa por ver a mi papá”.

En Ezeiza hay abundante señalización
En Ezeiza hay abundante señalización

Ella, al igual que otros pasajeros, también usa mameluco descartable, guantes y máscara facial. “Me preparé así por desconfianza. Sin embargo, una vez adentro del aeropuerto me sentí segura”, admite.

Volver a bordo y a trabajar

Para los empleados del rubro aéreo, el 22 de octubre será recordado como un día histórico, ya que no solo vuelven los pasajeros a bordo, sino que retornan a sus puestos de trabajo.

“Estábamos tan expectantes como los pasajeros”, dice Eugenia Sigell, comisaría de a bordo de Aerolíneas Argentinas. “Para esta actividad el parate fue un golpe contra la pared. Ahora esperemos que poco a poco haya cada vez más frecuencias y destinos” agrega.

Eugenia es correntina, tiene tres hijos, hace 25 años vuela con la empresa y conoce más de 40 países. “Amo mi trabajo, lo disfruto y lo extrañaba. Es importante fomentar el turismo como actividad económica y social. los protocolos no son engorrosos y la gente se va habituando y respeta las limitaciones. Cumplimos a rajatabla para hacer la actividad viable. Somos muchas familias que vivimos del transporte aerocomercial”.

Menos gente y más espacio en el preembarque
Menos gente y más espacio en el preembarque

Una vuelta gradual

Aunque la prohibición de volar se levantó, todavía quedan puntos grises. “La oferta de vuelos es reducida por falta de demanda, ya que no hay pasajeros por turismo o viajes corporativos. También las tarifas se van a ajustar por los incrementos en los costos”, advirtieron fuentes del sector.

Además, aseguran que aún restan algunas autorizaciones que debe otorgar la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a las empresas, lo que se concretaría en el transcurso de este miércoles. “La autorización es algo formal, que se resuelve. El problema es que falta saber la postura de muchas provincias respecto a los vuelos. No hay un criterio unificado”, explicaron.

El cronograma de Aerolíneas Argentinas ya está definido, hay previsiones de partidas hacia Corrientes, Iguazú, Mendoza, San Luis y Ushuaia. Mientras que el viernes habrá vuelos hacia y desde Córdoba, La Rioja, Salta, Resistencia, Posadas, Bariloche, Comodoro Rivadavia y Neuquén.

En diálogo con Infobae, el ministro de Cultura y Turismo de Jujuy Federico Posadas celebró ser la primera provincia en recibir pasajeros. “Estamos felices y expectantes por la apertura de los cielos. Hoy empezamos con un vuelo semanal, y la idea es que haya una frecuencia de cuatro por semana para garantizar la conectividad nacional”.

Para ingresar a Jujuy solo se requiere de la obra social o prepaga al día. No se solicita test de PCR. Una vez en el aeropuerto se toman los datos personales de cada pasajero y se procede al control de temperatura. “Queremos seguir estos lineamientos para cuando retorne el turismo interno, luego interregional y finalmente a todo el país”, explicó el ministro.

La sala de espera, con distancia social
La sala de espera, con distancia social

En el caso particular de Jujuy, no agregó más requisitos que los establecidos en la Resolución del ministerio de Transporte de la semana pasada. Tierra del Fuego, en cambio, decidió conservar los requisitos de los vuelos especiales. Las provincias que aun no presentaron la información requerida por Transporte, por ahora, son Catamarca, Entre Ríos, La Pampa, Río Negro, Salta y Santa Fe.

Las medidas de prevención dispuestas por Aerolíneas Argentinas

La compañía diseñó en junio sus protocolos sanitarios y medidas de higiene y prevención para aplicar a sus vuelos. Las mismas siguen las recomendaciones de organismos internacionales de aviación —como International Air Transport Association (IATA) y Airports Council International (ACI)—, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación.

El protocolo en las distintas etapas del vuelo:

En el aeropuerto

-Para cumplir con las medidas preventivas dentro del aeropuerto, la empresa recomienda a los pasajeros que lleguen con mayor anticipación.

-En la puerta de acceso, se controlará la temperatura.

-Solo podrán ingresar a las terminales los pasajeros que tengan vuelos, sin acompañantes

-Los pasajeros deberán usar su barbijo o tapaboca en todo momento.

-Los pasajeros que requieran algún tipo de asistencia, como el uso de silla de ruedas, deberán hacer la reserva por lo menos 48 hábiles antes de la partida del vuelo. Todas las sillas de ruedas son sanitizadas antes de su uso.

La hilera para embarcar
La hilera para embarcar

En el check-in

-La recomendación de la empresas para los pasajeros es llegar con el web check-in ya listo.

-En el caso de realizar el check-in en el aeropuerto, respetar la distancia mínima de separación indicada con señales.

-Para validar la identidad únicamente se deberá mostrar el DNI, sin necesidad de entregar la documentación al personal de tráfico.

-Se va a sugerir viajar sólo con un artículo personal a bordo cumpliendo con las medidas sanitarias. Esto agilizará el embarque y desembarque y minimizará los movimientos dentro del aeropuerto.

-Se puede llevar un alcohol en gel de hasta 100 ml en el equipaje de mano.

Ropa especial, alcohol en gel, mámparas y toma de temperatura en el check in
Ropa especial, alcohol en gel, mámparas y toma de temperatura en el check in

En el embarque

-Se deberán mantener las distancias mínimas de separación y realizar una higiene frecuentemente de las manos.

-Las tripulaciones utilizarán tapabocas durante todo el vuelo

-Una vez validada la identidad, el pasajero tendrá que escanear su boarding pass en el lector correspondiente.

-Siempre que sea posible, se hará embarque por puertas con mangas de acceso. De ser necesario el uso de micros, también se hará en grupos reducidos.

-Las salas VIP (Salón Cóndor en Ezeiza y las salas del exterior) se encuentran cerradas.

Nuevos protocolos para volar
Nuevos protocolos para volar

En el vuelo

-Será obligatorio en todo momento el uso de barbijos o tapabocas. Las tripulaciones lo utilizarán durante todo el vuelo.

-Los pasajeros deberán limitar al máximo sus movimientos dentro del avión. En el caso de necesitar ir al toilette, hay que verificar antes que el cartel indicador de disponibilidad se encuentre encendido en color verde para no formar fila.

-El material de lectura, mantas, almohadas y auriculares estarán suspendidos.

La tripulación y los pasajeros con barbijo obligatorio
La tripulación y los pasajeros con barbijo obligatorio

-En los vuelos de cabotaje y regionales también quedarán suspendidos los servicios de comidas y bebidas.

-En los vuelos Internacionales, el servicio de alimentos y bebidas a bordo será limitado. Se ofrecerá, en tanto, un menú de contingencia en bolsas individuales, con productos frescos e industrializados. Al finalizar, se solicitará descartar todos los elementos en la misma bolsa en la que se los recibió para disminuir la interacción con la tripulación.

-El sistema de ventilación de los aviones permite mantener la calidad y sanidad del aire por la disposición de los asientos, que actúan como barreras y evitan el contacto cara a cara

-El sistema de ventilación de los aviones permite mantener la calidad y sanidad del aire por la disposición de los asientos, que actúan como barreras y evitan el contacto cara a cara

-Los servicios de comidas especiales y moisés también estarán temporalmente suspendidos.

Desembarque

- Los pasajeros podrán levantarse de sus asientos cuando la tripulación lo indique y la fila delantera se encuentre desocupada. Habrá que mantener en todo momento el distanciamiento recomendado.

- En el caso de los vuelos internacionales, se deberá entregar completo y firmado el formulario solicitado por las autoridades sanitarias.

La tripulación del primer vuelo en la reapertura (Aerolíneas Argentinas)
La tripulación del primer vuelo en la reapertura (Aerolíneas Argentinas)

Higiene de los aviones

-La empresa señaló que por su tratamiento de limpieza y sus filtros especiales de aire acondicionado, sus aviones cuentan con “altos estándares de cuidado y prevención”.

-El personal asignado, provisto de equipo de protección (Personal Protective Equipment), realiza el procedimiento de limpieza y desinfección antes y después de cada vuelo.

-Las tareas se intensifican en las zonas de alto contacto como asientos, apoyabrazos, mesas rebatibles, cinturones de seguridad, pantallas y controles. También se realiza un trabajo minucioso en baños, cestos de residuos, galleys y puertas.

-El protector del apoyacabeza es reemplazado luego de cada vuelo y se refuerzan los procedimientos de limpieza en tapicería y alfombras.

-Los productos de limpieza y desinfección utilizados son los recomendados en la Guía de Higiene y Saneamiento de los transportes aéreos de la OMS.

-La empresa aclaró que cuenta con un sistema de aire acondicionado que posee filtros especiales de alta eficiencia (HEPA, High Efficiency Particulate Air filters). Este sistema utilizado por la industria permite la renovación constante del aire de la cabina, eliminando el 99,9% de bacterias y microbios que circulan para hacer del avión un lugar seguro.

Desde Aerolíneas Argentinas destacaron que viajar en avión es seguro por el sistema de ventilación de los aviones, que permite mantener la calidad y sanidad del aire; por la disposición de los asientos, que actúan como barreras y evitan el contacto cara a cara; y por las medida complementarias como el control de temperatura previo al ingreso al aeropuerto. También por la medida de uso obligatorio de tapaboca de todos los pasajeros y trabajadores.

Seguí leyendo:

Vuelos de cabotaje: destinos, fechas y protocolos para el regreso a la actividad de las líneas aéreas

Galería de fotos: cómo fue el regreso de los vuelos regulares tras 7 meses de cuarentena



MAS NOTICIAS